Así afecta a los tornados el calentamiento global y el cambio climático

A diferencia de las olas de calor y las inundaciones, la investigación sobre el cambio climático y los tornados aún está en pañales.

Publicado 14 dic 2021 11:23 CET
 Mientras que los científicos tienen una idea clara de cómo influirá el cambio climático en ...

Cazadores de tormentas se detienen cerca de un tornado formado bajo una supercélula de truenos. Mientras que los científicos tienen una idea clara de cómo influirá el cambio climático en catástrofes como las inundaciones y los incendios, aún se está investigando su influencia en los tornados.

Fotografía de Mike Theiss, Nat Geo Image Collection

Los tornados que han azotado recientemente a Estados Unidos son de los más destructivos y mortales de la historia. El número de muertos en Kentucky, el estado más afectado, ascendió a 80 el lunes, y todavía hay docenas de personas sin localizar.

La magnitud de la destrucción y el momento en que se produjeron los tornados, muy al final del año -la mayoría de los tornados se producen en la primavera y el verano- está alimentando el debate sobre cómo el cambio climático puede haber influido en este fenómeno de devastadoras consecuencias.

(Relacionado: ¿Cuáles son las diferencias entre un huracán, un tifón y un ciclón?)

"En mis 40 años como meteorólogo, éste ha sido uno de los fenómenos meteorológicos más impactantes que he presenciado", afirma Jeff Masters, meteorólogo del servicio de noticias Yale Climate Connections. "Viendo estas tormentas el viernes por la noche, mi pensamiento fue: '¿No hay ninguna estación segura? Tornados extremos en diciembre. Eso me dejó boquiabierto".

A diferencia de las olas de calor y las inundaciones, la relación entre un mundo progresivamente más caliente y los tornados es complicada y no concluyente. Los científicos tienen varias teorías sobre cómo puede cambiar el comportamiento de los tornados. Es posible que se produzcan tornados en diciembre y que se desplacen hacia el sureste de Estados Unidos. Queda por ver si el cambio climático hará que los tornados sean más intensos o frecuentes.

Aunque se ha registrado un aumento en el número total de tornados observados desde 1950, según los datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, los expertos dicen que eso es en gran parte consecuencia de disponer de una mejor tecnología, como el radar Doppler. No se ha observado un aumento de la frecuencia de los grandes tornados a lo largo del tiempo. 

Por ejemplo, 59 de los tornados F5 más graves de Estados Unidos se han producido desde 1950. Pero si la tormenta que devastó Kentucky resulta haber sido un F5, habrá sido el primero desde 2013, poniendo fin al período más largo registrado hasta ahora sin uno de esos desastrosos tornados.

Sin embargo, dada la omnipresente influencia del calentamiento global en la atmósfera, tiene sentido que este también tenga un impacto en los tornados, dice Victor Gensini, experto en climas extremos de la Universidad del Norte de Illinois (Estados Unidos).

"En lugar de preguntar: '¿El cambio climático ha causado este tornado?', es mejor partir de la base de que el cambio climático ha influido", afirma. "Partir de la premisa de que todos los fenómenos extremos se ven afectados por el cambio climático".

Cómo está cambiando la meteorología de los tornados

Para entender cómo los científicos teorizan que el cambio climático está afectando a los tornados, es útil comprender cómo el aire cálido y húmedo que fluye por debajo del aire frío y seco crea condiciones atmosféricas inestables.

Cuando el aire caliente se eleva sobre el aire frío, la cizalladura del viento -un cambio repentino en la velocidad, la dirección o ambas- puede hacer que este aire ascendente gire como una peonza, creando un tornado.

A medida que el clima se calienta, aumenta el calor en la atmósfera y crea más energía que puede alimentar los tornados. Los grandes tornados de diciembre son atípicos porque el mes de diciembre tiende a ser fresco, pero los Estados Unidos están experimentando un calor inusual este año, incluso sobre el golfo de México, donde se origina la humedad que alimenta las tormentas que forman tornados.

"El Golfo está en plena efervescencia", dice Gensini. "El viernes por la mañana, miramos los mapas meteorológicos y parecía un día de primavera". Ese mismo día, Memphis (Tennessee, EE. UU.) registró temperaturas récord; el tornado recorrió parte del estado. Todavía no está claro cómo el cambio climático alterará los vientos que dan vida a los tornados.

Las condiciones más cálidas pueden disminuir la cizalladura del viento que da origen a los tornados; el Ártico se está calentando más rápidamente que las latitudes más bajas, reduciendo la diferencia de temperatura entre ellas y haciendo que los vientos producidos por la corriente en chorro sean más débiles en general. Esto reduce la fuerza de la cizalladura del viento.

"Nadie sabe cómo va a evolucionar esto", dice Masters. Sin embargo, cuando las condiciones sean propicias para un tornado, que haya más calor significará que "se pueden producir brotes más grandes porque hay más energía" almacenada, dice Masters. Eso significa que podría haber más tiempo entre los brotes de tornados, pero más tornados potencialmente girando cuando se produce un brote. Un estudio ha constatado un aumento del número medio de tornados por brote a lo largo de las décadas.

La investigación sobre los tornados es un reto porque los eventos suelen ocurrir a escalas mucho más pequeñas que otros tipos de clima extremo, lo que hace difícil tener suficientes datos para sacar conclusiones sólidas. Mientras que el tornado que azotó Kentucky recorrió más de 321 kilómetros durante unas tres horas, los tornados pequeños han sido históricamente más difíciles de observar, lo que ha dado lugar a una base de datos insuficiente para compararla con los tornados actuales.

Tornados 101
Los tornados son una de las fuerzas de la naturaleza más destructivas. Descubre cómo se forman, cómo los clasifican y el país donde se producen los tornados más intensos.

Riesgo cambiante

Un estudio publicado en 2018 analizó las observaciones de tornados desde 1979 y observó un cambio en la ubicación de los tornados, desde ligeramente al oeste del río Misisipi hasta el este del río, en estados más poblados como Kentucky y Arkansas.

"Creemos que podría ser el cambio climático. Pero también podría ser una variabilidad natural", dice Gensini, autor del estudio. "Nos subimos a la báscula y sabemos que hemos ganado 5 kilos, pero no sabemos si es por una mala alimentación o por falta de ejercicio".

Sin embargo, incluso un ligero cambio geográfico podría tener consecuencias importantes si las tormentas se vuelven más comunes en las zonas más densamente pobladas del país. Un tornado que golpea un campo de maíz es menos peligroso que uno que atraviese una región habitada.

"Lo que da miedo es que en el sureste hay un número cada vez mayor de casas prefabricadas", dice Stephen Strader, geógrafo que estudia el riesgo climático extremo en la Universidad de Villanova de Pensilvania (Estados Unidos). "Las probabilidades [allí] están en nuestra contra ".

En general, los estadounidenses han hecho grandes progresos en la protección contra los tornados: si se tiene en cuenta el aumento de la población, la tasa de mortalidad por tornados ha disminuido drásticamente en el último siglo, en gran parte gracias a la mejora de los sistemas de previsión y alerta meteorológica.

Pero la forma en que construimos nuestras comunidades -y el grado de exposición que ofrezcamos a los tornados- tendrán un gran impacto en la cantidad de muerte y destrucción que causen en el futuro.

"Podríamos salvar innumerables vidas si mejoráramos el anclaje de las casas móviles al suelo", señala Strader.

Aunque la ciencia sobre el cambio climático y los tornados no está clara, los meteorólogos prevén que este mes persistirán las condiciones propicias para la formación de tornados.

"Estoy preocupado por el resto del año, para ser sincero. No creo que estemos fuera de peligro todavía", dice Gensini.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Medio Ambiente
La COP26 llega a su fin con nuevos acuerdos, pero idéntica frustración
Medio Ambiente
¿Es la quema de pellets de madera una opción de energía renovable que respeta el medio ambiente?
Medio Ambiente
Cómo la precisión de los modelos climáticos les ha valido un Premio Nobel
Medio Ambiente
¿Qué podemos salvar del cambio climático?
Medio Ambiente
Los incendios forestales podrían provocar que lloviera menos

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved