Estos dos tiburones han viajado más de 6000 kilómetros juntos pero, ¿son amigos?

Los científicos explican qué ocurre realmente con dos tiburones blancos que viajan por la costa atlántica.

Por Melissa Hobson
Publicado 6 sept 2023, 12:26 CEST, Actualizado 8 sept 2023, 9:40 CEST
El tiburón Jekyll es liberado poco después de ser marcado para su seguimiento

El tiburón Jekyll es liberado poco después de ser marcado para su seguimiento. El animal ha viajado con otro tiburón blanco durante miles de kilómetros y los científicos quieren saber por qué.

Fotografía de OCEARCH, Chris Ross

Lentamente, un gran tiburón blanco nada hacia el barco y sube a un elevador hidráulico especializado. Atraído por el cebo, se engancha la boca del tiburón y se le anima a nadar hacia el barco como "enseñar a un perro a andar con correa", dice Bob Hueter, científico jefe de OCEARCH, una organización sin ánimo de lucro especializada en el rastreo de tiburones.

Una vez que el tiburón sube al barco, "es como un equipo de boxes en una carrera de coches", dice Hueter. Un científico ventila al tiburón introduciéndole una manguera de agua de mar fría en la boca, mientras otro le ata una cuerda a la cola para evitar que el animal se haga daño. En unos 15 minutos, el equipo de investigación lleva a cabo una docena de procedimientos, como medir al tiburón, realizar ecografías y tomar muestras de sangre, músculo, semen y heces para diversos proyectos de investigación.

El trabajo forma parte de los esfuerzos de OCEARCH por estudiar los tiburones blancos del Atlántico Norte occidental, una población menos estudiada que otras del mundo. "Aquí estamos, en el lugar de Tiburón, y sin embargo no conocemos a los animales tan bien como deberíamos", dice Hueter.

Dos tiburones blancos juveniles marcados de esta forma, Simon y Jekyll, se hicieron famosos hace poco gracias a una publicación en las redes sociales que señalaba que la pareja había estado viajando junta durante más de 6400 kilómetros por la costa atlántica norteamericana. La gente empezó a preguntarse si los tiburones podrían ser amigos, pero la situación no es tan sencilla.

"La amistad implica una conexión emocional. No se trata de eso", afirma Yannis Papastamatiou, biólogo de la Universidad Internacional de Florida (Estados Unidos) que no participa en el proyecto; "los tiburones no forman vínculos emocionales entre sí. La mayoría de los animales no lo hacen".

Puede que estos tiburones no sean "amigos", pero no existen registros previos de dos tiburones que viajen juntos durante un periodo tan largo, lo que lleva a los científicos a preguntarse qué podría revelar esto sobre los misterios de la migración de los tiburones.

Los dos machos juveniles (cada uno de entre 10 y 15 años de edad y casi 2,5 metros de largo) fueron marcados por primera vez frente a la costa de Georgia en diciembre de 2022. Las marcas transmiten datos vía satélite cuando uno de los tiburones sale a la superficie, lo que permite a los investigadores y al público seguir en internet los movimientos de los animales en tiempo real.

En primavera, los tiburones migran a las zonas de alimentación estivales. Salvador Jorgensen, ecólogo marino de la Universidad Estatal de California (Estados Unidos), explica que los tiburones que estudia en el Pacífico oriental van y vienen del "café de los tiburones blancos", un lugar remoto del Pacífico entre Baja California (México) y Hawái con abundancia de peces y calamares, en momentos ligeramente distintos. "Muchos machos ejecutan rutas y ciclos migratorios muy similares, pero viajan por separado", afirma Jorgensen.

Cuando Simon y Jekyll llegaron a Long Island, los investigadores observaron que sus huellas eran notablemente similares. Luego llegaron a Nueva Escocia (Canadá) "prácticamente el mismo día", dice Hueter, un comportamiento extraño en los grandes blancos. "Nos sentamos y dijimos: ¿Qué está pasando aquí?"

Aunque se trató de un acontecimiento puntual, una ruta tan similar para los dos tiburones durante mucho tiempo y a gran distancia es significativa. "No se trata de una instantánea rápida", explica Papastamatiou. "Si estuvieras conduciendo tu coche, y otro coche estuviera 200 metros detrás de ti todo el camino desde Florida a Nueva York, estáis viajando juntos".

Desvelando los secretos de la mordida del tiburón blanco
El tiburón blanco es uno de los depredadores más perfectos del mundo, pero cuándo son jóvenes comenten errores; aunque sin querer pueden provocar grandes daños. Imágenes de la serie 'El ataque de los tiburones'.

¿Tiburones sociables?

Tradicionalmente se considera que los tiburones blancos son solitarios, pero los investigadores creen que pueden mostrar algunos comportamientos sociales como otras especies de tiburones.

Como los peces no muestran comportamientos de cuidado evidentes, como acicalarse o cuidar de las crías, los investigadores determinan los vínculos sociales midiendo si los individuos pasan más tiempo juntos de lo que pasarían por casualidad. Un estudio descubrió que las asociaciones que forman los tiburones blancos no son casualidad, mientras que otro descubrió que pueden permanecer cerca mientras cazan para beneficiarse de los restos de comida tras una matanza.

"Sorprendentemente, vemos cada vez más que los tiburones blancos podrían encajar en esa categoría social", afirma Papastamatiou. Si ocurriera algo similar con Simon y Jekyll, "sería la primera vez que tendríamos pruebas de que [los tiburones blancos] realmente viajan juntos a estos sitios".

Jorgensen cree que puede haber otras razones por las que la pareja siguió la misma ruta. "¿Están siguiendo estos dos tiburones señales ambientales e impulsos instintivos similares, que podrían conducir a movimientos paralelos?", se pregunta.

Heuter explica que los tiburones se guían por factores como la temperatura del agua del mar, la cantidad de luz de cada día y la ubicación de puntos calientes para ciertos tipos de presas. También han recorrido estas rutas antes, "así que conocen el camino", dice.

Existe otra posibilidad. Los investigadores están realizando pruebas genéticas para averiguar si Simon y Jekyll están emparentados.

"Si tuviera que apostar, lo más probable es que no sean hermanos, que se trate de una yuxtaposición inusualmente sincronizada, casi casual, de estos animales que siguen la ruta normal hacia el norte", afirma Heuter.

Sin embargo, si los resultados revelan que Simon y Jekyll son hermanos, podría "revolucionar la perspectiva de las relaciones entre hermanos en estos animales", añade. "Esto realmente nos hace pararnos a pensar en la base genética de estos movimientos migratorios".

Aunque estén emparentados, los tiburones no tienen por qué viajar juntos. Ambos podrían estar simplemente siguiendo instintos similares. "Los individuos más emparentados podrían tener una mayor similitud en su reloj y brújula migratorios innatos", sugiere Jorgensen.

Independientemente de que Simon y Jekyll viajen juntos a propósito, su ruta común está revelando nuevos secretos sobre la forma en que estos depredadores ápice merodean por los mares.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved