Venecia sufre las peores inundaciones en 50 años

La subida de la marea agravada por un fuerte temporal y los vientos estacionales ha provocado el ascenso de las aguas venecianas hasta el segundo peor nivel registrado hasta la fecha.jueves, 14 de noviembre de 2019

Por Redacción National Geographic

La emblemática ciudad italiana de Venecia está asediada por las aguas, que han alcanzado niveles que no se habían registrado en 53 años debido a la combinación de subidas extremas de la marea, temporales y una ciudad que lleva hundiéndose casi desde que se construyó.

Las mareas venecianas, denominadas acqua alta, se producen cada año en noviembre y diciembre cuando los vientos estacionales empujan las mareas altas por los canales, las alcantarillas y las calles de la ciudad. La inundación de esta semana es la segunda más intensa tras la de 1966, cuando la marea alcanzó los 187 centímetros.

Según las noticias, las plataformas elevadas colocadas sobre la marca de inundación habitual en la plaza de San Marcos para permitir el paso no fueron rivales para la marea alta. Las autoridades acabaron retirándolas para que no se las llevara el agua.

El año pasado, tres cuartos de la ciudad histórica quedaron sumergidos tras la marea alta y un fuerte temporal.

Ante el cambio climático y el aumento del nivel del mar a nivel global, Venecia, fundada sobre un suelo blando y pantanoso, corre cada vez más peligro. Los expertos sostienen que los niveles de la cuenca mediterránea podrían aumentar hasta 152 centímetros para finales de este siglo, lo que incrementaría el riesgo de que la ciudad se inunde con más frecuencia que la media actual de cuatro veces al año.

Los líderes municipales llevan trabajando en un plan ambicioso para salvar la ciudad desde 2003. El proyecto, denominado MOSE (MOdulo Sperimentale Elettromeccanico), consiste en un sistema de puertas móviles destinadas a proteger la ciudad y la laguna de las subidas de marea extremas. El proyecto de geoingeniería se basa en una tecnología que ha existido durante décadas y ha estado plagado de problemas, como los sobrecostes y las acusaciones de corrupción.

Se suponía que las puertas se finalizarían en 2011, pero algunas autoridades afirman que no estarán listas hasta dentro de tres años.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo