Ka'amed J

Cómo tomar el retrato perfecto

La fotógrafa Celeste Sloman ha fotografiado a famosos y políticos para campañas publicitarias y revistas. Aquí tienes sus consejos para conseguir la mejor foto.

A la hora de hacer retratos, es importante guiar al sujeto (en este caso, la modelo Ka'amed J) a través de tu visión, al tiempo que dejas espacio para la colaboración y estás preparado para que tu plan fracase.

Fotografía de Celeste Sloman
Por CELESTE SLOMAN
Publicado 24 nov 2023, 13:45 CET

Hacer fotos de personas puede ser una oportunidad para captar y mostrar su personalidad, enviar un mensaje y contar una historia. Soy fotógrafa y vivo en Nueva York. He fotografiado a músicos, deportistas, políticos, actores y otros personajes para campañas publicitarias, revistas y carteles de cine.

Aquí tienes algunos consejos que debes tener en cuenta cuando hagas tus propios retratos.

Retrato de la activista y modelo Halima Aden, fotografiada en Nueva York (a la izquierda) y retrato de la actriz Sydney Sweeney en Los Ángeles (a la derecha).

Fotografía de Celeste Sloman

Ten decisión, pero deja espacio para la colabarión y sugerencias

Hacerse una foto puede ser angustioso. Para calmar la ansiedad del sujeto, debes mostrarte seguro, tranquilo y decidido. Guíale durante la sesión, explicándole el proceso, el número de tomas que has planeado y mostrándole las distintas localizaciones y opciones de estilismo.

Si tienes tiempo, pide su opinión sobre una toma propuesta. Durante la sesión, comprueba si hay cambios que puedan hacer que el sujeto se sienta más cómodo. Si tienes poco tiempo, sé decidido y da prioridad al trabajo.

Priorizar necesidades y deseos

Pregúntate: ¿quiénes son las partes interesadas en este proyecto? Para mí, el orden de prioridad son las necesidades de mi cliente (a menudo diferentes de las del sujeto), mis necesidades y deseos para mi porfolio, y luego las peticiones del sujeto. En un mundo ideal, todo el mundo puede estar satisfecho, pero con las limitaciones del mundo real, sigue tu propio orden de prioridades.

La actriz Robin Wright fotografiada en Londres.

Fotografía de Celeste Sloman

Prueba la luz

En cualquier situación de iluminación, prueba la luz haciendo que el sujeto (u otra persona) gire en círculo para ver cómo cambia la luz en su cara. Puedes evaluar en el momento; por ejemplo, puede que personalmente quieras luz lateral, pero descubres que la persona se ve mejor iluminada desde atrás.

Si vas a fotografiar con luz natural, la sombra abierta (donde el sujeto está a la sombra con el sol por encima) es muy segura. Si quieres hacer algo un poco más atrevido, prueba a fotografiar con luz lateral o frontal. Creo que también es importante tener en cuenta el entorno en general: un gran paso en falso es fotografiar a plena sombra sin darse cuenta de que hace sol a lo lejos, lo que puede hacer que la imagen salga movida.

La iluminación es crucial para hacer retratos. Mira cómo las fotos de la bailarina de ballet Misty Copeland (izquierda) y la modelo Larissa Schot (derecha) utilizan una iluminación creativa.

Fotografía de Celeste Sloman

Es importante tener una idea clara de cómo quieres que sea la sesión y prever que las primeras opciones no funcionen. Digamos que me enamoro de una toma y el sujeto viene y me dice: "Acabo de fotografiar ahí la semana pasada, no quiero hacer eso". O tus pruebas quedan genial con una luz y un ángulo determinados, pero el sujeto no. Tienes que ser capaz de pivotar al momento. Pueden pasar muchas cosas, así que tienes que estar preparado para hacer algo completamente distinto si la situación así lo requiere.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved