Exclusiva: El equipo salvavidas para la búsqueda del sumergible del Titanic, atrapado en la burocracia, según el Explorers Club

En una entrevista con 'National Geographic', el presidente del club explica el embrollo burocrático detrás de la necesidad de enviar robots submarinos especiales para recuperar Titán sin dañar su frágil casco.

Por Kristin Romey
Publicado 22 jun 2023, 11:03 CEST
El sumergible Titán siendo transportado a un punto de inmersión en Everett, Estados Unidos

El sumergible Titán es transportado a un punto de inmersión en Everett, Estados Unidos. El sumergible desapareció el domingo durante una expedición al lugar del naufragio del Titanic y se está llevando a cabo una misión de búsqueda y rescate antes de que se agote el soporte vital para la tripulación de cinco personas.

Fotografía de OceanGate Expeditions

Los esfuerzos del Explorers Club por enviar tecnología potencialmente salvavidas para localizar y recuperar el submarino turístico Titán desaparecido han sido retrasados por la Guardia Costera de EE.UU. desde el lunes, según información exclusiva facilitada a National Geographic.

National Geographic también puede revelar que al menos un vehículo operado por control remoto (ROV) ha sido destruido durante la búsqueda del sumergible.

El presidente del Explorers Club, Richard Garriott de Cayeux, afirma que las ofertas de los dirigentes del club para entregar a la búsqueda desde el lunes ROVs de la empresa de aguas profundas Magellan se han visto atascadas en un embrollo burocrático.

Hamish Harding y Paul-Henri Nargeolet, dos de los tripulantes del sumergible desaparecido, son miembros del Explorers Club.

An aerial view of the Bahamian research vessel Deep Energy after it joined the search for the missing Titan submersible near the Titanic wreck site. The U.S. Coast Guard said on Wednesday that more vehicles were arriving on site within the next 24 to 48 hours to assist in the search-and-rescue mission.
Fotografía de Coast Guard, Handout, Anadolu Agency via Getty Images

"Magellan ha recibido señales contradictorias, primero el Gobierno de EE.UU. pidió que se prepararan, pasando a esperar órdenes, y luego recibienon la orden de retirarse", afirmó el miércoles por la tarde Garriott en un correo electrónico enviado al Vicealmirante William Galanis, Comandante del Mando Naval de Sistemas Marítimos, al Contralmirante John W. Mauger, de la Guardia Costera de Estados Unidos, que dirige la misión de recuperación, al congresista Lloyd Doggett y al representante Eric Swalwell.

Garriott señala que se acaba el tiempo para rescatar a los cinco miembros de la tripulación, si es que siguen con vida. "Sea lo que sea lo correcto, debemos hacerlo, aunque ahora estemos al borde de la fatalidad", dice a National Geographic.

Los ROV de la clase Argus de Magellan, que ya se utilizaron anteriormente para inspeccionar el Titanic, son capaces de desplegarse hasta 6000 metros de profundidad y están equipados con brazos externos que pueden recuperar e izar el Titán. Actualmente se encuentran en el Reino Unido y podrían llegar al lugar en 16 horas.

En su lugar, el sistema Flyaway de salvamento oceánico profundo de la Marina estadounidense se dirige actualmente al remoto emplazamiento del Titanic. Esta tecnología se utilizó para recuperar un F-35 a 3779 metros de profundidad (muy similar a las profundidades del sitio del Titanic) en marzo.

El casco de Titán está hecho de un compuesto de fibra de carbono, que los expertos temen que pueda ser aplastado por la "cuchara" que el sistema Flyaway Deep Ocean Salvage de la Marina estadounidense emplea para recuperar vehículos sumergidos.

Fotografía de OceanGate Expeditions

Pero a diferencia de un avión de guerra, el casco de Titán está hecho de un compuesto de fibra de carbono. A Garriott le preocupa que la "pala" de recuperación del sistema naval pueda dañar al Titán y matar a los miembros supervivientes de la tripulación durante el proceso de recuperación.

La página web de Magellan señala que OceanGate se puso en contacto con ellos a primera hora del lunes, unas 24 horas después de la desaparición del Titán, para solicitar ayuda: "OceanGate nos ordenó movilizarnos y 'utilizar los medios necesarios para volar con el equipo y la tripulación necesarios a St. John's, Terranova, lo antes posible, ya que el tiempo es esencial'".

"La preocupación es que la gran pala aplaste el casco, porque sería casi imposible meterse debajo en el fango sin ejercer presión sobre el propio casco", dice Garriott. "En cambio, un [ROV] de 6000 metros tiene la capacidad de acoplarse directamente al punto [del cable de arrastre] en la parte superior del submarino. Es un método tradicional y gente como Magellan lo ha hecho una y otra vez. Es la forma en que está diseñado que suceda".

"Creemos que podría haber una tripulación viva, pero que probablemente sólo disponga de poco más de 24 horas de soporte vital, aunque probablemente la tripulación moriría lentamente en los próximos días, uno a uno", afirma Garriott.

Actualmente hay varios ROV en busca del Titán, pero sólo pueden registrar datos y no podrían ayudar a izar el sumergible en caso de que se encontrara.

Además, al menos un ROV, (posiblemente dos), resultó dañado o destruido durante la misión de búsqueda y rescate, una prueba de las difíciles condiciones a las que se enfrentan actualmente los rescatadores.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2023 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved