Animales

Los dinosaurios ponían huevos de color azul verdoso

Gracias a un nido fósil descubierto en China se ha podido demostrar que las cáscaras de huevo de colores no son exclusivas de las aves modernas.Thursday, November 9, 2017

Por John Pickrell
Un nido fósil descubierto en China pertenecía al oviraptor Heyuannia huangi, una especie con plumas y pico de loro que vivió durante el Cretáceo superior.

Los petirrojos son famosos por sus bonitos huevos azules, pero los de estos dinosaurios con plumas les dan mil vueltas.

Tras examinar cáscaras de huevo fósiles de China, un equipo de investigadores ha descubierto pruebas de que un dinosaurio omnívoro con aspecto de avestruz ponía huevos de color azul verdoso, lo que quizá les ayudase a camuflarse en unos nidos abiertos excavados en la tierra.

El descubrimiento invalida un supuesto muy habitual: «Todo el mundo pensaba que los huevos de dinosaurios eran blancos», afirma la coautora del estudio Jasmina Wiemann, de la Universidad de Yale.

Muchas aves ponen huevos blancos sin pigmentación, al igual que los lagartos, las tortugas, los cocodrilos y los únicos mamíferos ovipositores, los ornitorrincos y los equidnas. Por esta razón, durante mucho tiempo los ornitólogos habían asumido que las cáscaras de huevo con colores se habían desarrollado solo en algunos grupos de aves tras la extinción de los dinosaurios no aviares.

«En cuanto se sugirió la idea de que los huevos con color se desarrollaban en aves y eran un rasgo de aves modernas, nadie volvió a pensar en ello ni se atrevió a preguntar si los huevos de dinosaurio habrían tenido color», afirma Wiemann.

Vídeo relacionado: 

Ahora, un estudio de Wiemann y sus colegas en Alemania y California hace que el origen de los huevos de color se remonte al menos hasta el Cretácico superior.

Como informan en la revista PeerJ, una especie de oviraptor llamada Heyuannia huangi tenía huevos con un color azul verdoso intenso. El Heyuannia, que se suele encontrar en los yacimientos fósiles del este de China, era una especie con plumas y pico de loro que caminaba sobre sus patas traseras y que habría medido un metro y medio de largo.

Aunque muchos huevos de dinosaurio fósiles presentan una coloración marrón o negra debido al proceso de fosilización, los huevos del Heyuannia tienen un color azulado inusual. Esto hizo que los científicos se preguntaran si los huevos podrían contener parte del color original.

Mediante análisis químicos, pudieron detectar restos de dos pigmentos, biliverdina y protoporfirina, que se suelen encontrar en huevos de aves modernas. Hace millones de años estos huevos habrían tenido un color más verdoso, según Wiemann, y quizá hubieran sido similares a los huevos que ponen hoy en día los emúes o los casuarios de Australia.

«En un principio, me habían enseñado que todos los colores raros que aparecen en los fósiles, como la tonalidad azul verdosa, pueden deberse a la precipitación mineral», explica Wiemann.

«Examinamos muchas cáscaras de huevo y un día obtuvimos un resultado positivo en estos huevos de oviraptor. Fue una gran sorpresa. No me lo podía creer».

Sigue aprendiendo: Los bebés dinosaurios vivían flexionados dentro de sus huevos

Los análisis químicos de los huevos fósiles detectaron restos de los pigmentos biliverdina y protoporfirina, que se suelen encontrar en huevos de aves modernas.

Una revolución molecular

El descubrimiento pone de manifiesto lo mucho que ha cambiado nuestro entendimiento sobre la conservación de los dinosaurios y sobre cuánto podemos aprender sobre este animal primitivo, según David Varricchio, experto en reproducción de dinosaurios en la Universidad estatal de Montana que no participó en la investigación.

El descubrimiento de restos de pigmentos «es un ejemplo del campo en crecimiento y del potencial de la paleontología molecular», afirma Varricchio. «Gracias a las nuevas máquinas y técnicas, es muy emocionante todo lo que puede ser potencialmente descubierto en los fósiles».

Algunos paleontólogos han argumentado que los dinosaurios terópodos, entre los que se incluyen los ancestros de las aves modernas, tenían nidos abiertos con huevos parcialmente expuestos, según explica Varricchio. Este nuevo descubrimiento ayuda a confirmar esa idea, ya que las cáscaras con pigmento solo se encuentran en especies de aves actuales que tienen huevos expuestos.

Los huevos de colores en las aves son solo un ejemplo de toda una serie de rasgos que se consideraban exclusivos de las aves —como las plumas y la fúrcula— y que en realidad heredaron de los dinosaurios, según afirma Mark Norell, paleontólogo en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York.

«Los dinosaurios desarrollaron huevos de colores antes de que las aves evolucionasen, y la razón por la que las aves tienen huevos de colores es porque estaban presentes en sus ancestros, los dinosaurios no aviares», explica.

Ahora Wiemann busca nuevos ejemplos de coloración en huevos entre especies carnívoras que guardasen un parentesco cercano con las aves y que tuvieran nidos abiertos. También espera comprobar si los dinosaurios ponían huevos con rayas o manchas sobre la cáscara.

«Muchas aves terrestres tienen huevos con patrones de manchas», afirma Norell. «Sería genial si pudiéramos demostrar que algunos de los huevos de dinosaurios también presentaban este tipo de camuflaje».

Más sobre dinosaurios:

ver galería
Seguir leyendo