Ciencia

Cambio de hora: ¿Por qué se cambia la hora en primavera y otoño?

Cambio de hora: qué debes saber sobre el cambio de hora y los husos horarios. Qué es, por qué se cambia, quién lo decide ¿Se ahorra energía realmente?Thursday, November 9, 2017

Por Redacción National Geographic
Dos veces al año tenemos que modificar la hora en nuestros relojes, atrasándolos o adelantándolos.

El domingo día 29 de octubre, España registra el cambio de hora del invierno, los relojes se atrasan y podremos dormir una hora más: a las tres de la madrugada serán las dos. Este, junto al de primavera, son los dos cambios de hora significativos en la Península. ¿Los motivos? El principal, el ahorro de energía y poder disfrutar de más horas de luz pero, ¿es esto realmente cierto? ¿Realmente se ahorra? ¿Cómo afecta el cambio de hora a España? ¿Y al resto del mundo? Empecemos por el principio.

El origen del cambio de hora

Fue el político, científico e inventor Benjamin Franklin, en el año 1784, el primero que propuso un cambio de hora por medidas de ahorro energético. Lo hizo cuando era el embajador de Estados Unidos en Francia. Al levantarse a las seis de la mañana y ver el sol brillando tras la ventana pensó que se perdían muchas horas de luz, mientras que por las tardes la gente tenía que encender muchas velas para poder seguir trabajando en la oscuridad. Franklin envió entonces una carta al diario The Journal de París proponiendo varias medidas para ahorrar energía y escribió un tratado «Proyecto Económico para disminuir el costo de la luz» que, aunque nunca se tuvo en cuenta como tal, fue el germen para el primer cambio de hora oficial en el mundo.

Aun así tendrían que pasar casi 200 años para que alguien volviera a tener en consideración esta medida de ahorro. Fue el constructor inglés William Willett en el año 1905 que publicó sus medidas de ahorro con un cambio de hora en verano, ya que, acostumbrado a dar un paseo matinal a lomos de su caballo antes de desayunar, se dio cuenta de que los londinenses dormían varias horas mientras ya era de día. Para que el cambio no fuera muy brusco proponía transiciones de 20 minutos semanales.

Evidentemente tal propuesta no se tuvo en cuenta, sobre todo por la complejidad del proceso. Aun así ambas ideas, tanto la de Franklin como la de Willet, fueron el germen para el primer cambio de hora oficial, que lo realizó Estados Unidos en el año 1916. ¿El motivo? Ahorrar combustible en tiempo de carencias. Dos años después el cambio de hora se convirtió en una ley federal para aquellos estados que decidieron respetarlo. Y ya en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de Estados Unidos, por mandato oficial, obligó a todos los estados miembros a establecer el horario de verano para ahorrar recursos y energía.

Noticia relacionada: Cambio de hora en primavera: preguntas y respuestas

El cambio horario en España

En el caso de España, hasta el 1 de enero de 1901 se utilizaba el horario solar y la hora, a nivel oficial, se regía por el meridiano de Madrid. Sin embargo había cambios de hora locales a conveniencia de cada comunidad o provincia. No en vano entre una punta y otra de la península hay 50 minutos de diferencia en la salida y puesta del sol. Pero a partir del comienzo del siglo XX todo cambió. Las medidas propuestas en otros países, el propio desfase entre localidades y el inicio de las guerras fueron los antecedentes que llevaron a España a establecer también el cambio horario.

Primero a raíz de establecer la hora oficial a partir del meridiano de Greenwich (aunque no lo parezca, dicho meridiano pasa por la península, y se puede ver actualmente en la autopista A2 que une Madrid con Barcelona, entre las localidades de Bujaraloz y Peñalba, en Aragón) y después mediante mandato oficial a partir del 15 de abril de 1918 que se instauró por primera vez el cambio a horario de verano.

Aun así, este cambio de hora no fue definitivo —no se estableció entre los años 1920 y 1925 ni entre 1930 y 1936—. Durante la Guerra Civil el caos se instauró en la península: había dos horarios según estuvieran dentro del bando republicano o dentro del bando nacional. Como curiosidad, al seguir dos horarios diferentes, el final de la Guerra Civil Española sucedió una hora antes para el bando republicano que para el bando nacional.

Un hombre hace una inspección en un reloj sobre el juzgado del condado de Clay, en el Centro Clay, Kansas, el 8 de marzo de 2014.

