La deforestación ilegal: ‘El secreto más oscuro del chocolate’

Se acerca el peor mes para la deforestación en Costa de Marfil, que transcurre a pasos agigantados debido a la falta de compromiso de las altas firmas chocolateras. martes, 18 de diciembre de 2018

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic

A miles de kilómetros de la gran industria chocolatera se abre paso una cruda realidad: el paisaje asolado por la deforestación de los bosques de Costa de Marfil, que ha perdido el 90% de sus bosques desde su independencia. El país que ocupa el puesto con mayor producción de cacao del mundo pierde cada año muchos parques nacionales y zonas de conservación. Antaño abundaban los elefantes y otras especies, hoy día arrasados para poner en su lugar vastos terrenos de cultivo de cacao.

Durante años, las grandes empresas chocolateras han provocado este arrasamiento de los bosques debido a la compra de cultivos provenientes de deforestaciones ilegales de parques ilegales tanto en Costa de Marfil como en Ghana, según denuncia la organización Mighty Earth en su informe El secreto más oscuro del chocolate.

Hace un año, las compañías de chocolate y cacao más grandes del mundo se reunían con los representantes de ambos países con el compromiso de transformar la industria y erradicar la deforestación provocada por esta, así como para proteger los derechos humanos vulnerados de los trabajadores, que en ocasiones perciben un salario inferior a un dólar al día.

“En Costa de Marfil, grandes marcas de chocolate como Ferrero Rocher, Mars y Cadbury compraban a comerciantes irresponsables como Cargill, que obtuvo hasta el 40 por ciento del cacao nacional dentro de parques nacionales y áreas protegidas”, afirma Mighty Earth en la nueva investigación.

La deforestación ilegal: ‘El secreto más oscuro del chocolate’

A pesar de los compromisos adquiridos en la Cumbre del Clima celebrada el pasado año en Bonn, la COP23, la deforestación, lejos de erradicarse, ha aumentado en la mitad de los bosques de la zona. Así lo afirma la nueva investigación de la organización, “Tras el envoltorio: greenwashing en la industria chocolatera”, que señala como responsables a estas compañías y a los grandes responsables de los países.

“Hemos descubierto muchos 'hotspots' nuevos de deforestación”, denuncian. “De hecho, tan solo en el corazón del cacao del sudoeste de Costa de Marfil, la deforestación en 2018 hasta el momento es de 13.748 hectáreas, equivalente a 15.000 campos de fútbol, no mucho menos que los 21.000 campos de fútbol registrados en 2017, o los 13.000 campos de fútbol de bosque perdidos en 2016”.

‘Cacao y bosques’, hacia modelos de producción sin deforestación

La buena noticia es que no todos los productores han dejado de lado su objetivo. A lo largo de 2018, más de 30 participantes que se comprometieron han estado desarrollando sus planes de acción individuales de la iniciativa “Cacao y bosques” y publicarán su plan de acción en febrero de 2019.

La deforestación ilegal: ‘El secreto más oscuro del chocolate’

Hoy más de la mitad del cacao y el chocolate comercializado están libres de responsabilidad en la deforestación mundial. El informe afirma además que “a pesar del arrastre de los rezagados como Cadbury, SucDen y Touton, otras compañías que progresan como Lindt, Hershey, Nestlé y Barry Callebaut tienen políticas globales libres de deforestación para todo su cacao”.

Pero desde la puesta en marcha de la iniciativa, más de la mitad de los bosques de Costa de Marfil y Ghana han aumentado su deforestación, por lo que los gobiernos y la industria deben trabajar de forma urgente para garantizar y financiar un cambio real en la situación.

Los gobiernos deben trabajar con la industria para identificar qué productos agrícolas están destruyendo los bosques. Con el pico de mayor deforestación a la vuelta de la esquina, en enero, Costa de Marfil y otros países como Ghana y Colombia deben aterrizar sus compromisos a través de acciones reales antes de que sea demasiado tarde para sus bosques.

Seguir leyendo