Por qué no es una buena idea darle de comer a la fauna salvaje urbana

Aunque pueda parecer que estás ayudando, alimentar a los mapaches salvajes y otros animales puede estar asegurando su muerte prematura, dicen los expertos.

Mapaches comen croquetas de perro colocadas en el suelo en el parque Golden Gate de San Francisco. Los mapaches que se vuelven dependientes de la comida humana tienen más probabilidades de propagar enfermedades, ser atropellados y morir cuando se acaban los repartos.

Fotografía de Corey Arnold
Por Jason Bittel
Publicado 20 dic 2023, 11:17 CET

A poco que hayas pasado algún tiempo navegando por TikTok, Instagram o Facebook, probablemente hayas visto vídeos virales de gente dando de comer a mapaches salvajes en Estados Unidos desde malvaviscos y perritos calientes hasta pastelitos y lasaña casera.

Pero aunque estos mamíferos enmascarados parecen esponjosos y adorables, los expertos advierten de que esos vídeos llevan a un camino oscuro.

"Es estupendo que la gente quiera relacionarse con los mapaches", dice Jeannine Fleegle, bióloga de la Comisión de Caza de Pensilvania; "lo entiendo perfectamente. Pero hay problemas".

Para empezar, alimentar a los animales salvajes puede provocar rápidamente su habituación, que es como se denomina en la comunidad científica cuando un animal empieza a intimar demasiado con las personas. Y aunque los que alimentan a los animales pueden interpretar su comportamiento dócil como afecto, éste podría convertirse rápidamente en violencia.

"Puede que a ti te parezca bien ese mapache, pero puede que a tu vecino no, y los mapaches no notan la diferencia. Asocian a las personas con la comida, y eso es malo", dice Fleegle. "Pueden volverse agresivos, sobre todo con una persona pequeña o un niño. Pueden volverse agresivos con las mascotas".

Y eso es sólo arañar la superficie de por qué Fleegle dice que alimentar mapaches salvajes es "una de las 10 peores ideas que puedes tener".

Al menos 20 mapaches se reúnen una noche cualquiera en esta zona cercana a North Lake, en el parque Golden Gate de San Francisco. La gente suele darles de comer comida para perros, crema agria, patatas fritas y otros aperitivos.

Fotografía de Corey Arnold

Un historial de mordiscos, enfermedades y eutanasia

Con un bocado potente y dientes afilados, un mordisco de mapache en el dedo o la mano es más que suficiente para causarte daño (no es casualidad que varios vídeos de mordeduras de mapache también se hayan hecho virales).

De hecho, entre 2001 y 2004, las mordeduras de mapache llevaron a más de 1300 estadounidenses a urgencias, según un estudio.

Pero la mayor preocupación, con mucho, en relación con cualquier mordedura de mamífero salvaje, son los patógenos que podrían transferirse en el proceso.

"Los mapaches tienen muchas enfermedades que podemos contraer, al igual que nuestras mascotas", dice Fleegle. "La principal, por supuesto, es la rabia. La rabia es mortal... pero también está el parvovirus. Está el moquillo. La ascáride. La leptospirosis. Podría seguir y seguir".

Las personas y sus mascotas no son los únicos en peligro. Cuando los humanos alimentan a los animales salvajes, fomentan que se congreguen en mayor número de lo que lo harían en la naturaleza. Y esto hace más probable que los animales se contagien enfermedades infecciosas entre sí.

VIDEO: Estos mapaches solucionan un popular test de inteligencia

"La agresividad y la competencia entre animales es otro problema", dice Fleegle tras ver una selección de vídeos de mapaches en TikTok.

"Las peleas pueden provocar lesiones. Estas situaciones son estresantes para los animales, lo pensemos o no. Y el estrés suprime el sistema inmunitario, abriendo la puerta a enfermedades que de otro modo no habrían sido un problema".

(Relacionado: Los mapaches se extienden por el planeta y el cambio climático podría ayudarlos)

Dando de comer a los animales haces más mal que bien

Tal vez ya hayas tenido en cuenta todos estos riesgos al decidir alimentar a animales salvajes, pero no te atreves a dejar que pasen frío o hambre. Pero lo que quizá no sepas es que, al intentar ayudar, podrías estar haciendo más mal que bien.

Erik Misael Flores Serrano, empleado de un servicio de eliminación de animales salvajes, sostiene a un mapache joven que sacó de un sótano bajo una casa en Woodacre, California. Los mapaches comparten cada vez más espacio con las personas en toda Norteamérica.

"Los mapaches y otros animales salvajes están hechos para sobrevivir, para resistir casi todo lo que la Madre Naturaleza les eche", dice Fleegle. "Llevan milenios trabajando en ello, y no necesitan nuestra ayuda".

Además, cuando ocurre lo peor, y un mapache araña o muerde a una persona, la única forma que tienen los gestores de la fauna salvaje o las fuerzas del orden de determinar si ese animal tenía rabia es practicarle la eutanasia y examinarle el cerebro.

"Así que, a la larga, ¿estás ayudando realmente?", dice Fleegle; "porque, si pasa algo, en realidad estás matando a ese animal".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved