Unos raros alces trillizos vistos en Canadá

Basándose en un vídeo reciente, las tres crías parecen estar «en muy buena forma», según un experto.jueves, 7 de junio de 2018

Por Elaina Zachos – National Geographic
Unos raros alces trillizos vistos en Canadá
Unos raros alces trillizos vistos en Canadá

En Canadá, un país conocido por su carismática fauna, ver un alce no es nada del otro mundo. Pero no todos los días se ven alces trillizos.

La semana pasada, la residente canadiense Randi Ingram vio a una mamá alce y a sus trillizos caminando por su jardín en Didsbury, Alberta. Ingram, que se autoproclama una «persona de la naturaleza», nunca había visto alces trillizos, así que grabó las raras imágenes con su teléfono.

«Mi marido y yo estábamos muy emocionados. Eran absolutamente adorables», contó Ingram a CBC News. «La madre era una gemela a la que llevábamos observando tres años y finalmente tuvo a sus bebés, fue genial ver que tenía tres».

Rolf Peterson, ecólogo de vida silvestre de la Universidad Tecnológica de Míchigan y explorador de National Geographic, lleva décadas investigando a los alces. Su único avistamiento de alces trillizos fue hace tres o cuatro años, cuando grabó a tres crías siguiendo a su madre con una cámara remota en el parque nacional Isle Royale, en Míchigan. Dice que las crías tenían casi un mes y, desde entonces, no ha visto una familia similar.

Las probabilidades de que un alce hembra tenga trillizos depende de lo segura y sana que esté. Aunque los trillizos son raros, los gemelos son relativamente comunes en los alces si se encuentran en un ecosistema favorable. Peterson dice que si un alce hembra está bien nutrida, existe entre un 10 y un 20 por ciento de probabilidades de que tenga gemelos.

Basándose en las imágenes, Peterson dice que las crías están «en muy buena forma» y que es probable que tengan pocos días de edad. Añade que, si las crías coexisten con depredadores salvajes, es poco probable que todas lleguen al año de edad. Pero el entorno alrededor del jardín de Ingram podría prolongar sus vidas.

«Los alces de este vídeo viven alrededor de las personas, una conducta antidepredadora habitual entre las alces hembra, ya que los depredadores suelen alejarse de las personas», escribe Peterson en un email.

Es imposible saber a ciencia cierta si las crías son hermanas a partir del vídeo, pero sus edades y tamaños similares apuntan a que probablemente son trillizos, según Peterson. Sin embargo, también es cierto que algunos alces hembra «adoptan» crías que no son suyas.

«No es infrecuente», contó Tom Seaton, biólogo de vida silvestre estatal con el Departamento de Pesca y Caza de Alaska, al Fairbanks Daily News-Miner cuando ocurrió tal caso en 2010. «Ocurren todo tipo de rarezas entre los alces, como intercambio o robo de crías».

Seguir leyendo