¿Qué es el Día de los Muertos?

El Día de los Muertos se celebra en todo México con calaveras, esqueletos y visitas a las tumbas, pero ¿qué representa realmente esta mítica efeméride?

Por Logan ward, Redacción National Geographic
Publicado 21 oct 2019, 11:06 CEST, Actualizado 27 oct 2022, 10:23 CEST
¿Qué es el Día de los Muertos?

Hay una cosa clara: el Día de los Muertos no es el equivalente mexicano de Halloween.

Aunque están relacionados, las dos festividades anuales difieren mucho tanto en tradiciones y tono. Mientras que Halloween se desarrolla en un ambiente terrorífico y de pillería en la última noche de octubre, el Día de los Muertos se festeja a lo largo de los primeros dos días de noviembre en una explosión de color y alegría por la vida. Sí, la temática es la muerte, pero el objetivo es demostrar el amor y respeto que se profesa a los antepasados. En las ciudades de todo México (y cada vez más a menudo de todo el mundo), los juerguistas se disfrazan y se maquillan de manera llamativa; celebran cabalgatas y fiestas; cantan y bailan; y hacen ofrendas a sus seres queridos.

El Día de los Muertos suele comenzar el día de Todos los Santos, el 1 de noviembre. Aunque la mayoría de las festividades combinan tradiciones indígenas y católicas, la festividad mexicana es anterior a la influencia del catolicismo y su origen se remonta a festivales aztecas que veneraban a dioses como Mictēcacihuātl, la poderosa "señora de los difuntos". Hoy hay casi tantos lugares donde celebrar esta fiesta como interpretaciones de la "nueva" dama, el esqueleto con boa de plumas, La CatrinaSu pintor original fue José Guadalupe Posada, pero el artista mexicano Diego Rivera la representó de nuevo en su mural de 1947, Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central.

(Relacionado: La noche de Halloween, el Día de Todos los Santos y el Día de los Muertos: ¿Qué tienen en común?)

Aunque cada lugar incorpora tradiciones diferentes, todas las festividades tienen algo en común: una celebración alegre de los difuntos. Es una época en la que compartir historias divertidas sobre los fallecidos, comer y recordar la sopa favorita de la abuela, limpiar las tumbas y bailar en las calles. Mercados de todo México están llenos a rebosar de golosinas, incienso copal, carteles de papel perforados y montañas de pan. Todo ello inundado de flores de cempasúchil.

Las 10 cosas que hay que saber sobre el Día de los Muertos

Podría considerarse que los motivos de la celebración son las calacas y las calaveras. Niños con las caras pintadas de esqueleto engullen dulces con forma de calavera. Panes con forma de hueso y maracas de cráneos se disponen sobre las mesas entre pilas de diminutas calaveras de cerámica. Globos con forma de cráneo desfilan por las ciudades siguiendo a personas disfrazadas de esqueletos que bailan con sus marionetas. Hasta los poemas del festival se llaman calaverasbreves versos satíricos que bromean para recordarnos que todos, ricos o pobres, famosos o desconocidos, correrán la misma suerte: volver a la tierra, al hueso y a las cenizas.

Los rituales están llenos de significado simbólico. Cuanto más entiendas sobre esta fiesta para los sentidos, más la apreciarás. Aquí tienes 10 cosas esenciales que debes saber sobre el acontecimiento anual más colorido de México.

(Relacionado: La caléndula, la flor que une el Diwali y el Día de los Muertos)

1. La fiesta se remonta a miles de años atrás

Flores y velas ambientan una vigilia del Día de los Muertos en un cementerio de Oaxaca, México.

Fotografía de Kenneth Garrett

El Día de los Muertos se originó hace varios miles de años con los aztecas, toltecas y otros pueblos nahuas, que consideraban una falta de respeto llorar a los muertos. Para estas culturas prehispánicas, la muerte era una fase natural en el largo proceso de la vida. Los muertos seguían siendo miembros de la comunidad, se mantenían vivos en la memoria y el espíritu, y durante el Día de los Muertos regresaban temporalmente a la Tierra.

La celebración actual del Día de los Muertos es una mezcla de ritos religiosos prehispánicos y fiestas cristianas. Tiene lugar los días 1 y 2 de noviembre (el Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos en el calendario católico) en torno a la época de la cosecha de maíz de otoño.

(Relacionado: ¿Por qué la Pascua se celebra con conejos y búsqueda de huevos?)

2. Ha sido reconocido por la UNESCO

El patrimonio cultural no es sólo monumentos y colecciones de objetos. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) afirma que el patrimonio cultural también incluye las expresiones vivas de la cultura -tradiciones- transmitidas de generación en generación.

En 2008, la UNESCO reconoció la importancia del Día de los Muertos al incluirlo en su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Hoy en día, mexicanos de todas las religiones y etnias celebran el Día de los Muertos, pero en su esencia, la fiesta es una reafirmación de la vida indígena.

