Ciencia

El hallazgo de ropas del siglo XVI nos muestra cómo vivían las élites de la época

El ajuar de una dama de la época es encontrado en buen estado tras 350 años bajo el mar.

Por Kristin Romey

El contenido de un naufragio del siglo XVII pasó a formar parte de una exposición de un Museo Holandés 374 años después de que la nave que transportaba esta lujosa carga se hundiese en el mar del norte. El botín del naufragio incluía un vestido elaborado en seda, medias y corpiños, un monedero bordado... Los expertos consideran que este es uno de los descubrimientos más importantes hechos en los últimos tiempos. El pecio fue descubierto en el año 2015 por un club de buceo local de la isla de Texel, situada aproximadamente a 60 millas (100 kilómetros) al norte de Amsterdam.

Los restos del naufragio fueron cubiertos por la arena durante siglos, ayudando así a la magnífica conservación de los textiles. Una carta y un libro con tapas de cuero y la marca de la casa Estuardo también marcan indicios de que la mercancía puede tener conexiones reales. Pero cuando los artefactos fueron expuestos en la exposición hace unas semanas en el Museo de Skil Kaap de Texel, el propietario del vestido aun era desconocido. A día de hoy, los investigadores de las universidades de Leiden y Amsterdam han puesto nombre y apellidos a la posible propietaria de estos. La cuñada de Henrietta Maria , consorte del rey Carlos I, que gobernó Inglaterra entre 1625 y 1649.

Escrita en 1642, la carta describe como el equipaje se perdió en ese año, y que este viajaba desde Inglaterra a Holanda. Entre el inventario se encontraba la ropa de dos damas y parte del contenido de la capilla de la reina consorte. Una de estas damas sería Jean Kerr, condesa de Roxburghe.

Por otro lado, el motivo de este viaje sería el llevar parte de las joyas de la corona de la reina para cnseguir venderlas y comprar con ese dinero armas para apoyar al rey en la guerra civil que se estaba desarrollando en Inglaterra en esos días.

Seguir leyendo