Medio Ambiente

Cientos de orangutanes mueren cada año a manos de los humanos

Por Redacción National Geographic

17 de noviembre de 2011

Un nuevo estudio da a conocer que gente en Indonesia caza y come orangutanes en extinción.

Anualmente se cazan cientos de orangutanes por su carne o por la amenaza que suponen para los cultivos de la región de Kalimantan, en la isla de Borneo, según ha dado entender una encuesta realizada a 7.000 aldeanos locales.

Los resultados de la encuesta sugieren cada año se cazan entre 750 y 1.790 orangutanes de Borneo en Kalimantan.

Una cifra significativa como para convertirse en una grave amenaza para la especie.

Hay dos especies de orangután, el orangután de Borneo y el orangután de Sumatra. Si bien ambas especies se consideradas en peligro de extinción por la Unión Internacional para la conservación de la naturaleza, el nuevo estudio centra exclusivamente en  orangutanes de Borneo que viven en Kalimantan.

Los científicos estiman que si se asesina un determinado número de orangutanes hembra, la especie podría llegar a extinguirse.

Personas vs orangutanes

La ecologista de vida silvestre Amy Dickman de la Universidad de Oxford declaró que el número de orangutanes asesinados en Indonesia no era ninguna sorpresa; “Aun así, el número de asesinatos anuales sigue sorprendiendo a la gente”. Amy dirige un proyecto de la unidad de investigación y de conservación de vida silvestre financiado por Big Cats Initiative de la National Geographic Society, propietaria de National Geographic News. El proyecto se dedica al estudio de los conflictos entre el ser humano y los leones o los grandes carnívoros de Tanzania.

"La gente está muy concienciada con la pérdida del hábitat, como debe ser. Pero en ocasiones esto conduce a un punto de inflexión donde se lleva la vida salvaje a territorio dominado por el hombre donde empiezan los conflictos”.

“Otro problema es que el ser humano suele llevar ventaja cuando se enfrenta a la vida salvaje. Hoy día el ser humano dispone de más a la hora de responder a los ataques. Antes se mataba a los animales mediante trampas o lanzas, pero ahora el ser humano dispone de venenos, AK- 47, y explosivos que son mucho más eficientes.”

Convivir con la fauna

El estudio indica también que solo un número muy reducido de personas reportan los asesinatos de orangutanes. El estudio también encontró que muchas de las personas que matan orangutanes en Kalimantan matan solo uno o unos pocos a lo largo de toda su vida, de acuerdo con la encuesta.

"Esto sugiere que la mayoría de la gente que mata puede hacerlo de forma oportunista", escriben los autores en la edición del 11 de noviembre de la revista PLoS ONE , “y que podría ser relativamente fácil convencer a la gente de que estos asesinatos no son aceptables."

Dickman de la Universidad de Oxford Dickman dio a conocer una de las claves para acabar con los conflictos entre humanos y fauna: proporcionar a las personas medios que les ayuden a coexistir pacíficamente con los animales.

Por ejemplo, en Tanzania, el grupo de Dickman, WildCRU, ayudó a los aldeanos a obtener recintos más grandes para una mejor ganadería. Esta acción redujo las tasas de los ataques al ganado por parte de los grandes carnívoros en un promedio de dos por semana a cero.

Seguir leyendo