Descubre los secretos del caballito de mar

Los caballitos de mar son peces diminutos que reciben su nombre por la forma de su cabeza, que parece la cabeza de un caballo diminuto. Hay al menos 50 especies de caballitos de mar.

Por National Geographic
Hippocampus histrix
Hippocampus histrix fotografiado en el acuario de Newport en Kentucky
Fotografía de Joël Sartore, National Geographic Photo Ark

Nombre común: caballito de mar
Nombre científicoHippocampus
Tipo: pez
Dieta: carnívoro
Esperanza de vida media en estado salvaje: de 1 a 5 años.
Esperanza de vida media en cautividad: hasta 5 años.
Tamaño: de 1,5 a 35 centímetros

¿Qué son los caballitos de mar?

El caballito de mar es un animal único, y no solo por su rara forma equina. A diferencia de otros animales acuáticos, estos son monógamos y sus parejas duran de por vida, pero lo que lo hace un pez realmente extraño es que es una de las pocas especies en las cuales el macho incuba los huevos que pronto serán sus crías. Los científicos han aprendido su biología básica, pero aún queda mucho por saber sobre estos carismáticos animales.

Su tamaño puede oscilar entre un centímetro y medio y 35 centímetros, y se encuentran en las aguas costeras tropicales y templadas del mundo, nadando erguidos entre algas y otras plantas. Los caballitos de mar usan sus aletas dorsales (aletas traseras) para impulsarse lentamente hacia adelante. 

Para moverse hacia arriba y hacia abajo, ajustan el volumen de aire en sus vejigas natatorias, que es una bolsa de aire dentro de sus cuerpos. Diminutas placas espinosas cubren los cuerpos de los caballitos de mar hasta sus colas rizadas y flexibles. La cola puede agarrar objetos, útil cuando los caballitos de mar quieren anclarse a la vegetación.

La mayoría son manchados, moteados o rayados, y algunos están adornados con volantes de piel, púas y coronas. Los colores varían y pueden cambiar con la contracción de un músculo para ofrecer camuflaje o señalar a un enemigo o pareja potencial.

Los caballitos de mar tienen placas óseas cubiertas de carne en lugar de escamas, ojos que funcionan independientemente unos de otros y colas prensiles, que se utilizan para sujetar elementos de sujeción en el lecho marino para evitar la deriva y, durante el cortejo, para unirse entre sí. Los machos poseen una bolsa abdominal en su parte delantera, y durante el apareamiento, las hembras depositan en ellas sus huevos, que ellos fecundarán posteriormente. Es en este lugar los incubarán, y tras ello, saldrán de ahí diminutos caballitos de mar al agua.

La especie más pequeña no es más grande que un haba; el más grande puede alcanzar más de 30 centímetros desde la cabeza hasta la punta de la cola.

Hábitat y movimiento

Prefiriendo aguas tranquilas y poco profundas, los caballitos de mar prosperan en lechos de pastos marinos, manglares, estuarios y arrecifes de coral en aguas templadas y tropicales de todo el mundo. 

Debido a la morfología de sus cuerpos, los caballitos de mar son unos nadadores tremendos, que pueden llegar a morir del cansancio cuando se desplazan a contracorriente. Su propulsión se basa en el desplazamiento de su aleta dorsal que puede moverse 35 veces por segundo y como “timón” utilizan las pectorales.

Esta nueva especie de caballito de mar pigmeo es del tamaño de un grano de arroz

Utilizan sus colas prensiles para anclarse a los corales y las algas del fondo marino, mientras que con sus hocicos alargados se alimentan de plancton y pequeños crustáceos. El caballito de mar puede llegar a comerse 3000 artemias al día.

Estos peces se mueven con latidos frenéticos (hasta 70 veces por segundo) de una aleta dorsal (trasera) y dependen de pequeñas aletas pectorales para la estabilidad y la dirección. Cansados ​​fácilmente, muchos son arrastrados por fuertes corrientes o mueren en mares embravecidos por tormentas.

Dieta

Los caballitos de mar son depredadores de emboscada: se quedan quietos y esperan que el krill, los copépodos, las larvas de peces y otros diminutos comestibles pasen flotando y luego los atrapen a una velocidad notable. Desdentados y sin estómago para almacenar alimentos, los animales usan sus largos hocicos como aspiradoras para aspirar plancton casi continuamente.

Noviazgo

Los caballitos de mar son bailarines en el fondo, dando vueltas entre sí o sobre un objeto flotante, colores brillantes y colas entrelazadas durante un cortejo que a veces dura varios días. Se dice que se aparean de por vida, pero el compromiso de una pareja en realidad puede ser frágil: si los dos se separan por un tiempo, o si la salud del macho empeora, la hembra puede cambiar de pareja en lugar de quedarse con su elección original. 

Reproducción

En una inversión de roles reproductivos exclusiva de los caballitos de mar y otros miembros de la familia Syngnathidae (que también incluye peces pipa y dragones marinos), los machos experimentan el embarazo. Durante el apareamiento, una hembra usa un tubo llamado "ovipositor" para colocar sus huevos en la "bolsa de cría" frontal del macho. 

Luego incuba, nutre y lleva a las crías a término, generalmente de dos a cuatro semanas. Con poderosas contracciones dará a luz crías completamente desarrolladas, desde docenas hasta más de mil dependiendo de la especie. Los caballitos de mar recién nacidos, a la deriva, son inmediatamente vulnerables a los depredadores y pocos sobreviven sus primeros días.

Un caballito de mar hembra pone docenas, a veces cientos, de huevos en esa bolsa en el abdomen del caballito de mar macho. Cuando llega el momento de dar a luz, el papá bombea agua a través de la bolsa, liberando cientos de alevines o caballitos de mar bebés, en solo unos minutos. 

Un caballito de mar da a luz a 2.000 bebés

Llamada bolsa de cría, se asemeja a la bolsa de un canguro para llevar crías. Las crías de los caballitos de mar eclosionan después de 45 días en la bolsa. Los caballitos de mar bebés, cada uno del tamaño de una gominola, se encuentran con otros caballitos de mar bebés y flotan juntos en pequeños grupos, aferrándose unos a otros usando sus colas. A diferencia de los canguros, los caballitos de mar bebés no regresan a la bolsa. Deben encontrar comida y esconderse de los depredadores tan pronto como nacen.

Salvando a los caballitos de mar

La contaminación y el desarrollo costero dañan a los caballitos de mar, pero la principal amenaza es la sobrepesca desenfrenada . Los pescadores comerciales recogen millones de caballitos de mar al año como captura incidental. También hay pesca selectiva de caballitos de mar para satisfacer la demanda turística de baratijas secas y un mercado de medicina tradicional no regulado en Asia.

Los datos de población de muchas especies de caballitos de mar son escasos, pero los científicos creen que la gran mayoría está amenazada y que algunas poblaciones están en rápido declive. Se desconoce cómo el calentamiento de los mares debido al cambio climático afectará a los caballitos de mar a largo plazo.

La protección de los caballitos de mar requerirá proteger sus hábitats de aguas poco profundas de la contaminación y el desarrollo destructivo, hacer cumplir las leyes de pesca comercial destinadas a detener el problema de la captura incidental y reducir la demanda de estos animales como baratijas y supuestos suplementos medicinales.

Existen más de 35 tipos diferentes de caballitos de mar. De todos modos, la contaminación y el deterioro de sus hábitats, así como su pesca masiva para ser utilizados en la medicina tradicional asiática, están llevando a algunos tipos al borde de la extinción.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Así caza peces el caracol cono, un asesino tóxico
Animales
El galápago europeo continúa en grave declive en España
Animales
Jess Cramp nos explica cómo protege una reserva de tiburones
Animales
Tiburones 101
Animales
De salmones, bosques y el origen de la vida

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved