Animales

¿Cuál es el futuro del rinoceronte blanco del norte tras la muerte del último macho?

Solo quedan dos hembras en una reserva de Kenia. Miércoles, 21 Marzo

Por Sarah Gibbens - National Geographic

Los conservacionistas ya esperaban la muerte de Sudan, el último rinoceronte blanco del norte macho que quedaba en el mundo. Pero cuando falleció la noche del lunes, la noticia se recibió con consternación internacional.

El rinoceronte macho de 45 años vivía protegido por guardias armados en el la reserva natural de Ol Pejeta en Kenia. A principios de mes, Sudan contrajo una infección en la pata trasera derecha. Ya sufría complicaciones relacionadas con la edad y la infección agravó su estado de salud.

Ahora solo quedan dos rinocerontes blancos del norte hembras en la reserva, las últimas de su especie en la Tierra.

¿Se ha perdido toda esperanza?

La muerte de Sudan se considera en gran medida la firma de la sentencia de muerte de la especie.

Han existido un importantes iniciativas para ayudar a Sudan a producir crías. En un último esfuerzo desesperado para recaudar fondos para los cuidados del rinoceronte, los conservacionistas crearon una cuenta de Tinder para Sudan.

Documentar a Sudan y el declive de la especie fue uno de los principales proyectos para la fotógrafa de National Geographic Ami Vitale.

«Hoy presenciamos la extinción de una especie que había sobrevivido durante millones de años, pero que fue incapaz de sobrevivir a la humanidad», escribió Vitale en Instagram, compartiendo la mala noticia.

Vitale estaba con Sudan cuando trasladaron al rinoceronte desde un zoo en República Checa a la reserva de Kenia en 2009. Se creía que el clima africano y tener más espacio para moverse estimularía el apareamiento de los rinocerontes.

Como ya había sobrepasado su edad reproductora y las dos hembras son incapaces de engendrar crías de forma natural, los científicos estaban intentando crear un rinoceronte en un laboratorio.

Se recogieron células sexuales de los rinocerontes blancos del norte vivos y los científicos esperan usar la fecundación in vitro para fecundar a rinocerontes blancos del sur que hagan las veces de «madres de alquiler». La tecnología para conseguirlo todavía se está perfeccionando.

«No hay garantía de que [la fecundación in vitro] funcione», afirma Philip Muruthi, vicepresidente de protección de especies en la African Wildlife Foundation. Añade que es muy caro y que costaría más de siete millones de euros.

«Es una lección amarga sobre la conservación de las especies», afirma Muruthi. Señala que, aunque la protección es cara, «los costes de la recuperación son mucho mayores».

Los rinocerontes en África

En 2014, solo había siete ejemplares de esta subespecie en el mundo, todos en zoos. En el verano de 2015, el número había descendido a cuatro; pocos meses más tarde, solo había tres.

Pero cuando la población de rinoceronte blanco del norte empezó a descender, lo hizo a velocidad del rayo.

En los últimos días de Sudan, los encargados de Ol Pejeta mantuvieron a los tres rinocerontes protegidos con guardias armados las 24 horas del día. Pese al vertiginoso estado de conservación de la especie, los animales se enfrentan a la gran amenaza de la caza furtiva.

Al igual que los elefantes, los rinocerontes de África sufren una caza agresiva por sus lucrativos cuernos y su piel.

En 2013, se declaró extinta a otra subespecie de rinoceronte, el rinoceronte negro occidental. El rinoceronte negro oriental, especie con unos mil ejemplares, podría ser el próximo que se enfrente a la posibilidad de la extinción.

Los conservacionistas siguen centrados en salvar a esta especie, así como al rinoceronte blanco del sur, una especie de la que quedan unos 20.000 ejemplares.

Seguir leyendo