A partir del año 1940 y con la llegada de Franco al poder en España comenzó a seguirse la hora de Alemania. Franco quería así establecer un mayor contacto con la Alemania de Hitler y comenzó a utilizar el mismo horario que este país pero no sería hasta el año 1973 que el cambio se hizo oficial y prácticamente definitivo.

¿El motivo? La terrible crisis del petróleo que asoló el mundo y que llevó a gran parte de los países industrializados a tratar de luchar con todos sus medios contra aquella complicada situación energética. Aun así, muchos expertos aseguran que la hora que nos rige no es la recomendada para nuestro país. Poco tenemos que ver con el huso horario de Berlín (que es por el que nos regimos) y sí mucho más por el de Londres. La diferencia geográfica es grande. Franco, que instauró por mandato oficial en el año 1940 una hora más, tenía idea de regresar al denominado «horario normal». Pero esto nunca sucedió y setenta y siete años después España sigue usando el horario alemán.

Planes otoñales: Castañas, senderismo y mucho más: estos son los mejores planes de este otoño

¿Es sinónimo de ahorro de energía?

A lo largo y ancho del planeta se han establecido los cambios de hora por beneficios económicos, pero actualmente no está tan claro que eso sea cierto, al menos en España. Solo es preciso plantearse qué significa que el sol salga una hora antes por las mañanas. Es un hecho el ahorro de energía eléctrica, por ejemplo, por la mañana. Pero los expertos aseguran que realmente esto, a lo largo de un día de 24 horas, no tiene efecto alguno; al fin y al cabo por la tarde se encenderán las luces una hora antes.

A nivel social tampoco es ningún ahorro. Que amanezca una hora antes no significa que los trabajadores entren una hora antes a trabajar, por lo que en este aspecto el ahorro de energía en nulo y las grandes industrias, en su mayoría, utilizan luz artificial en sus instalaciones independientemente de la hora del día. El IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía) cifra en un 5% el ahorro que actualmente se consigue con el cambio horario, por lo que, ¿es realmente productivo ese cambio de hora?

Farolas en las calles de Turín.

El debate sobre el cambio de hora y un posible doble horario dentro del país que no parece tener fin. Mientras unos aseguran que deberíamos recuperar nuestro horario «normal» geográficamente hablando, otros no lo ven tan claro. España es un país con muchas más horas de luz solar que sus vecinos del norte. Trescientos días de sol frente a los 80 que tiene, por ejemplo, Holanda.

Respecto a un posible doble horario en la península, basándonos en que tanto Canarias como Portugal tienen en sus relojes una hora menos, es más cuestión social y económica que otra cosa. Un doble horario generaría un caos que el país, al menos actualmente, no está dispuesto a asumir.

Científicos y expertos sí están de acuerdo en una cosa: es necesario poner en marcha políticas fuertes de medidas de ahorro energético a través de las energías renovables dejando en un segundo plano el tema de la hora.

Te puede interesar: Algunos países que se están uniendo a las renovables te sorprenderán

Husos horarios en el mundo

No todos los países del mundo se han adherido al denominado Daylight Saving Time (DST). Aunque en Europa es tradición ya cambiar el horario en primavera y en otoño no lo hacen por ejemplo Bielorrusia y la parte europea de Rusia. Un dato curioso tiene que ver con este país. Rusia instauró el cambio de hora en 1917 pero esta medida sólo duró cinco meses. Posteriormente se instauró el horario de verano entre 1981 y 2011 pero se volvió a cancelar. En la actualidad, aunque se ha debatido sobre el tema profundamente, no se ha vuelto a poner en marcha. El resto de países del mundo se han acogido al cambio horario en algún momento de su historia pero, actualmente, sólo 70 países lo llevan a cabo. Menos Japón. Japón es el único país industrializado que no lo ha tenido en cuenta nunca en su historia.

El cambio de hora que el próximo domingo 29 de octubre se llevará a cabo en España tiene más implicaciones que retrasar las agujas del reloj. Las teorías históricas sobre el ahorro energético y aprovechamiento de la luz solar y curiosidades sobre los diferentes husos horarios en el mundo nos permiten ver con perspectiva este cambio horario de otoño.

Vídeo relacionado: Todo lo que necesitas saber sobre el equinoccio de otoño

Seguir leyendo