El estado de Nueva York prohibirá las bolsas de plástico

Un nuevo presupuesto estatal pretende eliminar las bolsas de un solo uso como iniciativa para reducir la contaminación, aunque se permitirán excepciones.lunes, 1 de abril de 2019

Artículo creado en colaboración con la National Geographic Society.

El estado de Nueva York está a punto de prohibir las bolsas de la compra de plástico, convirtiéndose así en el segundo estado estadounidense después de California en prohibirlas.

La prohibición, que forma parte de la propuesta de ley del presupuesto estatal y que se aprobará hoy, prohibirá a los pequeños comercios ofrecer bolsas de un solo uso a sus clientes. Entrará en vigor en marzo del año que viene.

Las bolsas de la compra son uno de los artículos que más aparece en las prohibiciones de bolsas y plásticos de un solo uso, que empezaron a entrar en vigor en el año 2000 y siguen generalizándose por todo el mundo. Hasta ahora, hasta 127 países han impuesto prohibiciones o impuestos a las bolsas de plástico, según el recuento de la ONU en julio de 2018. Europa empezó a eliminar gradualmente los plásticos hace 15 años. Esta semana, el Parlamento Europeo ha tomado medidas para prohibir los 10 artículos que más se suelen encontrar en playas europeas, entre ellos las bolsas, para 2021.

“Los residentes del estado usan cada año 23.000 millones de bolsas de plástico.”

por DEPARTAMENTO DE CONSERVACIÓN MEDIOAMBIENTAL DE NUEVA YORK

En Estados Unidos, las medidas estatales contra las bolsas han empezado a cobrar impulso. Además de California, que prohibió las bolsas de la compra en 2016, también están prohibidas en Hawái, ya que todos los condados del estado las ha prohibido. La Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales ha recogido una lista de la legislación de las bolsas aquí. Una página web interactiva, Ban the Bag realiza un seguimiento de las prohibiciones aprobadas o pendientes de aprobación en ciudades y estados.

Las bolsas de la compra han sido el blanco porque su naturaleza ligera hace que sean transportadas fácilmente por el aire. Se las ve colgando de las ramas de los árboles y atascando las alcantarillas de las ciudades. Los animales salvajes las consumen, incluso el ganado y otros animales grandes, y las aves y otras criaturas pequeñas las desmenuzan.

En ecosistemas marinos, las tortugas marinas suelen confundir las bolsas de plástico con medusas, su alimento favorito. Los peces se las comen. También han muerto una serie de cetáceos como consecuencia del consumo de plásticos. Entre ellos figuran una ballena descubierta a principios de este mes en las Filipinas con 40 kilos de plástico en el estómago.

Este cachalote muerto tenía seis kilos de plástico en el estómago
Un cachalote muerto ha aparecido varado en Indonesia oriental con casi seis kilos de plástico en el estómago. Entre los restos había 115 vasos, 25 bolsas de plástico, dos chanclas y más de 1.000 fragmentos de cuerda. Se desconoce la causa exacta de la muerte de la ballena, pero los observadores afirman que esta pone de manifiesto la crisis global del plástico.

También cuesta reciclar estas bolsas de la compra ligeras. Muchas plantas de reciclaje municipales no las aceptan porque pueden atascar la maquinaria. Muchos supermercados recogen bolsas de la compra usadas en contenedores. Dichas bolsas se convierten en parte de un sistema circular de refabricación: las envían a fábricas para que las conviertan en bolsas nuevas. Pero la recogida en los supermercados es desigual y hay millones de bolsas que nunca se recogen. Otros tipos de comercios minoristas carecen de sistemas de recogida.

Según el Departamento de Conservación Medioambiental del estado de Nueva York, sus residentes usan cada año unas 23.000 bolsas de plástico. Solo la ciudad de Nueva York utiliza más de 10.000 millones de bolsas de plástico al año, que representan 1.700 toneladas de basura residencial cada semana. Se estima que la ciudad paga 12,5 millones de dólares al año para transportar dichas bolsas hasta vertederos fuera del estado.

La prohibición de Nueva York concederá excepciones a las bolsas de comida para llevar, las utilizadas para envolver productos de charcutería, bolsas para la ropa y bolsas vendidas al por mayor, como las bolsas para cubos de basura.

El plan también permitirá que los condados de Nueva York impongan una tasa de cinco céntimos a las bolsas de papel.

Esta historia forma parte de ¿Planeta o plástico?, una iniciativa plurianual para crear conciencia sobre la crisis global de desechos plásticos. Ayúdanos a evitar que mil millones de objetos de plástico de un solo uso lleguen al mar para finales de 2020. Elige al planeta. Comprométete en www.planetaoplastico.es.
La National Geographic Society y Sky Ocean Ventures han puesto en marcha el Ocean Plastic Innovation Challenge, que pide a personas de todo el mundo que piensen y desarrollen soluciones novedosas para frenar la crisis de residuos plásticos del planeta. ¿Tienes una idea? Presenta tu solución antes del 11 de junio en oceanplastic-challenge.org.
Seguir leyendo