Vista aérea del panteón de San Andrés Mixquic como parte de las celebraciones del Día de los Muertos 2021 en Ciudad de México. El Día de los Muertos, una de las fiestas más populares del país, se dedica a recordar a los fallecidos con ofrendas, reuniones familiares y visitas a sus tumbas.

Fotografía de Hector Vivas Getty Images

3. Los altares son una tradición importante...

La pieza central de la celebración es un altar, u ofrenda, que se construye en casas particulares y cementerios. No son altares para rendir culto, sino para dar la bienvenida a los espíritus al reino de los vivos. Por ello, se cargan de ofrendas: agua para calmar la sed tras el largo viaje, comida, fotos familiares y una vela para cada familiar fallecido. Si uno de los espíritus es un niño, se pueden encontrar pequeños juguetes en el altar.

Las caléndulas son las principales flores utilizadas para decorar el altar. Esparcidos desde el altar hasta la tumba, los pétalos de caléndula guían a las almas errantes de vuelta a su lugar de descanso. El humo del incienso de copal, hecho de resina de árbol, transmite alabanzas y oraciones y purifica el área alrededor del altar.

(Relacionado: La noche de Halloween, el Día de Todos los Santos y el Día de los Muertos: ¿Qué tienen en común?)

4. ...y también las calaveras literarias..

A finales del siglo XVIII y principios del XIX, la palabra “calavera” se utilizaba para describir poemas cortos y humorísticos, que a menudo eran epitafios sarcásticos de lápidas publicados en los periódicos que se burlaban de los vivos. Estas calaveras literarias acabaron convirtiéndose en una parte popular de las celebraciones del Día de los Muertos. Hoy en día, esta práctica sigue viva. Encontrarás estos ingeniosos y mordaces poemas impresos, leídos en voz alta y emitidos en programas de televisión y radio.

Izquierda: Arriba:

Conocida como la Catrina de calavera, esta figura esquelética es un icono del Día de los Muertos. Hay un sinfín de variaciones de la Catrina que se venden de muchas formas durante la festividad y durante todo el año en México.

Fotografía de Tino Soriano
Derecha: Abajo:

Caléndulas y fotos familiares decoran un altar del Día de los Muertos en San Miguel de Allende, México.

Fotografía de Corbis/ Getty Images

5. ...especialmente la calavera Catrina

A principios del siglo XX, el caricaturista político y litógrafo mexicano José Guadalupe Posada creó un grabado para acompañar una calavera literaria. Posada vistió a su personificación de la muerte con un elegante atuendo francés y la llamó Calavera Garbancera, con la intención de hacer un comentario social sobre la emulación de la sofisticación europea por parte de la sociedad mexicana. "Todos somos calaveras", una cita comúnmente atribuida a Posada, significa "todos somos esqueletos". Debajo de todos los adornos hechos por el hombre, todos somos iguales.

En 1947, el artista Diego Rivera incluyó el esqueleto estilizado de Posada en su obra maestra, el mural "Sueño de una tarde de domingo en el parque de la Alameda". El busto esquelético de Posada estaba vestido con un gran sombrero femenino, y Rivera hizo su hembra y la llamó Catrina, argot de "la rica". Hoy en día, la calavera Catrina es el símbolo más omnipresente del Día de los Muertos.

(Relacionado: La enrevesada historia transatlántica de las calabazas de Halloween)

6. Las familias llevan comida a los muertos

Una mujer mixteca decora una tumba en un cementerio durante las celebraciones del Día de los Muertos el 2 de noviembre de 2021, en Xalpatláhuac, México.

Fotografía de Jan sochor Getty Images

El hambre y la sed se hacen sentir al viajar desde el mundo de los espíritus al reino de los vivos. Al menos esa es la creencia tradicional en México. Algunas familias colocan en el altar la comida favorita de su difunto. Otras ofrendas comunes:

El pan de muerto es un pan dulce típico, a menudo con semillas de anís y decorado con huesos y calaveras de masa. Los huesos pueden estar dispuestos en círculo, como en el círculo de la vida. Las pequeñas lágrimas de masa simbolizan el dolor.

Las calaveras de azúcar forman parte de una tradición artística del azúcar traída por los misioneros italianos del siglo XVII. Prensadas en moldes y decoradas con colores cristalinos, las hay de todos los tamaños y niveles de complejidad.

Las bebidas para celebrar la fiesta incluyen el pulque, una bebida dulce fermentada elaborada a partir de la savia del agave; el atole, una fina papilla caliente hecha con harina de maíz, a la que se añade azúcar de caña sin refinar, canela y vainilla; y el chocolate caliente.  

(Relacionado: ¿De dónde viene el “truco o trato” de Halloween?)

7. La gente se disfraza

Una joven mexicana vestida como la Catrina y con una máscara bordada, actúa durante las celebraciones del Día de los Muertos el 29 de octubre de 2021, en Taxco de Alarcón, México.

