Animales

Un leopardo devora a otro leopardo

Un científico que estaba de luna de miel grabó las macabras imágenes en el parque nacional del Serengueti, en Tanzania.Friday, February 2

Por Michael Greshko - National Geographic

Un científico que estaba de luna de miel ha grabado recientemente unas imágenes muy raras y macabras: un leopardo macho adulto devorando a otro leopardo macho joven pocos minutos después de matarlo.

«Sin duda fue un acontecimiento que se presencia una vez en la vida», afirma Tanner Harvey, estudiante de doctorado que analiza veneno de serpientes en la Universidad de Northern Colorado.

Aunque por su trabajo suele tener que adentrarse en la naturaleza, el viaje de Harvey al parque nacional del Serengueti, en Tanzania, era estrictamente personal. El 30 de diciembre, poco después del atardecer, Harvey y su mujer Kathy Yang salieron del campamento con su guía con la esperanza de observar una manada de leones cercana. Cuando su vehículo rodeaba una formación rocosa, el grupo vislumbró un leopardo jadeando al pie de un árbol, una conducta que suelen mostrar los grandes felinos inmediatamente después de matar. 

A continuación, el grupo miró al árbol, donde creían haber visto un segundo leopardo sano y salvo. Pero pronto se dieron cuenta de que el segundo leopardo estaba muerto.

A juzgar por la apariencia del leopardo muerto, el guía de Harvey dijo que probablemente había sido el otro leopardo el que lo acababa de matar y lo había subido al árbol, una estrategia que usan estos animales para proteger sus capturas de los carroñeros.

Mientras el grupo lo miraba, el leopardo trepó al árbol, recolocó el cadáver y empezó a comérselo. En total, el leopardo macho pasó unos 90 minutos alimentándose de su presa antes de bajar del árbol, acicalarse y meterse en una cueva cercana.

«El tiempo vuela cuando estás viendo a un leopardo comiéndose a otro leopardo», afirma Harvey.

Luke Hunter, presidente y director de conservación de Panthera, la organización mundial de conservación de los felinos salvajes, confirmó que lo que presenció Harvey es inusual. Según él, el leopardo muerto probablemente llegó a su prematuro fin al irrumpir en el terreno de un macho mayor.

«El gato consumidor probablemente sea un residente, un individuo territorial que se encontró al joven felino en su terreno, quizá tras haberse separado de su grupo y en busca de su propio territorio», escribió en un email. «Los machos jóvenes se enfrentan al peligro de los machos territoriales que, como ha ocurrido en este caso, pueden matar al joven intruso».

Seguir leyendo