Mercurio en su mejor momento y más fenómenos astronómicos de marzo

Este mes viene cargado de eventos: encuentros planetarios, una pirámide de luz fantasmagórica y la última luna azul del año.

Published 1 mar. 2018 18:09 CET, Updated 5 nov. 2020 7:02 CET
Mercurio
Mercurio, el planeta más cercano al sol, visto desde la sonda MESSENGER.
Fotografía de NASA, JHU APL, CIW

Los fans de los planetas están de suerte este mas, ya que varias «estrellas errantes» se subirán al escenario para un hermoso ballet celeste. Mercurio, el planeta más interior, promete dar su mejor espectáculo del año, mientras que la pareja de baile lunar de nuestro planeta pondrá fin al mes con una nota en tonalidades azules.

Así que hazte con unos prismáticos y prepárate para presenciar los numerosos espectáculos cósmicos que nos tiene preparados marzo.

La Luna y Regulus: 1 de marzo

Una luna casi llena parecerá estar cerca de la brillante estrella Regulus el 1 de marzo.
Fotografía de A. Fazekas, Sky Safari

En las horas previas al amanecer, podremos contemplar cómo la luna llena se reúne con la estrella principal de la constelación de Leo, el león. Mira en lo alto del cielo occidental y busca la estrella, que parecerá estar a menos de un grado de la luna, una separación equivalente a dos discos lunares.

Leo es un objetivo tradicional para los observadores de estrellas en la primavera del norte, ya que se puede reconocer fácilmente la forma de signo de interrogación invertido que marca la cabeza del león celeste. Más tarde ese mismo día podremos ver la primera luna llena del mes cuando el orbe lunar alcance esta fase a las 00:15 UTC.

Mercurio y Venus: 3 de marzo

Los planetas Venus y Mercurio parecerán estar juntos en el cielo nocturno del 3 de marzo.
Fotografía de A. Fazekas, Skysafari

Los observadores más sagaces podrán presenciar la conjunción entre los dos planetas más interiores del sistema solar, Mercurio y Venus, aproximadamente media hora antes de la puesta de sol local.

Venus, el más brillante de los dos, servirá de guía para poder observar un tenue y esquivo Mercurio cuando ambos parezcan estar separados por solo un grado. Con prismáticos se podrá ver mejor a la pareja celeste en lo alto del cielo occidental. Los observadores podrán seguir contemplando ambos planetas durante todo marzo a medida que Mercurio se aleje de Venus y ascienda por el firmamento.

Luces zodiacales: del 5 al 19 de marzo

A partir del 5 de marzo y durante las dos semanas siguientes, los observadores afortunados del hemisferio norte podrán disfrutar de uno de los fenómenos astronómicos más esquivos: las luces zodiacales.

Este espectáculo celestial de forma piramidal puede confundirse con las luces de una ciudad lejana sobre el horizonte si se observa desde el campo, a oscuras. Pero la causa real de esta luz etérea es la luz solar que se refleja en el polvo suspendido entre los planetas. El mejor momento para ver esta luz celestial fantasmal es una hora después de la puesta de sol, mirando hacia el cielo del oeste.

La Luna y Júpiter: 7 de marzo

Júpiter aparecerá cerca de la luna gibosa el 7 de marzo.
Fotografía de A. Fazekas, Skysafari

 

Júpiter saldrá poco después de la medianoche local en marzo y viajará por el cielo meridional. Pero la mañana del 7 de marzo se le unirá nuestra Luna. Los más madrugadores podrán mirar hacia el cielo del sur para observar una hermosa conjunción entre la luna gibosa menguante y el planeta más grande del sistema solar.

Los norteamericanos tendrán asientos de primera fila para este espectáculo, a medida que los dos objetos celestes alcancen su punto más cercano y parezcan encontrarse a solo cuatro grados de distancia, el equivalente a la anchura de tres dedos corazón.

Ascenso de Mercurio: 15 de marzo

Mercurio dará su mejor espectáculo del 2018 cuando alcance su punto más alejado del Sol para los observadores del hemisferio norte.

Mercurio suele ser un planeta difícil de observar a simple vista porque es pequeño, no refleja demasiado y está cerca del Sol. Este diminuto planeta aparece solo antes del amanecer o por poco tiempo tras la puesta de sol, por eso se pierde fácilmente bajo el resplandor del crepúsculo.

Pero durante las últimas dos semanas, Mercurio se ha ido alejando del Sol poniente y cada día aparece en un punto más alto del cielo. El 15 de marzo alcanzará su distancia máxima del Sol desde la perspectiva de los observadores terrestres, por lo que será más fácil de ver. A continuación, el pequeño planeta empezará a hundirse de nuevo hacia el horizonte en el oeste y se perderá entre el brillo del crepúsculo antes de que acabe el mes.

Recuerda usar prismáticos para rastrear la zona baja del cielo occidental 20 minutos después de la puesta de sol y busca un objeto muy tenue con aspecto de estrella. Después debería ser fácil contemplar Mercurio a simple vista.

Marte y las nebulosas: 19 de marzo

El planeta rojo parecerá pasar cerca de dos nebulosas el 19 de marzo.
Fotografía de A. Fazekas, Skysafari

A primeras horas de la mañana, busca el planeta rojo a medida que se desplaza entre dos objetos brillantes, una oportunidad de observación perfecta para quienes usen prismáticos o un telescopio.

Marte puede verse actualmente en la parte norte de la constelación Sagitario y su trayectoria pasa frente a unos de los campos de estrellas más abundantes de la Vía Láctea. Aproximadamente una hora antes del amanecer del día 19, el planeta de tono rojizo parecerá estar entre la brillante nebulosa de la Laguna (M8) y la nebulosa Trífida (M20). Ambas nubes cósmicas son fábricas de estrellas que albergan cientos de estrellas jóvenes.

Mientras que Marte está a unos escasos 10 minutos luz de la Tierra, la nebulosa de la Laguna está a unos 4.300 años luz y la Trífida a 5.200 años luz de distancia. Pese a estas distancias, ambas formaciones pueden verse fácilmente sin prismáticos y parecerán manchas de luz grises y borrosas en el cielo nocturno.

Equinoccio de primavera (u otoño): 20 de marzo

¿Qué es un equinoccio?

Astronómicamente hablando, el equinoccio de marzo marca uno de los cuatro puntos de inflexión principales del ciclo estacional.

La Tierra está ligeramente inclinada respecto al Sol, por eso tenemos estaciones con duraciones variables del día y la noche. Los equinoccios marcan las dos ocasiones del año en las que el eje del planeta no está inclinado ni más cerca ni más lejos del Sol. La palabra equinoccio procede del latín y significa noche igual, ya que el día y la noche parecen tener la misma duración: 12 horas, respectivamente.

El equinoccio de marzo, que tendrá lugar a las 17:15 UTC este año, anuncia la llegada de la primavera en el hemisferio norte y el comienzo del otoño en el hemisferio sur.

La Luna y Aldebarán: 22 de marzo

Busca la luna creciente cerca del «ojo» de Tauro, el toro, el 22 de marzo.
Fotografía de A. Fazekas, Skysafari

Por la noche, en la parte baja del cielo occidental, la luna creciente parecerá rozar la brillante estrella naranja Aldebarán, el «ojo» de Tauro, el toro. Los observadores afortunados del noroeste de Estados Unidos y el oeste de Canadá podrán contemplar el guiño de la brillante estrella cuando se deslice tras el lado oscuro de la Luna. La estrella volverá a aparecer aproximadamente media hora después.

Venus y Urano: 28 de marzo

El brillante Venus servirá de guía para observar al distante Urano el 28 de marzo.
Fotografía de A. Fazekas, Skysafari

Durante todo marzo, Venus seguirá alejándose del Sol a medida que asciende por el cielo occidental al anochecer. El día 28, la diosa del amor visitará al gigante verde Urano en el que será el emparejamiento más cercano de estos planetas desde 2003.

Los observadores norteamericanos contarán con la mejor posición para ver los dos cuerpos en su punto de máximo acercamiento, cuando el brillante Venus haga más fácil localizar Urano. Toda la acción tendrá lugar cerca del horizonte, por lo que prismáticos y telescopios deberían ser de ayuda a la hora de distinguir ambos planetas en medio del brillo del crepúsculo.

Luna azul: 31 de marzo

La luna llena del 31 de marzo será la segunda del mes, lo que la convertirá en luna azul. En enero también vimos dos lunas llenas, pero la de marzo llegará a las 13:37 UTC y será la última de 2018.

Seguir leyendo