Fotografía de Jan sochor Getty Images

El Día de los Muertos es una fiesta extremadamente social que se extiende por las calles y plazas públicas a todas las horas del día y de la noche. Disfrazarse de esqueleto es parte de la diversión. Personas de todas las edades se pintan artísticamente la cara para que parezca una calavera, e imitando a la calavera Catrina, se ponen trajes y vestidos elegantes. Muchos juerguistas llevan conchas u otros objetos que hacen ruido para aumentar la emoción, y posiblemente también para despertar a los muertos y mantenerlos cerca durante la diversión.

(Relacionado: Descubre la historia maya a lo largo de la primera travesía de México)

8. Las calles se decoran con papel picado

El papel picado, o los papeles perforados, sopla en el viento en San Miguel de Allende, México. Se puede encontrar papel picado en todo México durante todo el año, pero especialmente en torno al Día de los Muertos.

Fotografía de Raúl Touzon

Seguramente hayas visto muchas veces esta bonita artesanía mexicana de papel en los restaurantes mexicanos. Los artesanos apilan papel de seda de colores en docenas de capas y luego los perforan con puntas de martillo y cincel. El papel picado no se utiliza exclusivamente durante el Día de los Muertos, pero desempeña un papel importante en la festividad. Colocado alrededor de los altares y en las calles, el arte representa el viento y la fragilidad de la vida.

9. En Ciudad de México se celebra un desfile emblemático

El Día de los Muertos es más popular que nunca en México y, cada vez más, en el extranjero. Desde hace más de una docena de años, la organización cultural sin ánimo de lucro Mano a Mano: Cultura Mexicana Sin Fronteras, con sede en Nueva York (Estados Unidos), ha organizado la mayor celebración del Día de los Muertos en la ciudad.

Pero las celebraciones más auténticas tienen lugar en México. Si te encuentras en Ciudad de México el fin de semana anterior al Día de los Muertos de este año, asegúrate de pasar por el gran desfile, donde podrás participar en la música en directo, los paseos en bicicleta y otras actividades de celebración por toda la ciudad.

(Relacionado: Halloween: disfraces, historia, mitos y mucho más)

Las estatuas de esqueletos decoran la Ciudad de México para el Día de los Muertos el 2 de noviembre de 2018.

Fotografía de Jair Cabrera Nurphoto/Getty Images

10. Otras comunidades que lo celebran de forma única

Son innumerables las comunidades de México que celebran el Día de los Muertos, pero los estilos y costumbres difieren según la región, dependiendo de la cultura prehispánica predominante. A continuación, algunos lugares que destacan por sus coloridas y emotivas celebraciones:

Pátzcuaro: Una de las celebraciones más emotivas del Día de los Muertos tiene lugar cada año en Pátzcuaro, un municipio del estado de Michoacán situado a unos 362 kilómetros al oeste de Ciudad de México. Los indígenas del campo se reúnen en las orillas del lago de Pátzcuaro, donde se amontonan en canoas, con una sola vela encendida en cada proa, y reman hasta una pequeña isla llamada Janitzio para celebrar una vigilia durante toda la noche en un cementerio indígena.

Mixquic: En este suburbio de Ciudad de México, las campanas del histórico convento de los agustinos doblan y los miembros de la comunidad, con velas y flores, se dirigen al cementerio local, donde limpian y decoran las tumbas de sus seres queridos.

Tuxtepec: Esta pequeña ciudad del noreste del estado de Oaxaca es conocida por sus alfombras de serrín. Durante días, los lugareños colocan minuciosamente serrín de colores, pétalos de flores, arroz, agujas de pino y otros materiales orgánicos en elaborados diseños de alfombras en las calles de la ciudad. Las alfombras de serrín de Tuxtepec, que tradicionalmente se confeccionan para procesiones importantes, se evalúan en un concurso que se celebra durante el Día de los Muertos.

Aguascalientes: Situada a unos 225 kilómetros al norte de Guadalajara, Aguascalientes (cuna del grabador José Guadalupe Posada) alarga sus celebraciones del Día de los Muertos a casi una semana durante su Festival de Calaveras. El festival culmina con un gran desfile de calaveras a lo largo de la Avenida Madero.

(Relacionado: La enrevesada historia transatlántica de las calabazas de Halloween)

Este artículo se publicó en octubre de 2019 y se ha actualizado en octubre de 2022 a partir de un texto publicado en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

ver vídeos

Historia3:15

Equinoccio: Kukulcán desciende a la Tierra

Historia1:49

Pasando el testigo

También podría gustarte

Historia
Cómo está luchando la escena de clubes berlinesa contra la pandemia
Historia
Equinoccio: Kukulcán desciende a la Tierra
Historia
¿Por qué se apuntaron dos millones de personas al asalto del Área 51?
Viaje y Aventuras
Estas momias mexicanas reabren el debate sobre si es correcto exponer restos humanos
Historia
En México, las mujeres también quieren volar

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved