Cómo funcionan los tratamientos para el virus respiratorio sincital en adultos

España prioriza en bebés las vacunas del VRS, una afección que afecta a 64 millones de personas al año. En Estados Unidos, la escasez de fármacos ha generado confusión sobre qué fármacos son los idóneos para ancianos y cuáles para niños.

Por Daryl Austin
Publicado 22 nov 2023, 12:21 CET
Micrografía electrónica de transmisión coloreada de una partícula de virus respiratorio sincitial (VRS)

Micrografía electrónica de transmisión coloreada de una partícula de virus respiratorio sincitial (VRS). Cada virión consta de un núcleo de ARN (ácido ribonucleico) encerrado en una cubierta proteica, o cápside (amarillo), dentro de una envoltura fosfolipídica (naranja). El VRS es una de las principales causas de infecciones de las vías respiratorias en humanos.

Fotografía de Micrograph by AMI IMAGES, SCIENCE PHOTO LIBRARY

España puso en marcha a principios de octubre una intensa campaña de vacunación del VRS (virus respiratorio sincital) en bebés de cara a lograr que el de 2023 sea el primer invierno sin bronquitis en bebés. Todos los nacidos a partir del 1 de octubre de 2023 hasta el 31 de marzo 2024 recibirán la vacuna mientras que, en el caso de los adultos, el Gobierno ya estudia cómo financiar el tratamiento.

La enfermedad, que el Ministerio de Sanidad establece como segunda causa de muerte en el mundo por infecciones en menores, es una afección sigilosa y desagradable que afecta a dos de los grupos más vulnerables de la sociedad (niños y tercera edad) y mata a unas 160 000 personas al año. Más allá de la prevención en los recién nacidos, el mundo se prepara para recibir una mayor variedad de fármacos para prevenir que VRS que abarcará un mayor rango de población. La llegada de estas vacunas y medicamentos supondrá una nueva esperanza para los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 60.

"Tras décadas de trabajo, ahora hay tres nuevos productos disponibles para la prevención del VRS", afirma Laura Hammitt, médica y directora del programa de prevención de enfermedades infecciosas del Centro de Salud Indígena de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins (Estados Unidos).

Casi todos los niños están infectados por el VRS a los 2 años, pero para muchos, sus síntomas no son peores que los asociados al resfriado común. Para otros, el VRS puede ser mortal. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) calculan que, en Estados Unidos, entre 58 000 y 80 000 niños menores de 5 años y entre 60 000 y 160 000 adultos mayores de 65 años son hospitalizados anualmente a causa del virus. A escala mundial, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del mismo país señala que el VRS afecta a estos dos grupos (y a las personas con un sistema inmunitario debilitado), afectando en total a unos 64 millones de personas.

"El VSR puede ser un virus respiratorio muy desagradable", afirma Bill Hanage, director asociado del Centro de Dinámica de Enfermedades Transmisibles de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard (EE. UU.). Puede causar enfermedades muy graves, hospitalización y muerte".

Aunque estos los nuevos tratamientos pueden ayudar, las noticias sobre su escasez han provocado confusión y preocupación generalizadas. Esto es lo que dicen los expertos sobre qué nueva vacuna o medicamento puede ser adecuado para ti o tu seres queridos.

El VRS es un virus respiratorio de transmisión aérea que suele circular en los meses de invierno, de noviembre a marzo. El virus se transmite a través de las gotitas respiratorias que se transfieren de una persona enferma a otra sana o al tocar una superficie en la que haya gotitas y, a continuación, tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Cuando afecta a las vías respiratorias superiores (nariz, garganta y boca), los síntomas del VRS son tos, congestión nasal o dolor de garganta leve. "El verdadero problema surge cuando el VRS ataca las vías respiratorias inferiores", explica Trahern Jones, pediatra de urgencias especializado en enfermedades infecciosas del Intermountain Primary Children's Hospital de Salt Lake City (EE. UU.)

En esta situación, el VRS se replica dentro de las vías respiratorias grandes y pequeñas de los pulmones, especialmente los bronquiolos. A medida que estos conductos se inflaman e hinchan, las vías respiratorias de la persona se congestionan con mucosidad. "Muchos médicos lo hemos visto cientos de veces: un bebé pequeño, con el vientre y el pecho bombeando arriba y abajo, las fosas nasales aleteando mientras lucha con cada bocanada de aire", explica Jones.

Dice que los médicos a menudo se sienten impotentes al tratar a estos pequeños pacientes porque no existen tratamientos eficaces para el VSR en el sentido tradicional. Los antibióticos y los antimicrobianos no pueden matar el virus, de modo que lo único que pueden hacer los médicos es proporcionar cuidados de apoyo, como oxígeno y líquidos, hasta que el sistema inmunitario de la persona infectada elimine el virus.

Por eso se esperan con tanta impaciencia los medicamentos preventivos contra el VRS.

Prevención del VRS en ancianos e inmunodeprimidos

De los tres nuevos productos preventivos contra el VRS, dos son vacunas. Ambas están disponibles para adultos de 60 años o más y para personas que padecen enfermedades cardíacas o pulmonares crónicas o están inmunodeprimidas.

Una de las vacunas es Arexvy, fabricada por GSK, aprobada en Europa en junio de 2023; la otra es Abrysvo, fabricada por Pfizer, y aprobada en Europa en julio de 2023. En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó ambas vacunas para este grupo de edad en mayo de 2023.

Ambas vacunas tienen un sólido perfil de seguridad y se ha demostrado que proporcionan protección contra el VRS durante al menos dos temporadas de invierno. En los ensayos clínicos, Arexvy demostró una eficacia del 83% y Abrysvo del 89%.

"Se trata de índices de eficacia excelentes para una vacuna contra un virus respiratorio, incluso mejores que la vacuna anual contra la gripe, de la que yo nunca prescindiría", afirma Jones.

(Relacionado: ¿Cuál es el mejor medicamento para tratar catarros y gripe?)

Prevención del VRS en lactantes

Sin embargo, Abrysvo es una vacuna única porque, tres meses después de su aprobación para las personas mayores, en Estados Unidos, también se aprobó su administración a mujeres embarazadas durante el tercer trimestre de gestación para transmitir al feto la protección en forma de anticuerpos contra el VRS. En Europa, "Arexvy no está recomendado durante el embarazo", según la ficha técnica publicada en la web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

En los ensayos clínicos, Abrysvo demostró una eficacia del 82% en la prevención de infecciones graves por VRS en el bebé durante los 90 días posteriores al nacimiento y del 69% durante 180 días.

"Esta forma de protección se denomina inmunización pasiva porque el bebé depende de los anticuerpos producidos por la madre antes de su nacimiento y no de sus propias células inmunitarias", explica Shweta, médico especialista en enfermedades infecciosas y profesora adjunta de Medicina en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Clínica Mayo (Estados Unidos), que utiliza un nombre.

Además de la protección que proporcionan los anticuerpos de la madre, los lactantes también pueden protegerse del VSR mediante una inyección de un fármaco no vacunal llamado Beyfortus.

Lo fabrican AstraZeneca y Sanofi y la FDA lo aprobó en julio de 2023 mientras que en Europa, donde también se conoce con el nombre de nirsevimab, se aprobó en octubre de 2022. "Beyfortus se dirige a partes específicas del virus, impidiendo que penetre en nuestras células y cause infección", explica Jason Nagata, pediatra del Hospital Infantil UCSF Benioff de San Francisco (EE. UU.). Se ha demostrado que el fármaco reduce en un 80% el riesgo de hospitalizaciones y visitas sanitarias relacionadas con el VRS en los lactantes.

Los CDC recomiendan una dosis de Beyfortus para todos los lactantes menores de 8 meses que nazcan durante su primera temporada de infección por VRS o la inicien. Para un pequeño grupo de niños de 8 a 19 meses, se recomienda otra dosis en su segunda temporada de VRS.

(Relacionado: ¿Qué ocurre si la gripe y el VRS se fusionan en un solo virus? Ahora ya lo sabemos)

La escasez de Beyfortus en Estados Unidos

Sin embargo, poco después de su aprobación, comenzó la escasez de Beyfortus en Estados Unidos. Su fabricante emitió un comunicado citando una "demanda sin precedentes" que agotó gran parte del suministro del medicamento.

Además de la escasez, Nagata afirma que también ha habido "obstáculos financieros" para que muchas familias puedan recibir la vacuna. Aunque la mayoría de los planes de seguros de salud están obligados a cubrir el coste de los medicamentos preventivos como Beyfortus, una laguna legal en la Ley de Asistencia Asequible permite a las aseguradoras un año para añadir nuevos productos a las pólizas, y algunas compañías han estado dando largas.

"Beyfortus podría haberse puesto en marcha con un plan de asignación para garantizar un acceso equitativo y asegurar que los niños con mayor riesgo pudieran estar protegidos", dice Hammitt. "Esto no ocurrió inicialmente, por lo que la disponibilidad de la vacuna contra el VRS para los bebés difiere mucho en todo el país".

Elizabeth Mack, médico de cuidados intensivos pediátricos en MUSC Children's Health en Charleston, dice que el CDC es consciente de los problemas y ha actualizado su orientación en consecuencia "para centrarse en los bebés de 6 meses o menos y aquellos con condiciones de salud subyacentes."

Cuidados preventivos en casa

Aunque Shweta afirma que "se desconoce cuándo terminará este déficit de suministros", las familias vulnerables y otras personas deben aplicar medidas preventivas para limitar la propagación de la infección por VRS. Estas medidas incluyen lavarse las manos con frecuencia, cubrirse al toser o estornudar, quedarse en casa cuando se está enfermo y desinfectar con frecuencia las superficies de alto contacto.

Y como el VRS es sólo uno de los virus respiratorios graves que circulan en esta época del año, estar al día en las vacunas anuales también puede ser útil para mejorar la inmunidad. Mack dice que "la receta para el éxito es vacunar a todos los mayores de 6 meses contra la gripe y COVID-19, y a todos los que cumplan los requisitos contra el VRS".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved