Es posible que este colosal volcán marciano fuese antes una isla

Una escarpa alrededor del monte Olimpo parece similar a las que rodean las islas volcánicas de la Tierra.

Por Tom Metcalfe
Publicado 4 ago 2023, 12:21 CEST
El monte Olimpo, el mayor volcán conocido del sistema solar

El monte Olimpo, el mayor volcán conocido del sistema solar, se extiende a lo largo de 600 kilómetros en su base, con paredes que se elevan 24 kilómetros por encima de las llanuras de Marte.

Un nuevo estudio sugiere que el enorme volcán Olympus Mons de Marte, uno de los picos más altos del sistema solar, podría haberse elevado sobre un océano marciano en un pasado remoto.

La investigación identifica una escarpa en la base del volcán gigante similar a las que se encuentran en las islas volcánicas de la Tierra, como Hawái y las Azores. Estas características se producen cuando la lava fundida fluye hacia el mar, y los investigadores sostienen que el monte Olympus Mons pudo haber formado una isla volcánica hace unos 3800 millones de años.

Hawái y el Olympus Mons tienen "una morfología similar, pero el Olympus Mons es mucho más grande", afirma el vulcanólogo Anthony Hildenbrand, del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia. "Por sí solo, Olympus Mons tiene más que el volumen total de toda la cadena de islas de Hawái".

Hildenbrand es el autor principal del estudio, publicado recientemente en Earth and Planetary Science Letters. Además de los escarpes del Olympus Mons, Hildenbrand y sus colegas informan de indicios de un escarpe similar en otro volcán marciano, el Alba Mons, situado a unos 1600 kilómetros al noreste, lo que sugiere que también fue causada por la lava caliente que fluyó hacia el mar.

Pero sus afirmaciones son cuestionadas por otros expertos que sugieren que los escarpes también podrían haber sido formados por flujos de lava que no encontraron agua, formando terrazas demasiado altas para ser antiguas costas.

Para resolver este problema, los autores sugieren que lo que una vez fueron costas de lava se elevaron hasta su altura actual por el levantamiento volcánico. Pero el científico planetario y geofísico Patrick McGovern, del Instituto Lunar y Planetario de Houston (Estados Unidos), que no participó en el estudio, afirma que los datos de los orbitadores de la NASA no indican que esto ocurriera.

"Ese tipo de cosas tendría una señal bastante inmensa en el campo gravitatorio, y realmente no puedo discernirlo en los datos del campo gravitatorio que tenemos", dice.

El Olympus Mons ocupa hoy una superficie similar a la de media península ibérica. Los científicos creen que es tan grande porque la gravedad en Marte es sólo un tercio de la de la Tierra y porque la pluma volcánica que lo creó ha sido muy activa a lo largo de los eones. Marte no tiene placas tectónicas que pudieran haber alejado la montaña de esta fuente de magma, permitiéndole crecer y crecer.

Nunca se ha visto entrar en erupción al volcán, pero los estudios sugieren que podrías haberlo hecho hace tan sólo dos millones de años, lo que sugiere que podría volver a entrar en erupción.

Visto desde arriba, el Olympus Mons es aproximadamente circular, con vastos cráteres superpuestos de antiguas calderas visibles en su cima, un volcán en escudo construido a partir de capas de lava, como muchas de las islas volcánicas de la Tierra. El escarpe que rodea su base es claramente visible en el noroeste y sureste de la montaña, donde la ladera desciende repentinamente durante varios kilómetros.

"Una vista en planta desde la cima del Olympus Mons muestra que los escarpes son cóncavos hacia el centro", afirma Hildenbrand. "Y las bruscas variaciones en la pendiente de unos 15 grados son muy coherentes con lo que observamos alrededor de las islas volcánicas terrestres".

Dice que lo que se interpreta como antiguas líneas de costa en partes de las tierras altas septentrionales podría ser prueba de la existencia de un océano allí en un pasado lejano, o tal vez de dos océanos en épocas diferentes: el primero hace unos 3800 millones de años, y otro tan reciente como hace 3000 millones de años.

Sin embargo, otros expertos se muestran escépticos ante esta idea. Los escarpes del Olympus Mons se extienden unos seis kilómetros por encima de las llanuras circundantes, aproximadamente el doble de la profundidad máxima estimada del antiguo océano que se cree que una vez llenó el hemisferio norte de Marte, donde se encuentra el volcán.

La geóloga Julia Morgan, de la Universidad Rice de Houston (Estados Unidos), que estudia la evolución de islas volcánicas como Hawái, afirma que los escarpes podrían ser más bien "bancos" de lava que se desarrollan en los flancos inferiores de los volcanes debido a la expansión hacia el exterior a medida que crecen, sin relación con la presencia de costas.

(Relacionado: Descubren en Marte la primera zona sísmica activa)

Paisajes marcianos cambiantes

Los autores del estudio sugieren que el escarpe se formó al nivel del mar cuando el Olympus Mons era más bajo que ahora, y que su altura actual se debió a la elevación volcánica.

"No decimos que existiera un océano global de 6000 metros de profundidad", afirma Hildenbrand. En cambio, sugieren que el gran peso del volcán empujó hacia abajo el fondo marino circundante y que éste volvió a elevarse con el posterior levantamiento".

Señala que un escarpe similar en el lado norte del Alba Mons, que los autores creen que también puede haber sido causada por la lava fundida que fluye hacia el mar, está a menos de cinco kilómetros por encima de la llanura cercana, más baja que el escarpe del Olympus Mons. En ese caso, puede que la depresión inicial o el posterior levantamiento no fueran tan grandes, afirma.

El Alba Mons tiene una estructura muy diferente a la del Olympus Mons. Es relativamente llano (sólo tiene seis kilómetros de altura), pero está rodeado de grandes coladas de lava que cubren un área casi del tamaño de Estados Unidos.

Se encuentra en las tierras altas volcánicas septentrionales de la región de Tharsis, mientras que el Olympus Mons está separado de ellas, al oeste. Esto sugiere que Alba Mons podría no haber sido una isla completa, sino un cabo volcánico, afirma Hildenbrand.

El vulcanólogo planetario Lionel Wilson, profesor emérito de la Universidad de Lancaster (Reino Unido), afirma que ya se había propuesto la idea de que los acantilados que rodean al Olympus Mons se formaron por agua, pero que la gran altura del escarpe no se explicaba completamente. El nuevo estudio sugiere que el Olympus Mons creció a partir de un levantamiento volcánico, pero los autores tienen que encontrar más pruebas de la secuencia de acontecimientos, afirma.

McGovern añade que otros procesos geológicos también podrían haber creado los escarpes, y se alegra de que se investiguen estas cuestiones. "No me convence la hipótesis general", afirma. "Pero es una hipótesis interesante... Siempre es fascinante estudiar el Olympus Mons".

La futura datación radiométrica de las rocas de los escarpes del Olympus Mons podría revelar exactamente cuándo y cómo se formaron. Por el momento, su edad sólo puede estimarse estudiando los cráteres dejados por impactos de meteoritos en toda la región.

Hildenbrand espera que las futuras sondas a Marte puedan tomar muestras de rocas y devolverlas a la Tierra o medirlas a distancia en el planeta rojo. "Entonces podríamos datar con las edades numéricas reales, en lugar de indirectamente por el recuento de cráteres", dice. "Las muestras de estos dos volcanes podrían mostrarnos dónde estuvo el océano y cuándo estuvo ahí".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved