Los tiburones forman «amistades» durante años, lo que desmiente la idea de que son «solitarios»

Son más parecidos a nosotros de lo que pensábamos, dicen los científicos. Pero aún no se sabe por qué socializan los tiburones.

Por Melanie Haiken
Fotografías de Tanya Houppermans
Publicado 9 jul 2021 12:30 CEST
Tiburones limón

Los tiburones limón (en la foto, animales alrededor de los corales en la isla de Gran Bahama) pueden mostrar determinadas personalidades, siendo gregarios o reservados.

Fotografía de Tanya Houppermans

Muchos de nosotros tenemos la idea de que los tiburones son fuertes, misteriosos y solitarios mientras nadan en las profundidades. Y no es de extrañar, ya que los medios populares han representado a estos peces como depredadores solitarios que aparecen de la nada para atacar.

Pero esa imagen ha sido objeto de examen en los últimos años, ya que investigadores de tiburones de todo el mundo han descubierto que los peces se congregan en grandes cantidades e interactúan con miembros de su especie de formas que son amistosas.

Yannis Papastamatiou, científico marino de la Universidad Internacional de Florida, y su equipo emplearon transmisores acústicos para grabar las interacciones de unos 40 tiburones de arrecife a lo largo de cuatro años cerca del atolón Palmyra, en el sudoeste de Hawái.

Su estudio, publicado en 2020 en la revista Proceedings of the Royal Society B, desveló que los tiburones de arrecife regresan a las mismas comunidades año tras año y tienen preferencias de compañía evidentes. De hecho, algunas «amistades» perduraron a lo largo del estudio.

«Sabemos que los tiburones son capaces de formar vínculos sociales con otros individuos que duran años», afirma Papastamatiou, que también es explorador de National Geographic. Los vínculos sociales de los tiburones podrían haber durado más, pero los datos quedaron limitados a la vida de la batería de los transmisores, que dura cuatro años.

Tiburones toro y paguaras nadan en las aguas claras sobre un pecio en la costa de Carolina del Norte.

Fotografía de Tanya Houppermans

Los tiburones coralinos se congregan alrededor de las rocas y los corales cerca de la isla de Gran Bahama.

Fotografía de Tanya Houppermans

Los tiburones limón (en la foto, en la costa de Gran Bahama) buscan la compañía de otros tiburones sin motivo aparente.

Fotografía de Tanya Houppermans

Otra investigación publicada en la revista Scientific Reports ha descubierto redes sociales complejas entre tiburones toro de la costa este de Estados Unidos, relaciones que antes se consideraban estrictamente el dominio de mamíferos de mayor orden como chimpancés, dice Danielle Haulsee, que dirigió el estudio cuando estaba en la Universidad de Delaware.

En su estudio de 2016, Haulsee y sus colegas descubrieron que los tiburones que llevaban dispositivos de grabación tenían miles de interacciones con sus compañeros y algunas parejas pasaban hasta cuatro días juntas.

El estudio también descubrió que algunos tiburones son compañeros de forma inconfundible: no eran asociaciones aleatorias, dice.

La investigación incipiente debería desmentir el estereotipo de los tiburones como máquinas programadas para matar, dice Jasmin Graham, bióloga marina del Laboratorio Marino Mote en Sarasota, Florida.

«Por ejemplo, esta investigación sobre su personalidad y sus vidas sociales demuestra que en realidad se parecen mucho más a nosotros de lo que pensábamos», afirma Graham, que también es presidenta y consejera delegada de Minorities in Shark Science, un grupo dedicado a ayudar a las mujeres negras a romper las barreras necesarias para entrar en este campo.

Dos tiburones toro en la costa de Gran Bahama. La especie tiene un complejo sistema social.

Fotografía de Tanya Houppermans

Tiburones que comparten los mares

Descubrir por qué socializan los tiburones —y cuánto de su comportamiento es cooperativo— es un reto, pero hay algunas pistas, como la disponibilidad del alimento y las aguas más cálidas debido al clima cambiante.

Los tiburones blancos, sobre todo los juveniles, están apareciendo en cifras de récord en las playas del sur de California ya que la población se ha recuperado desde 1994, cuando el estado los declaró especie protegida.

Con vídeos de drones como «satélites espía» y transmisores para rastrear a cada tiburón, Chris Lowe, director de SharkLab en la Universidad Estatal de California, Long Beach, y su equipo identificaron 53 tiburones entre la costa de San Diego y Santa Bárbara en 2020.

Aunque normalmente los tiburones blancos mantienen distancias de unos nueve metros entre sí y no parecen demasiado «amistosos», dice Lowe, está claro que se congregan debido a la preferencia por esa zona.

«Creemos que es similar a un parque infantil o un patio de colegio. Algunos comen, otros simplemente pasan el rato, otros tratan de evitar a los matones», dice Lowe. «Así que la pregunta es: ¿por qué acuden a este patio, qué los atrae aquí?».

Tiene algunas teorías: las rayas, su comida favorita, abundan en la zona. Estar cerca de la orilla ofrece protección de depredadores como tiburones más grandes. Y a medida que aumentan las temperaturas del Pacífico debido al cambio climático, los tiburones blancos siguen las aguas cálidas cada vez más al norte.

Es más difícil averiguar si los tiburones aúnan fuerzas para cazar, dice Matt Smukall, director del Bimini Shark Lab en las islas Bimini de las Bahamas. Por ejemplo, algunas especies, como los tiburones sarda y los tiburones de puntas negras, se congregan por docenas cuando los peces desovan en masa y a veces parecen acorralar a sus presas.

Tiburones 101
Los tiburones pueden provocar más miedo y asombro que ninguna otra criatura marina. Descubre cuáles son los tiburones más grandes y veloces, cómo se reproducen y por qué algunas especies se encuentran en peligro de extinción.

«La cuestión es, ¿es esto cooperación verdadera, en la que los tiburones colaboran deliberadamente para optimizar las condiciones de caza?», dice Smukall. «Puede ser que haya una gran abundancia de comida y todo el mundo acuda al festín».

Sea como fuere, los tiburones salen ganando, dice él: «Lo que es bueno para un tiburón es bueno para los demás, y aumenta el éxito de todos».

Las corrientes favorables también podrían ser un motivo por el que los tiburones se congregan, añade Papastamatiou.

En un nuevo estudio publicado en julio de 2021, documentó un comportamiento sorprendente en los tiburones de arrecifes de la Polinesia Francesa: surf. Se observaron cientos de estos nadadores complejos montando las olas juntos, lo que les ofrecía la oportunidad de ahorrar energía e incluso dormir.

«Hemos buscado explicaciones de por qué los tiburones se congregan en determinados lugares y esto ofrece una respuesta», afirma Papastamatiou. «Estos hallazgos también podrían aplicarse a otras zonas costeras, y posiblemente explicarán por qué los tiburones podrían preferir una zona respecto a otra».

Los tiburones toro se congregan sobre un pecio en la costa de Carolina del Norte.

Fotografía de Tanya Houppermans

Tipos de personalidades

En algunos casos, quizá no haya un propósito obvio de la camaradería entre tiburones. En el Bimini Shark Lab, Smukall y sus colegas descubrieron que los tiburones limón jóvenes buscaban la compañía de otros tiburones sin motivo evidente. Hay cada vez más pruebas de que los tiburones limón tienen personalidades propias, que podrían influir si pasan el rato con otros tiburones, añade.

Las crías de tiburones limón observadas en unos corrales en mar abierto en su hábitat autóctono mostraron una amplia gama de temperamentos sociales, con algunos animales gregarios que tenían interacciones frecuentes, mientras que otros eran más reservados y preferían estar solos.

Al igual que en humanos, esas diferencias de personalidad pueden influir en su éxito e incluso su supervivencia. Por ejemplo, se descubrió que las crías de tiburones limón consideradas más aventureras en los corrales y después etiquetadas con dispositivos de grabación también corrían más riesgos en el medio natural, recorriendo más distancia para buscar comida, lo que hacía que crecieran y maduraran más rápidamente, según la investigación de Smukall.

Con todo, ese espíritu aventurero tenía su precio: los tiburones más grandes y rápidos también tenían menores índices de supervivencia, ya que eran más propensos a toparse con depredadores.

Más secretos sobre los tiburones

Se sabría más acerca de las vidas íntimas de los tiburones si este campo no fuera tan nuevo, en parte debido a la falta de financiación y a la reputación negativa de los tiburones. «Solo hemos tenido unos 20 años para realmente empezar a estudiar a los tiburones», afirma Lowe.

Para agravar la situación, las poblaciones de tiburones siguen disminuyendo, en gran medida debido a la sobrepesca. Las poblaciones de tiburones y rayas han sufrido un descenso de un 71 por ciento desde 1970, y los tiburones de arrecife se han visto especialmente afectados.

Pero gracias a iniciativas como Minorities in Shark Science, la ciencia de los tiburones está expandiéndose y diversificándose de formas que nunca se consideraron posibles, dice Graham.

«Creo que descubriremos mucho más sobre los tiburones en los próximos años», dice. «Es emocionante pensar que los entenderemos mejor que nunca».

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved