Descubren treinta nuevas especies submarinas en las inexploradas aguas del arrecife del Ningaloo

Una criatura marina de casi 50 metros, la más larga jamás registrada, esponjas de vidrio o un pulpo bioluminiscente son algunas de las especies descubiertas.

Tuesday, April 14, 2020,
Por Cristina Crespo Garay, National Geographic
Descubren treinta especies submarinas

A bordo del buque de investigación Falkor y con la ayuda de un robot submarino, los investigadores han realizado inmersiones hasta profundidades de 4.500 metros para estudiar a estas desconocidas especies.

Fotografía de Schmidt Ocean Institute

Sumergidas en las abisales aguas inexploradas de los cañones submarinos del arrecife australiano del Ningaloo, una expedición científica ha documentado por primera vez centenares de especies que habitan este ecosistema del océano Índico, treinta de ellas hasta ahora desconocidas para la ciencia.

Entre estos espectaculares animales, el hallazgo de un gelatinoso sifonóforo Apolemia de casi 50 metros de longitud en forma de espiral ha sido documentado ya como la criatura más larga jamás registrada. Parientes cercanos de las medusas, estos cnidarios hidrozoos forman colonias flotantes de pequeños cuerpos que se clonan miles de veces y se unen para trabajar en equipo.

Aunque a día de hoy han sido descritas más de 170 especies de sifonóforos, aún se desconoce a cuál podría pertenecer este nuevo ejemplar filmado «en una extraña postura de alimentación tipo ovni», según afirman los investigadores de la expedición, llevada a cabo por el Schmidt Ocean Institute, el Museo de Australia Occidental, la Universidad de Curtin y Geoscience Australia.

Hasta 4.500 metros bajo la piel del océano

"Sospechábamos que estas áreas de aguas profundas serían diversas, pero nos ha sorprendido la importancia de lo que hemos observado", afirma Nerida Wilson, científica principal del estudio.

Las inmersiones de esta investigación se transmitieron en vivo y están disponibles en la página de YouTube del Schmidt Ocean Institute.

Fotografía de Schmidt Ocean Institute

A unos 1.500 kilómetros de la costa oeste de Australia y a bordo del buque de investigación Falkor, los investigadores de esta expedición estudian además otros hallazgos únicos en el estudio de estos peces  abisales e invertebrados marinos nunca antes grabados.

Veinte inmersiones a profundidades de hasta 4.500 metros con el robot submarino ROV SuBastian completaron un total de 181 horas de exploración sobre esta increíble colección de organismos que ayudarán a arrojar luz sobre la inmensa biodiversidad marina. Esta tecnología permite explorar cañones y arrecifes de coral en aguas profundas inexploradas.

La exploración de la increíble diversidad en la región de Ningaloo arroja luz para comprender un poco más sobre las profundidades de océano. 

Fotografía de Schmidt Ocean Institute

Estas exploraciones marinas tienen importantes implicaciones para la sostenibilidad y la protección de estos ecosistemas.

Fotografía de Schmidt Ocean Institute

Durante la expedición,  los científicos recolectaron los primeros hidroides gigantes de Australia, descubrieron grandes comunidades de esponjas de vidrio y, por primera vez en esta área, observaron el calamar bioluminiscente, el pepino de mar de cola larga y muchos otros moluscos, percebes y especies de langosta.

"Hay tanto que no sabemos sobre las profundidades del mar, e innumerables especies nunca antes vistas. Nuestro planeta está profundamente interconectado –lo que sucede en las profundidades del mar impacta la vida en la tierra– y viceversa", afirma Wendy Schmidt, cofundadora del Schmidt Ocean Institute.

Poniendo en común la biodiversidad submarina

“Esta investigación es vital para avanzar en nuestra comprensión de esa conexión y la importancia de proteger estos ecosistemas frágiles. Los cañones de Ningaloo son tan solo una de las muchas maravillas submarinas que estamos a punto de descubrir y que nos pueden ayudar a comprender mejor nuestro planeta".

Los científicos descubrieron hidroides gigantes, esponjas de vidrio, calamares bioluminiscentes, el pepino de mar de cola larga y muchos otros moluscos, percebes y especies de langosta.

Fotografía de Schmidt Ocean Institute

En esta línea, el Schmidt Ocean Institute pone a disposición de la comunidad científica internacional el barco de la expedición y el ROV, para que los científicos puedan hacer uso libre de él sin costo alguno a cambio de hacer públicos sus descubrimientos. Las inmersiones de esta investigación se transmitieron en vivo y están disponibles en la página de YouTube del Schmidt Ocean Institute, lo que hace que la increíble diversidad en la región de Ningaloo esté disponible para que el público explore.

“El material de archivo y las muestras recolectadas de los océanos que rodean Australia tendrán implicaciones importantes para la sostenibilidad y protección de estos ecosistemas submarinos”, afirman los científicos del estudio en un comunicado, así como “para hábitats similares de todo el planeta, que están en peligro debido al aumento de la temperatura del océano y otras amenazas ambientales”.

Seguir leyendo