Un nuevo hallazgo acerca el cerebro del calamar al de un perro

Un grupo de investigadores ha desarrollado un mapa de las conexiones del sistema nervioso central más complejo de todos los invertebrados: el del calamar.

Wednesday, January 29, 2020,
Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Calamar
El complejo sistema visual de los cefalópodos y su capacidad táctil basada en extremidades diferencian a estos animales de otros moluscos.
Fotografía de Robert Sisson, Nat Geo Image Collection

Un nuevo atlas de las conexiones neuronales del calamar nos sitúa un paso más cerca de comprender su complejidad y su peculiar capacidad de camuflaje instantáneo. Basándose en técnicas de tecnología moderna, un grupo de investigadores de la Universidad de Queensland ha logrado mapear por primera vez las vías cerebrales del cefalópodo.

Publicado en la revista científica Science Direct, la investigación ha utilizado imágenes de resonancia magnética de difusión de alta resolución (MRI) y un conjunto de técnicas de tinción antiguas y nuevas para obtener el mapa.

"Propusimos 145 nuevas conexiones y vías, de las cuales más del 60 por ciento están vinculadas a la visión y los sistemas motores", afirma Weng-Sung Chung en un comunicado del Queensland Brain Institute de la Universidad de Queensland. “Esta es la primera vez que se utiliza la tecnología moderna para explorar el cerebro de este increíble animal”.

Los cefalópodos tienen el sistema nervioso central más complejo de todos los invertebrados, tanto a nivel anatómico como funcional. En concreto, su complejo sistema visual y su capacidad táctil basada en extremidades diferencian a estos animales de otros moluscos.

 “Los cefalópodos modernos, un grupo que incluye pulpos, sepias y calamares, tienen cerebros complejos que se acercan a los de un perro y superan a los de ratones y ratas, al menos en número neuronal”, afirma. "Por ejemplo, algunos cefalópodos tienen más de 500 millones de neuronas, en comparación con 200 millones para una rata y 20,000 para un molusco normal".

Reconocen patrones, resuelven problemas, se comunican a través de una amplia variedad de señales, pueden contar y tienen la capacidad de camuflarse a pesar de ser daltónicos. Estas son solo algunas de las funciones que demuestran el comportamiento complejo del calamar de arrecife Sepioteuthis lessoniana.

Similitud con el sistema nervioso de los vertebrados

Mediante la utilización de técnicas como la resonancia magnética “podemos ver que muchos circuitos neuronales están dedicados al camuflaje y la comunicación visual, dándole al calamar una habilidad única para evadir a los depredadores, cazar y comunicarse de manera específica con cambios dinámicos de color", añade Chung.

A raíz de la comparación del sistema nervioso de los cefalópodos con partes del sistema nervioso central de los vertebrados, las conclusiones de este estudio han apoyado también la hipótesis sobre el desarrollo independiente de rasgos similares en diferentes organismos.

"La similitud con el sistema nervioso de vertebrados mejor estudiado nos permite hacer nuevas predicciones sobre el sistema nervioso de cefalópodos a nivel de comportamiento", afirma Chung.

"Por ejemplo, este estudio propone varias redes nuevas de neuronas a cargo de comportamientos guiados visualmente, como la locomoción y el camuflaje de sombreado,  cuando los calamares muestran diferentes colores en la parte superior e inferior de sus cuerpos para mezclarse en el fondo, ya sea porque estén siendo vistos desde arriba o desde abajo”.

Ahora, el equipo de investigadores trata de averiguar por qué diferentes especies de cefalópodos han podido desarrollar diferentes subdivisiones dentro de sus cerebros. "Esperamos que nuestros hallazgos proporcionen evidencia para ayudarnos a comprender por qué estas fascinantes criaturas muestran un comportamiento tan diverso e interacciones muy diferentes", concluye Chung.

Seguir leyendo