Tormentas eléctricas 101

martes, 14 de mayo de 2019

Tormentas eléctricas 101
Tormentas eléctricas 101

Las tormentas eléctricas son chaparrones acompañados de rayos y truenos. Aunque son violentas, son fenómenos habituales y ocurren unas 2000 en todo el mundo en cualquier momento dado. Hay cuatro tipos de tormentas eléctricas. De célula simple, tormentas pequeñas, débiles y aisladas. Multicelulares, un tipo habitual que incluye un cúmulo de tormentas eléctricas. Línea de turbonada, tormentas que forman una línea de cientos de kilómetros de largo. Y supercélulas, el tipo más intenso, capaz de producir tornados.

Todas se forman cuando el aire caliente de las capas bajas de la atmósfera asciende. Esta corriente ascendente hace que el agua de la superficie se evapore y eleva la humedad para formar nubes. Las nubes se acumulan y crecen, a veces hasta 16 kilómetros de alto. Las nubes se oscurecen conforme se llenan de agua. El aire frío y seco de las capas superiores de la atmósfera, o corriente descendente, lleva la humedad hacia abajo y hace que caiga como lluvia.

Además de sustentar la vida, las tormentas eléctricas mantienen el equilibrio de energía y electricidad del planeta. Cuando la energía, sobre todo en forma de calor, evapora el agua, el calor asciende con el vapor de agua. El vapor se condensa y forma gotas, y libera el calor a mayor altitud en la atmósfera, enfriando la superficie terrestre.

También ayudan a regular el equilibrio eléctrico entre la atmósfera y el planeta. Cuando se forman las nubes, se forman cargas excesivas positivas y negativas en su interior. La acumulación de cargas opuestas provoca la transferencia de electrones en forma de rayos.

Esta transferencia ocurre tan rápido que rompe la barrera del sonido, un fenómeno que genera truenos. Aunque son necesarias para mantener el equilibrio en la atmósfera, pueden ser peligrosas. Los rayos crean incendios, la lluvia excesiva pueden causar inundaciones y los intensos vientos de los tornados pueden destruir casas.

Los meteorólogos estudian los sistemas meteorológicos para predecir las tormentas eléctricas y garantizar la seguridad de muchas comunidades.

Seguir leyendo