Animales

Cómo saber si tu gato es zurdo o diestro

Los gatos hembra tienden a ser más «diestros», según un nuevo estudio.Tuesday, January 30

Por Carrie Arnold
Al igual que los humanos, los gatos domésticos tienen preferencia por una de sus patas que suele estar relacionada con su sexo.

Un equipo de científicos ha descubierto que muchos gatos domésticos muestran preferencia por la pata delantera derecha o izquierda al bajar las escaleras, pisar un objeto o intentar alcanzar comida. Estas preferencias también varían según el sexo: los machos suelen preferir usar la pata izquierda, mientras que es más probable que las hembras sean diestras.

Esto refleja lo que observamos en las personas, ya que hay una mayor tendencia a ser zurdo entre hombres que entre mujeres. «Creemos que esta diferencia está vinculada a las hormonas sexuales», afirma la autora principal Deborah Wells, psicóloga en la Queen's University Belfast, aunque dice que los investigadores no saben cómo ni por qué ocurre.

Los resultados también podrían proporcionar pistas sobre cómo se enfrentan al estrés los gatos domésticos: investigaciones previas en humanos han descubierto vínculos entre ser zurdo y el desarrollo de afecciones como la esquizofrenia.

Preferencia manual

Durante siglos, los científicos han observado que los humanos muestran una preferencia clara por su lado derecho o izquierdo, y casi 9 de cada 10 personas usan la mano derecha para tareas como escribir o lavarse los dientes.

A finales de la década de 1970, los investigadores empezaron a documentar pruebas de esta preferencia en otros animales, entre ellos ballenas, canguros, primates e incluso el nematodo Caenorhabditis elegans.

Científicos como Wells estudian la predominancia manual y la preferencia por una pata para entender cómo habrían evolucionado estas preferencias y qué factores cerebrales podrían impulsarlas.

¿Zurdo o diestro?

Para determinar si los gatos mostraban preferencia manual, Wells observó a 44 gatos domésticos —20 de ellos hembras— en sus casas en Irlanda del Norte.

A lo largo de tres meses, Wells y sus colegas observaron tres comportamientos: con qué pata daban su primer paso al entrar en su cajón de arena, con qué pata daban el primer paso al bajar las escaleras y sobre qué lado se reclinaban. También midieron qué pata usaban los gatos cuando intentaban conseguir comida de un comedero plástico a través de un agujero estrecho.

Vídeo relacionado:

Wells afirma que lo más importante es que eran conductas espontáneas en los entornos naturales de los gatos.

Casi tres cuartos de los gatos mostraban preferencia por una pata y las hembras tenían más probabilidades de usar su pata derecha. Por otra parte, los machos eran zurdos, según los resultados publicados este mes en Animal Behaviour.

A un gato Maine Coon que participó en el estudio le gustaba usar su pata izquierda para cerrar la puerta en la cara de sus dueños, según Wells. «Sin duda era zurdo», dice Wells, riéndose.

¿Qué es tu gato?

Es fácil poner a pruebas las preferencias de pata de tu gato: es cuestión de estar atento, según Wells.

Cuando tu gato empiece a subir o bajar escaleras o entre en su caja de arena, anota en una libreta qué pata utiliza primero. Tras varios días o meses, tendrás datos suficientes para determinar si tu gato muestra una preferencia (aunque no todos los gatos lo hacen).

Galería: 9 imágenes de mascotas exóticas

ver galería

Durante unos días, seguí el comportamiento de mi gato (una hembra de 15 años) y descubrí que mostraba una clara preferencia por la pata derecha, aunque también le gustaba usar su pata izquierda para dar golpes a sus juguetes.

Zurdos más nerviosos

Las investigaciones anteriores de Wells sobre preferencia de pata en perros determinaron que los cánidos zurdos y ambidiestros son más nerviosos y asustadizos que sus compañeros zurdos.

Si este también es el caso en gatos —y Wells piensa que así es— la información podría ayudar a dueños y a refugios de animales a entender y cuidar mejor a los animales.

«No hay demasiado interés en esta [preferencia de pata] como biomarcador del bienestar animal», afirma Giorgio Vallortigara, neurocientífico de la Universidad de Trento, en Italia, que no participó en el estudio.

Por ejemplo, los refugios podrían desarrollar una prueba para determinar la preferencia manual en gatos y si es zurdo, podrían evitar ciertas situaciones que podrían estresarlos.