¿Qué es la energía geotérmica?

Los depósitos subterráneos de vapor y agua caliente pueden aprovecharse para generar electricidad o para calentar y refrigerar directamente los edificios.

Planta geotérmica, Reikiavik, Islandia

Esta central de energía geotérmica de Reikiavik (Islandia) utiliza sus depósitos subterráneos de vapor y agua caliente para generar electricidad y calentar y refrigerar directamente los edificios.

Fotografía de Medford Taylor

La energía geotérmica se utiliza desde hace miles de años en algunos países para cocinar y calentar. Se trata simplemente de energía derivada del calor interno de la Tierra.

Esta energía térmica está contenida en la roca y los fluidos que se hallan bajo la corteza terrestre. Se puede encontrar tanto en el suelo poco profundo como en varios kilómetros por debajo de la superficie, e incluso más abajo hasta la roca fundida extremadamente caliente llamada magma.

"La Energía geotérmica, es la gran desconocida entre el grupo de las Energías Renovables, por lo que muchas veces es ignorada, aunque ya existía y se conocía desde la antigüedad", señalaba un informe del Ministerio de Energía de España en 2014.

(Relacionado: ¿Qué es la energía renovable?)

¿Cómo se utiliza?

Estos depósitos subterráneos de vapor y agua caliente pueden aprovecharse para generar electricidad o para calentar y refrigerar directamente los edificios.

Un sistema de bomba de calor geotérmica puede aprovechar la temperatura constante de los tres metros superiores de la superficie de la Tierra para calentar una casa en invierno, mientras extrae el calor del edificio y lo transfiere de nuevo al suelo relativamente más fresco en verano.

El agua geotérmica procedente de las profundidades de la Tierra puede utilizarse directamente para calentar viviendas y oficinas, o para cultivar plantas en invernaderos. Algunas ciudades estadounidenses canalizan el agua caliente geotérmica bajo las carreteras y aceras para derretir la nieve.

Producción de energía geotérmica

Para producir electricidad geotérmica, se perforan pozos, a veces de 1,6 kilómetros de profundidad o más, en depósitos subterráneos para aprovechar el vapor y el agua muy caliente que accionan turbinas conectadas a generadores de electricidad. La primera electricidad generada geotérmicamente se produjo en Larderello (Italia) en 1904.

(Relacionado: ¿Podría el supervolcán de Yellowstone ser una fuente de energía geotérmica?)

Hay tres tipos de centrales de energía geotérmica: de vapor seco, flash y binarias. El vapor seco, la tecnología geotérmica más antigua, extrae el vapor de las fracturas del suelo y lo utiliza para accionar directamente una turbina. Las centrales flash extraen agua caliente profunda y de alta presión para introducirla en agua más fría y de baja presión. El vapor resultante de este proceso se utiliza para accionar la turbina. En las centrales binarias, el agua caliente pasa por un fluido secundario con un punto de ebullición mucho más bajo que el del agua, lo que hace que el fluido secundario se convierta en vapor, que luego acciona una turbina. La mayoría de las centrales de energía geotérmica del futuro serán centrales binarias.

La energía geotérmica se genera en más de 20 países. Estados Unidos es el mayor productor mundial, y el mayor desarrollo geotérmico del mundo es The Geysers, al norte de San Francisco, en California. En Islandia, muchos de los edificios e incluso las piscinas se calientan con agua caliente geotérmica. Islandia tiene al menos 25 volcanes activos y muchas fuentes termales y géiseres.

(Relacionado: ¿Es la quema de pellets de madera una opción de energía renovable que respeta el medio ambiente)

Ventajas y desventajas

La energía geotérmica tiene muchas ventajas. Se puede extraer sin quemar un combustible fósil como el carbón, el gas o el petróleo. Los campos geotérmicos producen solo una sexta parte del dióxido de carbono que produce una central eléctrica relativamente limpia alimentada con gas natural. Las centrales binarias no liberan prácticamente ninguna emisión. A diferencia de la energía solar y eólica, la energía geotérmica está siempre disponible, los 365 días del año. También es relativamente barata; el ahorro por su uso directo puede llegar a ser del 80% respecto a los combustibles fósiles,pero conlleva algunos problemas medioambientales.

El principal es la liberación de sulfuro de hidrógeno, un gas que huele a huevo podrido en bajas concentraciones. Otra preocupación es la eliminación de algunos fluidos geotérmicos, que pueden contener bajos niveles de materiales tóxicos. Aunque los emplazamientos geotérmicos son capaces de proporcionar calor durante muchas décadas, con el tiempo determinados lugares pueden enfriarse.

Si quieres saber más sobre nuestro planeta, medio ambiente y conservación, no te pierdas ‘Nuestro planeta’.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com

Seguir leyendo

También podría gustarte

Medio Ambiente
Explicación de qué es la energía renovable
Medio Ambiente
¿Qué es una corriente de chorro?
Medio Ambiente
Explicación de qué son los combustibles fósiles
Medio Ambiente
Cómo reducir el consumo energético durante tus vacaciones
Medio Ambiente
Estados Unidos abandona oficialmente el Acuerdo de París. ¿Qué significa?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved