La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Estos son los museos más hermosos del mundo

Vuelve a viajar visitando 14 maravillas arquitectónicas, desde un edificio que sigue la trayectoria del sol hasta un centro cultural en forma de rosquilla.

Publicado 21 jul 2021 13:17 CEST

Cuando se inauguró en Nueva York el Museo Guggenheim curvo y de hormigón de Frank Lloyd Wright en 1959, los críticos lo describieron como la «lavadora de Wright» y afirmaron que parecía un bollo dulce gigante. Según escribió un crítico del New York Times, el museo era «una guerra entre la arquitectura y la pintura de la que ambas salen muy mal paradas».

El ahora icónico bucle de Wright, en forma de nautilus, fue el primero de muchos museos modernos diseñados para cautivar (y atraer) a visitantes con sus exteriores, así como con sus colecciones. «En el pasado, los museos se creaban para recordar templos griegos y estructuras como el Panteón romano», dice Patricio del Real, profesor de arquitectura e historia de la Universidad de Harvard. Pero estas estructuras podían ser austeras, intimidantes y abiertamente eurocéntricas, así que «conforme la sociedad se volvía más pluralista, la gente empezó a demandar representaciones distintas y las formas e imágenes de los museos se vieron obligadas a cambiar», dice Del Real.

Eso se tradujo en un adiós a las columnas romanas y un hola a elementos revolucionarios como las celosías de aluminio cortadas con láser del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana del arquitecto David Adjaye en Washington D.C. o un planetario compuesto por una esfera flotante en el recién inaugurado Museo Astronómico de Shanghái. En este último, el arquitecto Thomas J. Wong dice que imaginó «proporcionar al edificio el movimiento astronómico real de la Tierra orbitando alrededor del Sol, lo que quiere decir que caminar por el museo es casi como una herramienta de enseñanza». 

Muchos expertos atribuyen este auge de edificios llamativos del siglo XXI al «efecto Bilbao», refiriéndose al Museo Guggenheim de Bilbao. Cuando se inauguró en 1997, el museo puso a la ciudad vasca en el mapa del arte contemporáneo gracias a sus curvas de cristal voluptuosas y la fachada reluciente de Frank Gehry.

Los planificadores y comisarios se dieron cuenta de que un museo llamativo y de diseño vanguardista podía transformar el perfil de una ciudad —y su atractivo turístico— al igual que ocurrió con la Torre Eiffel o el Empire State Building en generaciones pasadas. «La gente quiere tener la sensación de que visitar un museo puede ser emocionante y memorable», dice Wong. «Un exterior bonito ayuda a transmitirlo». Vienes para sacarte un selfi en el exterior y te quedas para ver los cuadros o artefactos del interior.

Los museos más nuevos, con una arquitectura asombrosa, se benefician de las innovaciones tecnológicas, como el modelado en 3D y la construcción paramétrica (que fue fundamental para el Museo del Futuro de los Emiratos Árabes Unidos, de fibra de vidrio y acero, con forma de hula-hop), y de materiales y herramientas cada vez más resistentes y sofisticados (sierras guiadas por láser, fibra de vidrio exterior fina). En el V&A Dundee, el arquitecto japonés Kenzo Kuma utilizó un innovador dique de contención y tablones de hormigón moldeados con precisión para crear un edificio de exposiciones similar a un barco en el paseo marítimo de esta ciudad escocesa.

«Lo que tienen en común estos arquitectos es la necesidad de movilizar a los turistas creando un edificio icónico», dice Del Real. «Aspiran a crear espacios de los que la ciudad pueda sentirse orgullosa y aceptar». Estos 14 museos merecen ser visitados tanto por su diseño exterior como por los tesoros y conocimiento que contienen.

Artículo adaptado del número de junio de 2019 de National Geographic Traveller (Reino Unido) e incluye pies de foto e investigación de Fabiola Monteiro. Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Descubre el puente más alto del mundo
Viaje y Aventuras
Estas imágenes del archivo de Nat Geo evocan la atmósfera atemporal de la costa italiana
Viaje y Aventuras
Así trabaja el cartero de las islas Hallig
Viaje y Aventuras
El canal de Corinto, una vía de agua artificial
Viaje y Aventuras
La esposa de Lot y el monte Sodoma

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved