Aunque la tuberculosis está matando a sus lémures, este zoo de Madagascar sigue abierto

Los visitantes han sido fotografiados sujetando animales en el zoo africano pese a que parece que sus lémures probablemente se contagiaron de los humanos.

Por Dina Fine Maron
Publicado 5 oct 2022, 9:42 CEST
Un lémur de collar blanco y negro en un parque nacional de Madagascar.

Un lémur de collar blanco y negro en un parque nacional de Madagascar. La tuberculosis ha infectado a varios de estos lémures en peligro crítico de extinción en un zoológico de la capital del país.

Fotografía de Paul Souders, Getty Images

Un brote de tuberculosis en un zoológico de Madagascar ha matado a primates en peligro crítico de extinción, entre ellos especies de lémures que nunca se había sabido que tuvieran la enfermedad.

En las últimas semanas, ocho lémures de collar blanco y negro, un sifaka y un fossa han muerto en el Parque Zoológico y Botánico de Tsimbazaza (PBZT), gestionado por el Gobierno, en Antananarivo, la capital de Madagascar, todos ellos por presuntos casos de la enfermedad. Científicos del Instituto Pasteur de Madagascar, apoyados por miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), han confirmado la presencia de Mycobacterium tuberculosis en los tejidos de varios de los animales muertos.

Según Jonah Ratsimbazafy, primatólogo malgache, el zoo, que alberga varios centenares de animales y sigue abierto a los visitantes, debería cerrarse inmediatamente.

(Relacionado: Un lémur que murió de tuberculosis es una víctima probable del comercio ilegal de mascotas)

Diez animales del Parque Zoológico y Botánico de Tsimbazaza han muerto en las últimas semanas en medio de un brote de tuberculosis.

Fotografía de Travelpix, Alamy Stock Photo

El zoo no ha respondido a las peticiones de comentarios.

Los manipuladores o visitantes humanos probablemente transmitieron la enfermedad, que nunca había sido detectada en lémures en la naturaleza, dice Ratsimbazafy. La tuberculosis está muy extendida entre las personas en Madagascar, y en 2019 se descubrió que un lémur de cola anillada como mascota estaba infectado.

El zoológico de Tsimbazaza tiene alrededor de una docena de especies de lémures, y este brote supone la primera incidencia documentada en lémures de collar blanco y negro, sifaka y fossa, dice Ratsimbazafy. La UICN clasifica a los lémures de collar y a los sifakas como animales en peligro crítico, y a los fossa como vulnerables a la extinción.

(Relacionado: Aumenta la caza ilegal de lémures amenazados en Madagascar durante el confinamiento por la pandemia)

"No se sabe si estos animales pueden transmitirse la enfermedad entre sí o a los humanos", dice Ratsimbazafy. "Sabemos que los humanos pueden transmitir la tuberculosis a los lémures y sospechamos que los animales adquirieron la tuberculosis de los humanos con los que están (o han estado) en estrecho contacto".

La exploradora de National Geographic Marni LaFleur, antropóloga de la Universidad de San Diego, en California, que estudia la especie, formó parte del equipo que informó de la enfermedad en el lémur mascota en un artículo el año pasado. Ella dice que los visitantes del zoológico publican rutinariamente fotos en Instagram que los muestran sosteniendo y alimentando a los lémures.

Ratsimbazafy afirma que, a menos que se cierre el zoo, el personal y los animales podrían transmitir la tuberculosis a los visitantes. El zoológico carece de capacidad para controlar esta enfermedad altamente contagiosa, dice, y debe trabajar con expertos veterinarios y médicos nacionales e internacionales para detener su propagación.

"Contener la propagación de la tuberculosis en el PBZT requerirá probablemente la eutanasia de los animales", afirma Ratsimbazafy. Recomienda encarecidamente que no se capturen lemures en la naturaleza para reponer los animales que puedan ser eutanasiados o que ya hayan muerto.

Madagascar tiene más de 100 especies de lémures, que representan alrededor del 20% de los primates del mundo.

La National Geographic Society apoya a Wildlife Watch, nuestro proyecto de investigación periodística centrado en los delitos y la explotación de la fauna salvaje. Lee más historias de Wildlife Watch aquí, y envía consejos, comentarios e ideas de historias a NGP.WildlifeWatch@natgeo.com. Descubre la misión sin ánimo de lucro de la National Geographic Society en natgeo.com/impact.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Un lémur que murió de tuberculosis es una víctima probable del comercio ilegal de mascotas
Animales
Varios mercados de animales vivos son acusados de maltrato animal en San Francisco
Animales
Monos de laboratorio: nuestra deuda con los simios
Animales
Los sacrificios de tejones dividen a las comunidades rurales de Inglaterra
Animales
Un brote de gripe aviar sin precedentes arrasa con la vida salvaje de Israel

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved