Planeta Hostil

Conoce a la primera nueva especie de cánido hallada en 150 años

Un nuevo estudio afirma que los chacales dorados de Eurasia y los de África son especies diferentes, y una de ellas sería una nueva especie de lobo.

Por Carrie Arnold

Los chacales, prestidigitadores en el folclore tradicional, vuelven a hacernos un truco de magia. El chacal dorado, que vive en el este de África y en Eurasia, es en realidad el cruce de dos especies lejanamente relacionadas, y una de ellas es una nueva especie de lobo.

Conocido como el lobo dorado africano, es el primer cánido descubierto en los últimos 150 años. África es también el hogar de otras dos especies de lobos, el gris y el etíope.

Aunque los chacales dorados parecen iguales, los especímenes eurasiáticos son un poco más pequeños que los de África, con el cráneo más estrecho y un poco más débil. Estos datos y los últimos estudios de ADN revelan que son especies diferentes que venían de una raíz común y posteriormente evolucionaron por separado hace milenios.

"Me sorprendió mucho", afirmó el líder del estudio, Klaus-Peter Koepfli, biólogo del Instituto Smithsonian de Biología de la Conservación del en Front Royal, Virginia.

Koepfli propone cambiar el nombre del chacal dorado africano a lobo dorado africano (Canis anthus), al tiempo que conserva el nombre de la especie original para el chacal dorado eurasiático (Canis aureus).

Separando especies

En 2012, el biólogo Philippe Gaubert, de la Universidad de Montpellier en Francia, publicó un documento que demostraba que los chacales dorados africanos parecían ser una subespecie del lobo gris, lo que lo haría ser independiente del chacal de Eurasia.

Gaubert utilizó fragmentos de ADN mitocondrial del chacal, que se transmite a través de las madres, para su análisis.

Koepfli encontró estos resultados interesantes, y quiso verificarlos utilizando más muestras de un área geográfica más amplia y más datos, tanto del chacal y como de los lobos grises.

Mediante el examen de 38 marcadores genéticos de 128 especímenes diferentes, incluyendo chacales dorados de Kenia, África del Norte y Eurasia, lobos grises africanos y perros, se confirmaría que los chacales dorados de África y Eurasia son dos especies separadas. Sin embargo, también se descubrió que el chacal dorado africano no es una subespecie de lobo gris.

Un caso "hermético"

Gaubert insiste en apoyar su trabajo original, ya que todavía no está convencido de que el lobo dorado africano sea una nueva especie, pese a que reconoce que el reciente estudio es de gran calidad. Por ejemplo, dice que los científicos aún no han podido separar algunos resultados contradictorios en los análisis de ADN.

"Todavía hay mucho trabajo por hacer", dijo.

Greger Larson, un bioarqueólogo en la Universidad de Oxford en el Reino Unido, sí está convencido de que la nueva investigación si es veraz.

"Tienen datos fenomenales y hacen una buena serie de análisis. Es un caso muy hermético", dijo Larson.

Entonces, ¿por qué el lobo dorado africano y el chacal de Eurasia tienen el mismo aspecto si están tan alejados?

El líder del estudio, Koepfi, explicó que lo más probable es que la misma presión evolutiva influenciara la evolución de estos animales. Por ejemplo, los duros hábitats desérticos de los cánidos podrían haber producido sus pequeños y magros cuerpos y sus ligeros pelajes, que no absorben tanta luz solar.

"Hemos encontrado que la información genética nos puede contar una historia muy diferente acerca de los animales", afirmó Koepfli.