¿Pueden los robles ayudar a frenar los incendios forestales en el Himalaya?

La tala intensiva durante la época colonial británica y la replantación con una sola especie -el pino de crecimiento rápido- debilitaron la salud del bosque. Ahora, los lugareños están ganando espacio para que vuelvan a crecer más robles.

Por Nilanjana Bhowmick
Publicado 21 feb 2022, 11:42 CET
Una mujer conduce el ganado a través de un bosque de pinos en Uttarakhand, India.

Una mujer conduce el ganado a través de un bosque de pinos en Uttarakhand, India. Los incendios forestales son cada vez más frecuentes, ya que la sequía provocada por el cambio climático hace que los bosques de pinos sean más inflamables.

Fotografía de Marji Lang, LightRocket/Getty Images

En las estribaciones del Himalaya, en el norte de la India, Vimla Bisht pasa casi todos los días recogiendo agujas de pino secas del bosque reseco en un gigantesco saco de tela, que lleva en la cabeza para el largo camino de vuelta a casa. Utiliza las agujas para que su ganado pueda dormir, aunque las recoge para proteger a su pueblo de los efectos secundarios de la sequía: el fuego.

Bisht, de 32 años, vive en Parwara, un asentamiento de unas 1300 personas situado a 2000 metros de altura en el Himalaya central. Los incendios estacionales se han vuelto más feroces a medida que el cambio climático modifica el paisaje. Bisht y sus vecinos forman parte de la primera línea en el esfuerzo por prevenir el tipo de infiernos que ahora se producen anualmente en Australia y California.

 "No habíamos visto antes incendios forestales tan furiosos", dice. "Por eso, ahora intentamos limpiar el suelo del bosque de esta amenaza en la medida de lo posible".

Pero el cambio climático no es la única razón por la que este paisaje se ha vuelto más propenso a los incendios. Durante más de un siglo, a partir de finales del siglo XIX, bajo el dominio colonial británico, los bosques de robles autóctonos de esta zona se talaron en gran medida, en parte para construir la amplia red ferroviaria de la India. Con el tiempo, los bosques se replantaron con pinos de rápido crecimiento, con sus agujas altamente inflamables.

El esfuerzo por ordenar el bosque es uno de los pequeños programas de restauración similares que llevan a cabo los empresarios rurales de la región. Se están llevando a cabo campañas locales (algunas con éxito) para restaurar los bosques de robles autóctonos que han sido sustituidos en gran parte por pinos. Para los que recogen agujas de pino, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la bioenergía las compra para quemarlas en ocho pequeñas plantas que generan electricidad limpia en todo el estado de Uttarakhand, el estado natal de Parwara.

"Se trata de algo pequeño (micro-pequeño), pero lo más importante es que esta electricidad sale de la energía destructiva de las agujas de pino", dice Rajnish Jain, cofundador de la organización sin ánimo de lucro, Avani. "Esto está ayudando a limpiar los suelos de los bosques, a prevenir los incendios forestales y a conservar la biodiversidad". 

La temporada de incendios se ha vuelto más intensa

La temporada de incendios en el Himalaya comienza a finales del otoño y se prolonga durante la primavera hasta que comienzan las lluvias monzónicas. En lo que va de invierno, el clima errático ha proporcionado fuertes nevadas, un alivio en comparación con 2020, cuando los incendios que comenzaron en octubre ardieron continuamente hasta abril de 2021. Pero nadie espera que la suerte del buen tiempo de este año dure, y todavía es lo suficientemente pronto como para que el fuego pueda presentarse antes de que comiencen las lluvias.

Incendio forestal en las colinas alrededor de New Tehri en Bourari en el estado indio de Uttarakhand el 24 de mayo de 2018. Los lugareños están limpiando los bosques de pinos en algunas partes del estado en un esfuerzo por evitar estos incendios.

Fotografía de Prakash Singh, AFP/Getty Images

Los incendios forestales no son un fenómeno nuevo en estas estribaciones, pero su frecuencia y los daños que causan han aumentado considerablemente en la última década. Muchos expertos calificaron la temporada de incendios de 2020-2021 como la peor de la última década, ya que se produjeron más de 1000 incendios en la muy boscosa Uttarakhand, que comparte fronteras internacionales con Nepal y China.

Según el Servicio de Vigilancia Atmosférica Copérnico (CAMS) de la Unión Europea, los incendios forestales de Uttarakhand emitieron 0,2 megatoneladas de carbono en un solo mes el año pasado, la cifra más alta desde 2003. El hollín de los incendios también ha llegado al Alto Ártico, a veces en menos de una semana.

Aparte de por el calentamiento del clima, la vulnerabilidad de la región a los incendios se debe en parte a los profundos cambios que han sufrido los bosques, que se remontan al siglo XIX y al periodo colonial británico, cuando los colonos talaron intensamente los bosques de robles de hoja ancha y los sustituyeron por pinos de rápido crecimiento.

Antes robles, ahora pinos 

Superficie forestal de la India

Fotografía de NAtional Geographic

Ese cambio transformó los bosques del norte de la India, en su mayoría mixtos, en bosques dominados por una sola especie. Los pinos chir nativos prometían grandes beneficios comerciales, pero debilitaban el frágil equilibrio ecológico de la región de un modo que no se reconoció plenamente hasta que la temporada de incendios se agravó en la última década.

La pérdida de bosques de robles se observó ya en 1874. Ese año, Hugh Cleghorn, el primer inspector general de bosques en la India, dijo a la Real Sociedad Escocesa de Arboricultura que "el gobierno de la India empezó a sentirse seriamente avergonzado por la escasez de madera".

En los años siguientes, los británicos construyeron lo que sigue siendo una de las mayores redes nacionales de ferrocarril del mundo. Talaron los bosques de toda la India, incluidos los robledales del Himalaya, para fabricar las traviesas de madera entre los raíles. En 1910, el sistema ferroviario se había ampliado a 51 650 kilómetros de vías. Las dos guerras mundiales que siguieron crearon una demanda aún mayor de madera india, ya que los británicos sustituyeron el escaso acero por madera para construir cajas de munición, piezas de rifles y aviones, y la exportaron como combustible para las tropas estacionadas en el extranjero. Sólo en la Segunda Guerra Mundial, los británicos suministraron "más de un millón de toneladas de madera" al ejército y al ferrocarril indio, según un documento de investigación sobre el papel de la madera india en el conflicto.

A medida que el mercado de la resina de pino se expandía, la plantación de pinos también lo hacía, convirtiendo a la India en uno de los mayores productores del mundo.

Los robles: la esencia del bosque nativo

Los robles de Banj, conocidos como la clave de la salud del hábitat forestal, "atraen la lluvia y modulan el flujo de agua superficial en los arroyos y los patrones climáticos locales", dice Ghazala Shahabuddin, coautora de un estudio que descubrió que los bosques de pinos se están expandiendo mientras el roble nativo está disminuyendo. Los pinos se regeneran rápidamente después de un incendio, mientras que la regeneración del roble lleva más tiempo, es más complicada y a menudo fracasa.

El pino desplaza al roble, que sólo puede germinar en suelos húmedos y zonas de sombra. Las plántulas de roble tienen una alta tasa de mortalidad en su primer año, especialmente si las condiciones son demasiado secas, y a veces pueden tardar hasta una década en convertirse en árboles jóvenes. Estas mismas condiciones, en cambio, son perfectas para el tenaz pino. Protegido por una gruesa corteza resistente al fuego, el pino no arde. Sin embargo, deja caer grandes cantidades de agujas de pino en el suelo del bosque, a veces hasta las rodillas, y las agujas de pino secas crean el polvorín perfecto para convertir los pequeños incendios provocados por el hombre en llamas intensas y destructivas.

Incluso después de que los británicos abandonaran la India, se siguieron plantando pinos hasta 1980. La investigación de Shahabuddin descubrió que los bosques de robles talados para establecer plantaciones de pino chir condujeron a la "densificación y propagación de los rodales de pinos jóvenes".

En la actualidad, Uttarakhand puede perder "gran parte de sus bosques de frondosas y, con ello, una parte importante de su biodiversidad, con el paso del tiempo", afirma Shahabuddin.

La ayuda está en camino

Hace cuatro años, se inició un esfuerzo para restaurar los bosques autóctonos y fortalecer el ecosistema cuando VNV Advisory, una organización que trabaja para ayudar a las comunidades afectadas por el cambio climático, puso en marcha un proyecto de compensación de carbono de 30 años de duración para plantar robles en casi 20 kilómetros cuadrados repartidos por 30 pueblos.

Sandeep Roy Choudhury, cofundador y director del grupo, dice que el plan "consiste en detener la progresión del pino y recuperar otras variedades locales de hoja ancha".

De vuelta a Parwara, continúa el barrido diario de los suelos del bosque. Todas las tardes aparecen pilas de bolsas de tela de colores brillantes llenas de agujas en las laderas de la montaña por encima de la aldea, a la espera de ser llevadas de vuelta al pueblo. La idea de limpiar las agujas del suelo del bosque parece una tarea insuperable, pero Bisht y otros habitantes del pueblo están decididos a lograrlo. "No alimentaremos el fuego", dice.

El esfuerzo ya está provocando un cambio. En Avani, la empresa de biocombustibles, Jain dice que la eliminación de las agujas ha hecho algo más que disminuir el riesgo de incendio: está recuperando el bosque.

"En las zonas en las que los aldeanos han eliminado las agujas de pino de forma continuada durante los últimos cuatro o cinco años, los robles están volviendo a crecer sin necesidad de replantar", afirma.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Medio Ambiente
El árbol intruso que aterroriza los incendios estivales de la Patagonia
Medio Ambiente
¿Qué hace un buscador de semillas y por qué es tan importante?
Medio Ambiente
"Ahora o nunca": las 4 conclusiones urgentes del informe de la ONU sobre el clima
Medio Ambiente
¿Cuál es el árbol más antiguo de la Tierra y sobrevivirá al cambio climático?
Medio Ambiente
Ante la gran oferta de proyectos de plantación de árboles, ¿cómo elegir la opción correcta?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved