Medio Ambiente

¿Por qué son tan frecuentes los desastres naturales en Filipinas?

Por Redacción National Geographic

14 de noviembre de 2013

Según los expertos, los datos no oficiales apuntan ya a los 10.000 muertos en Filipinas, un país acostumbrado a las catástrofes naturales, tras el paso del tifón Haiyan.

Efectivamente, no son extraños los tifones o las erupciones volcánicas en la región, que han sido responsables en el pasado de tragedias con elevadas cifras de muertes. ¿Por qué son tan frecuentes estos fenómenos en el país? Desde National Geographic explicamos algunas de las razones.

1. Aguas cálidas

Filipinas, que es castigado por aproximadamente 20 tifones al año, apenas ofrece protección frente a las aguas del Pacífico, que no encuentran obstáculos para alcanzar la costa cuando se levanta una tormenta.

Según el científico Colin Price, de la Universidad de Tel Aviv, se trata de las aguas más cálidas del mundo; no en vano son conocidas como «la piscina caliente de Indonesia y Filipinas.

«Para que se formen tifones es necesario que las temperaturas superen los 28°C, algo habitual en el Pacífico occidental», afirma Price.

2. Concentraciones costeras

Gran parte de la población está asentada en las islas bajas de Filipinas, con más del 60% de la población en las zonas costeras, según datos del Banco Mundial.

El tifón Haiyan llegó a soplar a más de 300 kilómetros por hora, levantando olas de hasta 15 metros de altura que arrasaron la isla de Leyte, al sureste de Manila y una de las más pobladas.

3. Deforestación

Durante anteriores tifones, los aludes de barro acabaron con la vida de muchos supervivientes; efectivamente, en las laderas de las montañas, sin árboles, se pueden formar estos aludes cuando estalla una tormenta.

La deforestación ha sido responsable de problemas similares en lugares como Haití. Además, obstruyen el paso de agua, por lo que se crean estancamientos relacionados después con brotes de cólera.

4. Cinturón de Fuego

Por encima de estas razones, el principal motivo de las catástrofes es que Filipinas se encuentra sobre el llamado «Cinturón de Fuego del Pacífico», que concentra zonas de intensa actividad sísmica y volcánica.

Por tanto, el país sufre con frecuencia tsunamis y terremotos, como el de magnitud 7,2 que sacudió el mes pasado la isla de Bohol, acabando con la vida de 222 personas.

5. Subdesarrollo

La población pobre de Filipinas ha ido instalándose principalmente en las regiones costeras, donde la mala calidad de las construcciones y los inadecuados planes de evacuación han jugado un papel fundamental en la tragedia.

De hecho, están viendo la luz nuevos informes que afirman que muchas personas murieron en casas demasiado frágiles como para aguantar una tormenta de estas características.

Así, el Observatorio de Manila ha declarado que la combinación de pobreza y movilidad de la población ha situado al país entre los 10 con mayor riesgo de inundaciones del mundo.

Seguir leyendo