Historia

Descubiertos esqueletos preaztecas dispuestos en espiral

En total se han descubierto diez cuerpos de adultos, jóvenes y niños dispuestos en círculo.Monday, February 5

Por Sarah Gibbens - National Geographic

En total se han descubierto diez esqueletos en un yacimiento arqueológico llamado Tlalpan, al sur de Ciudad de México. Al menos dos eran de mujeres y uno era de un hombre. Hay adultos, un niño y un bebé. 

En la actualidad, este lugar está encajado en medio de una bulliciosa zona urbana. Los medios locales informaron que la tumba estaba oculta tras un edificio que albergaba aulas y habitaciones de sacerdotes, pero los esqueletos datan de hace unos 2.400 años.

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México han declarado en un comunicado que los restos podrían haber formado parte de un entierro ritual. Esto se debe a que se descubrieron dispuestos en círculo, colocados sobre un lado y con los huesos de los brazos entrelazados. 

El vídeo grabado por las autoridades del instituto muestra restos humanos prácticamente intactos que sobresalen del suelo. Basándose en observaciones iniciales, los arqueólogos determinaron que al menos dos de los esqueletos tenían un cráneo deformado intencionadamente. Algunos de los dientes de los esqueletos también parecían haber sido deformados de forma intencionada.

Entre los esqueletos también se encontraron cajetes, un tipo de vasija de barro, y tecomates, cuencos redondos con pequeñas aberturas circulares. 

No está claro si las muertes fueron o no intencionadas, según el instituto.

El periodo preclásico

La tumba se remonta a una época a la que los arqueólogos se refieren como periodo preclásico de México.

Es mucho más antigua que el imperio azteca, que no echó a andar hasta principios del siglo XVI. Antes de que los aztecas dominasen la región, el poder pertenecía a una civilización construida alrededor de la ciudad de Teotihuacán, pero disminuyó en torno al siglo VII.

Los arqueólogos que desentierran el pasado de México no acostumbran a ver enterramientos tan sorprendentes. En 2011, los excavadores descubrieron huesos con marcas de canibalismo en el norte de México, y en 2013 se encontraron más de 150 cabezas asociadas a una ceremonia de sacrificio.

La aldea asociada al enterramiento se remonta a este periodo preclásico y se descubrió en 2006. El instituto arqueológico ha llevado a cabo excavaciones desde entonces.

La civilización que se desvaneció

En una entrevista concedida al instituto, la arqueóloga que dirigió la excavación, Jimena Rivera Escamilla, dijo que la aldea asociada al entierro habría durado unos 500 años.

Esto la coloca entre dos fases importantes en la historia de México: la de Ticomán, que existió entre el 400 y el 200 a.C., y la de Zacatenco, que existió entre el 700 y el 400 a.C. y que fue una de las primeras civilizaciones importantes de México en el registro histórico.

Los arqueólogos creen que los asentamientos humanos anteriores en la región se caracterizaban por los cazadores-recolectores.

Christopher Morehart, arqueólogo de la Arizona State University, afirma que los arqueólogos no han llegado a un consenso respecto a por qué algunas de las primeras civilizaciones de México parecen haber desaparecido tan rápidamente. Se cree que los volcanes activos de la región podrían haber sido los culpables.

Según Escamilla, este nuevo hallazgo ayudará a los arqueólogos a trazar algunos de los primeros aspectos de la sociedad mexicana.

Seguir leyendo