Un cazador furtivo es atacado por un elefante y devorado por una manada de leones

Tan solo el cráneo del cazador y los retales de sus pantalones pudieron ser hallados tras la exhaustiva búsqueda de los rangers del Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica.lunes, 8 de abril de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Dos leonas en Selinda estudian el agua en busca de peligro mientras realizan un primer cruce.
Dos leonas en Selinda estudian el agua en busca de peligro mientras realizan un primer cruce.
foto por Beverly Joubert

Un cazador furtivo ha sido asesinado por un elefante cuando se encontraba en el Parque Nacional Kruger buscando capturar rinocerontes. Tras el ataque, una manada de leones devoró sus restos hasta dejar únicamente su cráneo y retales de sus pantalones, según ha informado la organización de Parques Nacionales Sudafricanos.

Junto al Puente del Cocodrilo, en el Parque Nacional Kruger, fueron encontrados los restos del cazador cuyos familiares llevaban horas buscando. Los rangers, ayudados por Komatipoory y Skukuza SAPS, lograron hallar la escena de lo sucedido. Según Parques Nacionales Sudafricanos, la familia del fallecido fue llamada por sus compañeros de caza para informarles de que “había sido asesinado por un elefante mientras estaban en el Kruger National Park para cazar rinocerontes el martes por la noche”.

Según informa la policía de Sudáfrica, “sus cómplices afirmaron haber llevado su cuerpo a la carretera para que los transeúntes pudieran encontrarlo en la mañana. Ellos desaparecieron del parque”.

Tras la llamada, la familia informó a los guardabosques regionales de Skukuza, quienes organizaron una búsqueda y aseguraron a la familia que “harían todo lo posible para recuperar los restos”. Por ello, “rangers a pie, acompañados por miembros de KNP Airwing sobrevolaron el área descrita por la familia, pero debido a la falta de luz, no pudieron localizar el cuerpo” aquel día.

[Galería relacionada: 15 imágenes de leones africanos]

Posteriormente, y gracias a la detención de cuatro de los supuestos cómplices del fallecido, de entre 26 y 35 años, la investigación pudo reanudarse el jueves por la mañana. “Durante esta búsqueda, que fue reforzada con un complemento adicional de los Rangers de campo, se descubrieron los restos de un cuerpo”, afirma la organización, que indicaba que las pruebas encontradas en la escena “sugirieron que una manada de leones había devorado los restos dejando solo un cráneo humano y un par de pantalones”.

 La policía de Skukuza continua investigando el suceso y a los cuatro individuos arrestados están bajo custodia. Los sospechosos comparecieron en el Tribunal de Magistrados de Komatipoort, “enfrentándose a cargos de posesión de armas de fuego y municiones sin licencia, conspiración para la caza furtiva y allanamiento”, y volverán a presentarse el próximo 12 de abril.

En respuesta al incidente, el Gerente Ejecutivo del Parque Nacional Kruger, Glenn Phillips expresó sus condolencias y afirmó que “entrar al Parque Nacional Kruger de manera ilegal y a pie no es prudente, conlleva muchos peligros y este incidente es evidencia de eso. Es muy triste ver a las hijas de los enfermos llorando la pérdida de su padre, y peor aún, solo pudiendo recuperar muy poco de sus restos".

Seguir leyendo