Animales

Las tremendas heridas provocadas por una red de pesca a una foca gris

De no ser por los esfuerzos de sus rescatadores, esta foca gris hubiera perecido. Thursday, November 9, 2017

Por Redacción National Geographic

Cuando dos científicas del Cornwall Seal Group Research Trust salieron en una de sus partidas de reconocimiento en el complejo de focas de la parte oeste de Cornualles, no esperaban encontrarse con un escenario tan cruento. Una de las numerosas focas a las que avistaron, un macho joven, yacía sola en la playa con un enorme hilo de una red de pesca alrededor del cuello. La red había hecho un profundo corte en el cuello del animal, por lo que decidieron llamar al centro local de rescate de animales marinos, British Divers Marine Life Rescue.

Uno de los encargados se dirigió de inmediato al lugar, donde se acercaron a la foca con cautela para no ahuyentarla. A continuación, la inmovilizaron para poder cortar la red y limpiar la herida, que era bastante profunda. Según relatan en la web del del Cornwall Seal Group, «el agua de mar es muy buena para que las heridas permanezcan limpias y se curen, y nuestra experiencia previa hace que estemos bastante seguros de que este animal podrá recuperarse por sí solo sin necesidad de rehabilitación».

Según Dan Jarvis, del centro de rescate, la foca fue vista de nuevo viva y con buen aspecto 20 días después de su rescate.

Sigue leyendo: ¿Por qué continúa la caza de focas en Canadá pese al descenso de su demanda?

Seguir leyendo