Espacio

Estrellas 101

Descubre cómo se forman estos objetos celestes, cómo se clasifican según brillo y temperatura, y qué ocurre cuando mueren.lunes, 20 de mayo de 2019

Por Redacción National Geographic

Estrellas. Tengan millones o miles de millones de años, todas nacen en nebulosas, nubes de polvo y gas de hidrógeno principalmente. En estas guarderías estelares, las estrellas nacen como protoestrellas o núcleos calientes formados por la acumulación y el colapso del polvo y el gas.

Cuando las protoestrellas se calientan, los núcleos de hidrógeno empiezan a fusionarse y crean helio. Esta reacción química, la fusión termonuclear, genera el calor y la energía de la estrella y hace que brille. Las estrellas se clasifican según diversas características. Una de estas clasificaciones es según temperatura en superficie. En las clases espectrales, los siete grupos principales oscilan de estrellas más frías, que se denominan M, hasta las más cálidas, que se denominan O.

También se clasifican por la cantidad de luz que emiten, o luminosidad. Las clases de luminosidad son nueve grupos que oscilan de las pequeñas y poco brillantes enanas blancas a las grandes y brillantes hipergigantes.

Independientemente de su luminosidad o temperatura en superficie, todas las estrellas agotan su combustible de hidrógeno y mueren. Las estrellas con menos masa, como nuestro sol, liberan su material estelar al espacio y dejan una enana blanca rodeada de una nebulosa planetaria. Las de más masa expulsan materia al espacio en una brillante supernova que deja un cuerpo muy denso llamado estrella de neutrones. Pero las estrellas más masivas, las que tienen casi el triple de masa que nuestro sol, colapsan sobre sí mismas y crean un pozo de gravedad sin fondo, un agujero negro.

A partir de los restos de las estrellas, se lanzan elementos más pesados al universo y este polvo estelar siembra las semillas de la vida misma.

Seguir leyendo