La esperada vacuna contra el COVID19 no llegará antes de 2022

España participará en la evaluación de la nueva vacuna para el coronavirus desde la Agencia Europea del Medicamento.

Publicado 22 jul. 2020 22:14 CEST, Actualizado 5 nov. 2020 6:48 CET
La pasada semana, la revista médica The Lancet afirmó que pronto saldrían los resultados oficiales sobre ...

La pasada semana, la revista médica The Lancet afirmó que pronto saldrían los resultados oficiales sobre la vacuna ChAdOx1 nCoV-19, desarrollada por la Universidad de Oxford, que parece ofrecer una doble inmunidad ante la COVID-19.

Fotografía de Polina Tankilevitch, Pexels

La extraña estampa a la que tan rápido nos hemos acostumbrado ha llegado para quedarse. En escasas semanas, cada rincón del planeta viste poco a poco el vertiginoso ritmo que vuelve a las calles,  ahora teñidas de mascarillas que tapan nuestros rostros y una extraña distancia social cada vez más familiar.

Hasta que la investigación científica logre encontrar un fármaco eficaz que palie los síntomas o bien la esperada vacuna esté a nuestro alcance, el fin de las aglomeraciones, las mascarillas y la distancia definirán cada rincón de nuestra vida en la llamada nueva normalidad.

Entre los fármacos que se encuentran en el punto de mira, investigadores españoles descubrieron que uno de los fármacos utilizado para tratar un cáncer, el mieloma múltiple, daba resultados positivos para frenar un tipo de coronavirus muy similar al que causa la covid-19. Sin embargo, hasta ahora los fármacos investigados generan también diversos efectos secundarios.

Mientras, Europa, China y Estados Unidos continúan una acelerada carrera por encontrar una vacuna que se encuentra en las últimas fases de desarrollo y que ya ha sido probada en humanos. Sin embargo, los expertos advierten que la llegada real de la vacuna, siendo todo el proceso favorable, no será segura y eficaz hasta, como mínimo, 2022. 

Una producción a escala mundial sin precedentes

«Crear un inmunógeno en dos años sería un hito; lo habitual son diez», afirma en declaraciones a La Vanguardia María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Lamas informó también de que varias vacunas ya han sido presentadas a la Agencia Europea del Medicamento para una evaluación que incluye a España como ponente.

«Que España haya sido elegida como una de las ponentes prueba el elevado nivel científico y técnico de nuestros evaluadores y el reconocimiento que tienen entre sus homólogos europeos», afirma en el mismo medio.

La pasada semana, la revista médica The Lancet afirmó que pronto saldrían los resultados oficiales sobre la vacuna ChAdOx1 nCoV-19, desarrollada por la Universidad de Oxford, que parece ofrecer una doble inmunidad ante la covid-19. Por un lado, desarrolla la producción de anticuerpos y glóbulos blancos y, por otro lado, logra un reconocimiento a largo plazo de las células infectadas por parte del organismo.

Sin embargo,  a pesar de que AstraZeneca ha anunciado en declaraciones a la CNN que la vacuna podría estar lista en septiembre y de que las compañías farmacéuticas trabajen a contrarreloj, tras este proceso llega otro gran desafío igual de complejo: una producción a escala mundial nunca antes vista que alcance a más de 5.000 millones de personas. «El virus no conoce fronteras y nos enfrentamos a un problema de salud pública global y, sin un enfoque global y solidario, será imposible atajarlo», concluye Lamas en el mismo medio.

Seguir leyendo