Viaje y Aventuras

Consejos de viaje: Salar de Uyuni, el desierto de sal más grande del mundo

Este salar de Bolivia puede ser una experiencia increíble o una pesadilla logística. Te ayudamos a preparar tus viajes con estos consejos.

Por Elizabeth Unger

El salar de Uyuni, en Bolivia, está considerado como una de las vistas más extremas y destacadas de toda Sudamérica, si no de la Tierra. Con una superficie de 10.582 kilómetros cuadradossobre el Altiplano, esel desierto salado más grande del mundo, un producto de los lagos prehistóricos que se evaporaron tiempo atrás. Aquí, la corteza de sal se extiende hacia el horizonte, cubierta de patrones de sal poligonales guateados que se elevan desde el suelo.

Durante algunas partes del año, los lagos cercanos se desbordan y una fina capa de agua transforma esta llanura en un hermoso reflejo del cielo. Este precioso terreno de otro mundo es un lucrativo yacimiento para extraer sal y litio, elemento utilizado en las baterías de los ordenadores, los smartphones y los coches eléctricos. Además de los trabajadores locales que recogen estos minerales, este paisaje también alberga el primer hotel de sal del mundo y es visitado por turistas que recorren las carreteras.

Visitar la belleza cruda y desolada del salar de Uyuni puede suponer una experiencia increíble o una pesadilla logística. Aquí te damos unos cuantos consejos para ayudarte a preparar tu viaje:

CÓMO LLEGAR

La logística y la duración de tu viaje al salar de Uyuni, localizado entre Bolivia, Chile y Argentina, dependerán del lugar del que vengas. Los tours salen principalmente desde tres lugares:

Uyuni, Bolivia: Esta pequeña y polvorienta ciudad es el punto de partida más popular de los tours al desierto de sal, algo que se deja ver en plaza Arce, la plaza principal, que está llena de agencias turísticas. Los viajeros pueden reservar tours por adelantado online, a través de las oficinas de touroperadores en La Paz o simplemente examinar las opciones una vez lleguen a Uyuni. Debido a que Uyuni está tan cerca del desierto de sal, los turistas pueden reservar viajes de un día fácilmente. Los vuelos desde La Paz a Uyuni pueden reservarse a través de Amaszonas y BoA (duran una hora y cuestan unos 120€). También hay buses desde La Paz mediante Trans Omar Todo Turismo (duran entre 10 y 12 horas, y cada viaje cuesta entre 27 y 36 euros).

San Pedro de Atacama, Chile: Las agencias llevan a los viajeros hasta la frontera antes de ceder el resto del viaje a un turoperador boliviano. Debido a la distancia, es un viaje de tres días de duración.

Tupiza, Bolivia: Este es el mejor punto de partida para los viajeros que vengan desde Argentina. Los turoperadores recomiendan viajes de cuatro días desde Tupiza,para visitar el salar de Uyuni el último día.

¿Necesitas más ideas de viaje?: Siete ciudades en las que admirar el arte callejero

CUÁNDO IR

El salar de Uyuni tiene dos estaciones distintas. La estación lluviosa (de diciembre a abril) es el momento en el que los visitantes vienen para presenciar el sobrecogedor efecto de espejo del salar. Sé precavido y ten en cuenta la lluvia en exceso que cae en diciembre y enero, ya que los tours podrían cancelarse. Durante la estación seca (de mayo a noviembre) las temperaturas son más frías, el suelo está endurecido y los viajeros pueden conducir a través del inhóspito paisaje blanco pasando por lugares a los que no se puede acceder durante la estación lluviosa. Según los turoperadores, la temporada alta es de junio a agosto y por lo tanto los precios son más elevados.

No te pierdas: Los mejores destinos de naturaleza para 2017

ESCOGER UN TOUR

Aunque el desierto salado es una de las atracciones más populares en Bolivia, es solamente de una parte de la hermosa región del Altiplano. Muchos turistas deciden disfrutar de un viaje de tres días (o más) que incluye desiertos, volcanes, géiseres, fuentes termales y lagos a gran altura en el sur. Los tours que salen de San Pedro de Atacama y Tupiza ya están programados para pasar por estos sitios.

Se puede escoger entre un tour compartido (más barato y estandarizado) o un tour privado (más caro y diseñado a medida). Los tours compartidos incluyen guías que hablan español y que son a la vez conductores y cocineros. En estos viajes se sigue un itinerario rígido que no incluye peticiones individuales y que puede poner trabas a la hora de contemplar algunos momentos del día, como el alba o la puesta de sol. En comparación, los tours privados pueden adaptarse a los gustos del cliente, lo que le proporciona al viajero más control sobre su itinerario y la capacidad de salirse del camino para ver volcanes y cuevas. Los tours privados también incluyen un guía de habla inglesa, un chef y un vehículo más cómodo.

Para escoger a un guía reputado, lee detenidamente los comentarios y opiniones online y las guías de viaje. Evita las empresas que ofrezcan gangas: podrían no incluir un guía acreditado o un vehículo que funcione de forma apropiada, lo que pone en peligro a los turistas. Tampoco olvides preguntar a la agencia si tienen una radio para emergencias y un botiquín de primeros auxilios.

No te pierdas esta fotogalería de desiertos.

CÓMO SACAR LAS MEJORES FOTOS

Uno de los platos fuertes del salar de Uyuni es el horizonte sin fin que permite a los fotógrafos jugar con la perspectiva y la profundidad de campo. Puedes crear escenas de batallas entre dinosaurios de juguete, fingir que cocinas a tus amigos en sartenes y ollas, o hacer como si salieras de un –aparentemente– enorme tarro de mermelada. La clave para sacar las mejores fotos es poner la cámara tan baja como puedas y cerca del objeto que utilices. Esto proporciona una perspectiva en la que dicho elemento es más grande que los sujetos humanos, quienes estarían más alejados. Pero no dejes que tus sujetos se aventuren demasiado lejos: cuanta más distancia haya entre el objeto y el sujeto, más difícil será mantener el enfoque. Si tu cámara te lo permite, haz que la apertura sea lo más estrecha posible.

Más consejos fotográficos: Fotografiar paisajes naturales

INFORMACIÓN ANTES DE VIAJAR

Debido a su situación a 3.650 metros sobre el nivel del mar, los visitantes podrían experimentar mal de altura si no se han aclimatado adecuadamente. Los síntomas incluyen náuseas, dolor de cabeza e insomnio, entre otros. Antes de tu viaje, habla con tu médico sobre las opciones que tienes para prevenir y tratar el mal de altura.

Para entrar en Bolivia necesitarás un visado turístico y un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla.

Haciendo clic aquí podrás encontrar más información.

Seguir leyendo