El tigre de Sumatra, amenazado por la deforestación

Un nuevo estudio apunta a que que las plantaciones de palma aceitera podrían conducir a los felinos salvajes a la extinción.miércoles, 13 de diciembre de 2017

El tigre de Sumatra, amenazado por la deforestación
El tigre de Sumatra, amenazado por la deforestación

A medida que las selvas de Sumatra caen ante las plantaciones de aceite de palma, este tigre en peligro crítico de extinción podría desaparecer del planeta antes de lo que pensamos. Según un nuevo estudio, solo quedan dos regiones en esta isla indonesia con suficientes hembras reproductoras para sustentar a la especie.

«La erosión de amplias zonas de selva hace que los tigres de Sumatra estén un paso más cerca de la extinción», afirma el líder del estudio Matthew Luskin, investigador asociado de la Smithsonian Institution que trabaja en la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur. 

El tigre de Sumatra es la más pequeña de las nueve subespecies originales; los machos apenas crecen hasta los 2,4 metros de largo.

Pese a las exitosas iniciativas anti caza furtiva, la población de tigres de Sumatra ha disminuido aproximadamente un 17 por ciento desde el año 2000: solo quedan 600 ejemplares en estado salvaje. Los tigres en las islas vecinas de Java, Bali y Singapur se extinguieron durante el siglo XX.

Esto se debe en gran parte a que entre los años 2000 y 2012 se destruyó un 17 por ciento del hábitat de estos tigres, principalmente para plantaciones de palma aceitera, que cubren 12.140 hectáreas del país. «Sumatra tiene una de las tasas de deforestación más altas del mundo», añade Luskin, que recibió financiación de la National Geographic Society para su investigación.

A partir de imágenes y vídeos de cientos de cámaras trampa infrarrojas distribuidas en dos parques nacionales, Luskin y su equipo identificaron a los tigres por sus singulares patrones a rayas. De este modo obtuvieron una estimación del número de tigres que viven en una zona determinada. Esta información se combinó con datos de 17 estimaciones anteriores de la densidad de población de los tigres.

Los resultados desvelaron que el número de ejemplares de tigres es dos veces superior en bosques primarios frente a bosques degradados o talados, lo que resalta la extrema importancia del bosque primario para la supervivencia de la especie. 

La estrategia de conservación global de Luskin y sus colegas depende del mantenimiento de una red de «poblaciones de origen seguras» con al menos 25 hembras reproductoras en un hábitat apropiado, lo suficientemente grande para albergar a más de 50 hembras reproductoras.

Galería relacionada:

Seguir leyendo