Guacamayo

Por Redacción de National Geographic
Guacamayo Jacinto Volando.
Guacamayo Jacinto Volando.
foto por National Geographic

11 de febrero de 2011

Los guacamayos forman parte de la familia de los loros y son especialmente hermosos y coloridos.

Muchos guacamayos tienen un plumaje muy brillante. Su colorido encaja a la perfección en las selvas tropicales de América Central y del Sur, con sus verdes hojas y sus frutas y flores de vistosos colores. Estas aves presumen de pico grande y robusto, que rompe con facilidad frutos secos y semillas. Su lengua seca y escamosa tiene un hueso que las convierte en una eficaz herramienta para golpear las frutas.

Habitat de los guacamayos
Habitat de los guacamayos
foto por Habitat de los guacamayos

La forma de las patas de los guacamayos les permite agarrarse a las ramas y coger, sujetar y examinar todo tipo de cosas. Estas aves lucen con elegancia sus colas, que son muy largas.

Los guacamayos son aves inteligentes y sociales que suelen juntarse en bandadas de entre 10 y 30 miembros. Sus graznidos y chillidos retumban a través de la selva. Además, vocalizan para comunicarse con los demás miembros de la bandada, marcar territorio e identificarse entre ellos. Algunas especies incluso imitan el habla humana.

Las bandadas duermen en los árboles por la noche y por la mañana vuelan largas distancias para conseguir frutas, frutos secos, insectos y caracoles con los que alimentarse. Algunas especies también comen tierra húmeda, lo que les ayuda a neutralizar las sustancias químicas de las frutas y a relajar el estómago.

Tamaño de un guacamayo en comparación con un humano.
Tamaño de un guacamayo en comparación con un humano.
foto por National Geographic

5 de septiembre de 2010

Los guacamayos se emparejan para toda la vida. No sólo se aparean juntos, sino que también comparten la comida y se acicalan juntos. En la época de gestación, las hembras incuban los huevos mientras el macho sale a cazar y lleva comida al nido.

Hay 17 especies distintas de guacamayos y muchas están amenazadas. Estos traviesos animalitos son muy apreciados como mascotas y muchos son atrapados de forma ilegal para abastecer este mercado. Las selvas tropicales, donde viven muchas especies, también están desapareciendo a un ritmo alarmante.

Los guacamayos jacinto, de frente roja y de garganta azul están amenazados. Los guacamayos glaucos y de spix probablemente ya estén extinguidos en la naturaleza.

Seguir leyendo