Animales

Así son los extraños sonidos guturales que emiten los linces durante un enfrentamiento

Dos vídeos muestran cómo dos linces resuelven sus diferencias con unos gritos bastante peculiares.Thursday, November 9, 2017

Por Sarah Gibbens

 

Imagina un grácil lince saltando entre la nieve. Es hermoso, ¿verdad? Sin embargo, cuando estos felinos abren sus bocas, gracia y belleza no son las primeras palabras que nos vienen a la mente.

En lugar de un feroz rugido o de un delicado maullido, las llamadas que emiten estas majestuosas criaturas suenan más como la bisagra de una puerta que chirría.

Un vídeo grabado en la remota región de Kokadjo, en Maine, Estados Unidos, muestra lo que ocurre cuando dos linces se enfrentan en medio de la carretera.

 

No es la primera vez que los extraños ruidos de los felinos hacen que la gente se detenga a observarlos, atónita. Un vídeo de 2010 mostraba a dos linces sentados cara a cara por la noche y maullándose el uno al otro durante casi cinco minutos antes de que uno de ellos decidiera marcharse.

Te puede interesar: 2016, el año decisivo para el lince ibérico

¿Qué están haciendo?

Los linces en el vídeo se encuentran en medio de una disputa territorial, según explica el biólogo Mark McCollough, que supervisa a las especies en peligro en la oficina de Maine del Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos. La carretera podría marcar la frontera entre sus dos territorios.

Los linces, y especialmente los machos como los que observamos en el vídeo, tienen áreas biogeográficas grandes y este podría ser su primer encuentro. «En Maine, el área de distribución media es de unos 70 kilómetros cuadrados para los machos y de unos 30 para las hembras», explica. El tamaño del área biogeográfica de un lince se basa en la disponibilidad de su presa principal: las liebres americanas. En las zonas con menos liebres, los linces necesitan recorrer territorios más grandes para encontrar alimento.

Las llamadas agresivas, según McCollough, sirven para sustituir el combate físico. Con sus grandes dientes y garras, los linces podrían infligir daño fácilmente durante las peleas territoriales, pero en su lugar se gritan el uno al otro, de forma que ambos salgan ilesos.

El departamento a cargo de la pesca en aguas interiores y de la vida silvestre en Maine describe a los animales como tranquilos por naturaleza y generalmente con sentimientos encontrados hacia las personas.

Aunque estos felinos parecen grandes en las fotografías, Jim Zelenak, biólogo con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, señaló que no son mucho más grandes que los gatos domésticos y que solo pesan entre 7 y 13 kilogramos.

«Los gatos monteses son más o menos del mismo tamaño y emiten sonidos similares en lo que al tono se refiere», escribió en un email.

En un estudio de 1998 publicado en Canadian Field Naturalist se distinguían tres tipos diferentes de llamadas. Los linces emiten llamadas largas parecidas a gemidos para atraer a sus parejas, gruñidos bajos para reclamar su territorio y ladridos cortos para localizar a sus crías.

Artículo relacionado: De caballos en Sabucedo a cabras montesas en la sierra de Gredos: la lucha animal en 35 imágenes

Linces canadienses en Estados Unidos

Con poblaciones en aumento en Maine y en otros estados del norte de Estados Unidos, esta no será la última vez que escuchemos las extrañas llamadas guturales de los linces.

Los linces de la región «registran un máximo histórico de población, y siguen aumentando», según Jennifer Vashon, bióloga experta en osos negros y linces canadienses con el departamento de Maine a cargo de la pesca en aguas interiores y de la vida silvestre.

La especie se encuentra clasificada como «preocupación menor» por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, pero en Estados Unidos se considera una especie amenazada debido a las amenazas climáticas y de hábitat de las liebres americanas, su presa principal.

La mayor población de linces canadienses en Estados Unidos se encuentra actualmente en Maine, donde hay más de 1.000 ejemplares. Sin embargo, también se pueden encontrar poblaciones reproductoras en Montana, Minnesota, Washington y Colorado, y de vez en cuando se pueden ver en otros estados a lo largo de la frontera.

Más curiosidades animales: Un insecto que vive 24 horas y otros 9 animales con vidas increíblemente cortas

Seguir leyendo