Animales

Imágenes asombrosas de uno de los mejores fotógrafos de fauna silvestre del mundo

El fotógrafo Frans Lanting, de National Geographic, ha obtenido un premio a su trayectoria profesional por sus fotografías íntimas de animales salvajes.miércoles, 30 de enero de 2019

Elefantes africanos junto a un abrevadero en el parque nacional de Chobe, Botsuana, durante el crepúsculo.
ver galería

Sacar una buena fotografía de un animal salvaje es todo un arte y pocos fotógrafos pueden convertir las fotografías en arte con tanta maestría como Frans Lanting.

El exfotógrafo residente de National Geographic ha recibido recientemente el premio a la trayectoria profesional del concurso Wildlife Photographer of the Year del Museo de Historia Natural de Londres. Lanting es el primer fotógrafo galardonado con esta nueva categoría.

«Ser reconocido por tantos compañeros, colegas, amigos y brillantes fotógrafos jóvenes ha sido una experiencia conmovedora», escribió Lanting en una publicación de Instagram. Con el premio, le otorgaron una escultura de un elefante que se parece a una fotografía que sacó de un elefante llamado «Survivor» que sobrevivió a la epidemia de caza furtiva de los 80 en Zambia.

Lanting ha trabajado como fotógrafo residente de National Geographic y ha fotografiado desde guepardos jugando en Tanzania a pingüinos viajando por la Antártida. Sus fotos muestran una faceta íntima y casi humana de los animales salvajes.

Su fotografía de un salar de Namibia llamado Dead Vlei sorprendió a los lectores cuando se publicó en 2011. Una duna de color naranja brillante sobre un paisaje azul parecía más un cuadro que una fotografía.

Además de crear imágenes asombrosas, Lanting solía emplear este medio para poner de manifiesto la difícil situación de los animales como Survivor, que se enfrentan a la crueldad o están amenazados con la extinción.

El fotógrafo holandés no es ajeno a los honores por su labor como fotógrafo y conservacionista, y en 2001 lo nombraron caballero en la Orden Real del Arca de Oro en los Países Bajos.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo