Namibia, a la busca y captura de elefantes salvajes para subastarlos internacionalmente

El Gobierno de Namibia, donde se calcula que viven unos 24 000 elefantes, no ha dicho dónde enviará los 170 ejemplares que pretende vender.

Por Dina Fine Maron
Publicado 16 feb 2022, 11:31 CET
Recientemente, 42 salvajes de Namibia fueron vendidos a compradores internacionales. No se ha revelado a dónde ...

Cuarenta y dos elefantes salvajes de Namibia han sido vendidos a compradores internacionales, pero no se ha revelado a dónde serán enviados. Hasta ahora se ha capturado a cerca de la mitad, con dos crías nacidas desde entonces, en cautividad. Esta madre y su cría en Namibia fueron fotografiadas hace tres años.

Fotografía de Wolfgang Kaehler/LightRocket via Getty Images

Namibia está en estos momentos metida de lleno en la captura de 57 elefantes salvajes que fueron vendidos el año pasado en una subasta, según un comunicado emitido hoy por el Ministerio de Medio Ambiente, Silvicultura y Turismo del país.

Para consternación de los grupos ecologistas y los defensores de los elefantes, Namibia había anunciado en diciembre de 2020 que subastaría 170 de sus elefantes para reducir las poblaciones, que cada vez con más frecuencia entran en conflicto con poblaciones humanas. Se calcula que Namibia tiene unos 24 000 elefantes.

El pasado mes de agosto, el Ministerio publicó su primera (y hasta hoy única) comunicación pública sobre el asunto. En ella decía que 57 elefantes, que aún tenía que recoger de la naturaleza, habían sido "vendidos con éxito" a tres postores. 15 permanecerán en Namibia y 42 se exportarán.

Según el comunicado de hoy, ya se han capturado 37 elefantes, 22 de ellos para la exportación. No dice nada sobre el destino de los elefantes, aparte de que no será China.

El gobierno de Namibia "no puede dar detalles [sobre el destino] en este momento hasta que se complete todo el proceso", declara el portavoz del Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Turismo, Romeo Muyunda. "Se trata de una cláusula del acuerdo de venta que hemos firmado con los licitadores".

La venta de elefantes salvajes en cautividad ha sido controvertida durante mucho tiempo, tanto porque se discute si unos animales tan móviles e inteligentes pueden llevar una vida satisfactoria en cautividad como porque la disolución de las manadas daña las relaciones entre los miembros de una familia muy unida.

"Los elefantes tienen necesidades básicas de entornos ecológicos y sociales estimulantes y de libertad para elegir sus opciones de alimentación y sus compañeros. Estas necesidades no pueden satisfacerse en condiciones de cautividad", afirma Michele Pickover, directora de la Fundación EMS, con sede en Sudáfrica, una organización sin ánimo de lucro que lucha por las personas vulnerables y por el bienestar de los animales. "No hay un 'problema' de superpoblación de elefantes en Namibia. Desde nuestro punto de vista, todo es cuestión de beneficios".

El 12 de febrero de 2022, el periodista namibio John Grobler y un amigo tomaron estas imágenes con un dron de la granja donde se mantienen 22 elefantes salvajes a la espera de ser exportados.

Fotografía de John Grobler

El anuncio de la subasta de Namibia, hecho en diciembre de 2020, aseguraba que los elefantes se venderían por manadas y que no se separarían las familias. Las crías son visibles en las imágenes de un dron de una granja en la que se encuentran los 22 elefantes capturados a la espera de su exportación. El periodista namibio John Grobler grabó el vídeo el 12 de febrero. Dice que le preocupa que haya más elefantas preñadas y que el estrés del cautiverio pueda provocar partos prematuros.

"Capturamos manadas de elefantes", dice Muyunda, y "es posible que algunas elefantas estuvieran preñadas". Confirmó que nacieron dos crías después de sacar a los elefantes de la naturaleza y dice que "están bien".

Grobler fue acusado de un supuesto allanamiento de morada en la granja, lo que llevó al Ministerio a emitir el comunicado de hoy para "aclarar la situación actual de las subastas", dice Muyunda.

(Relacionado: Las dos especies de elefante africano se encuentran en peligro de extinción)

Grobler afirma que se encontraba en una carretera pública cuando envió un dron sobre la granja para vigilar a los elefantes. El propietario de la granja, G. H. Odendaal, declinó hacer comentarios para este artículo.

Resulta controvertido plantearse si Namibia está autorizada a exportar elefantes salvajes a un zoológico extranjero o a otro comprador fuera del sur de África.

El tratado internacional de vida salvaje que regula la exportación de elefantes africanos silvestres, CITES, fue enmendado en 2019 para prohibir que los elefantes de Botsuana, Zimbabue, Namibia y Sudáfrica fueran exportados a cualquier país donde los animales no vivan o no hayan vivido en la naturaleza, a menos que haya un beneficio de conservación probado. Esto excluye casi con toda seguridad las ventas a zoológicos de, por ejemplo, China y Estados Unidos.

En octubre de 2021, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. se negó a comentar si alguna instalación en EE.UU. había solicitado permisos de importación para elefantes de Namibia. National Geographic presentó una solicitud de la Ley de Libertad de Información para todas las solicitudes de permiso potencialmente relacionadas, pero aún no ha recibido esos registros.

(12 fotografías espectaculares de elefantes que no te puedes perder)

Dan Ashe, presidente y director general de la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA), con sede en Estados Unidos, dijo el lunes en un correo electrónico que la asociación no tiene conocimiento de ninguna participación de sus miembros en la subasta de elefantes de Namibia. "Compartimos la preocupación por la falta de transparencia en torno a esta iniciativa", dijo Ashe. Añadió, sin embargo, que los miembros "no tienen ninguna obligación de informar a AZA sobre posibles importaciones de animales."

"Las autoridades de Namibia deberían escuchar a los expertos internacionales en elefantes y cancelar estas desastrosas exportaciones antes de que sea demasiado tarde", afirma Mark Jones, responsable de política de la Fundación Born Free, con sede en el Reino Unido, un grupo que se opone a sacar cualquier animal de la naturaleza.

Las exportaciones de elefantes de Namibia se debatirán el mes que viene en una reunión de la CITES prevista en Lyon (Francia).

Wildlife Watch es un proyecto de investigación periodística entre National Geographic Society y National Geographic Partners que se centra en los delitos y la explotación de la fauna salvaje. Lee más historias de Wildlife Watch aquí, y descubre más sobre la misión sin ánimo de lucro de National Geographic Society en natgeo.com/impact. Envía tus sugerencias, comentarios e ideas de historias a NGP.WildlifeWatch@natgeo.com.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
La venta de elefantes salvajes en Namibia provoca una condena mundial
Animales
Planean perforaciones petroleras en la región del Okavango, el último bastión de los elefantes
Animales
Cómo la caza de animales salvajes pasa a ser un juego
Medio Ambiente
Una petrolera canadiense arrasa ilegalmente tierras protegidas en África
Animales
El cotejo familiar de ADN como arma contra el comercio ilegal de marfil

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved