Medio Ambiente

Estos temerarios vuelan en el interior del huracán Irma por la ciencia

Los «cazadores de huracanes» han publicado un vídeo de sus vuelos a través del peor huracán registrado sobre el océano Atlántico.Thursday, November 9, 2017

Por Sarah Gibbens

Para mirar dentro de los mecanismos de un huracán como Irma y Harvey, los meteorólogos deben emprender una misión temeraria: volar hasta el ojo de la tormenta. Los cazadores de huracanes vuelan a través de huracanes esquivando fuertes lluvias y en ocasiones enfrentándose a rayos y granizo.

En este vídeo, publicado recientemente por la NOAA, podemos ver a este equipo de cazadores de huracanes volando entre los fuertes vientos récord del huracán Irma. Los huracanes de categoría 5, una clasificación extraña en sí misma, se definen por registrar vientos de 250 kilómetros por hora o más. En su punto más fuerte, el huracán Irma ha alcanzado vientos sostenidos de 300 kilómetros por hora.

Los pilotos empezaron a pilotar el avión en misiones diarias al interior de Irma el 3 de septiembre, atravesando los vientos de la tormenta, cada vez más rápidos. Aunque los satélites meteorológicos permiten a los expertos realizar un seguimiento de las trayectorias de los huracanes, las misiones tripuladas ayudan a recopilar datos sobre temperatura, dirección y velocidad del viento, y presión barométrica (los huracanes más intensos tienen presiones más bajas).

Estos datos se recopilan utilizando herramientas llamadas radiosondas con paracaídas, instrumentos con forma cilíndrica que transmiten información a medida que caen a través del huracán y que finalmente se sumergen en el océano. Según los datos publicados en la página web de la División de Investigación de Huracanes de la NOAA, se han utilizado unas 30 radiosondas en cada vuelo para estudiar Irma.

Algunas de las imágenes más intrigantes de los vuelos de la NOAA muestran el ojo de Irma, el medio del huracán, donde los vientos son más tranquilos. La tripulación documentó un fenómeno conocido como «efecto estadio» en el que las paredes del ojo (los bordes del ojo del huracán) se ensanchan y se abren para dejar al descubierto un cielo despejado.

Irma siguió desplazándose por el Caribe y llegó a Florida la tarde del domingo como tormenta de categoría 3. Es el mayor huracán medido en el océano Atlántico desde que se tienen registros históricos.

El Centro Nacional de Huracanes estadounidense también está supervisando otros dos huracanes que ahora forman un trío con Irma: Katia, en el sur del golfo de México, y Jose, en medio del Atlántico. Una serie de condiciones han convergido para hacer que esta estación de huracanes sea más activa que otras en los últimos años.

En el vídeo podrás observar toda la ira del Irma.

Artículo relacionado: ¿Por qué esta temporada de huracanes está siendo tan catastrófica?

Seguir leyendo