Historia

Este hombre dice ser la reencarnación de Jesucristo

Un mesías autoproclamado de Brasil usa las redes sociales para captar a sus discípulos. Jueves, 9 Noviembre

Por Shaena Montanari
Fotografías de Jonas Bendiksen

En 1979, mientras Álvaro Theiss ayunaba, empezó a creer que era Jesucristo reencarnado. Recibió un mensaje divino en forma de voz en su cabeza y, en los días siguientes, decidió dejar a un lado su antiguo nombre y referirse a sí mismo como «INRI Cristo», un tributo a la inscripción Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum que el prefecto romano Poncio Pilatos escribió sobre la cruz de Jesús cuando este fue crucificado.

En la actualidad, INRI vive con 12 de sus discípulos —tres hombres y nueve mujeres— en un recinto rodeado de alambre de espinoy una valla electrificada a las afueras de Brasilia, en Brasil, en una ciudad que ha bautizado como Nueva Jerusalén.

No te pierdas: Las mejores fotografías de Brasil

Ha explicado la historia de su vida y sus enseñanzas al fotógrafo Jonas Bendiksen, quien visitó el recinto que alberga la iglesia de INRI, llamada la Suprema Orden Universal de la Santísima Trinidad. Su historia, así como la de otros cuatro mesías autoproclamados, aparecerá en el número de agosto de la revista National Geographic(edición de Estados Unidos).

Los discípulos de INRI siempre llevan vestimentas de color azul cielo. Les ha dado a todos nombres nuevos que empiezan con la letra «A». La más joven, Alara, llegó a Nuevo Jerusalén con sus padres cuando era niña. Veinticinco años después, ella es su asistente personal y tiene tareas como escoger su ropa y encender su iPad.

INRI contó a Bendiksen que había practicado el celibato desde su revelación original en 1979, y canaliza la energía sexual no utilizada hacia la comunicación interna con Dios. También afirma que todo aquellos que viven en Nuevo Jerusalén son también célibes.

Noticia relacionada: La tumba de Jesucristo, al descubierto por primera vez en siglos

Para reflejar su continuidad con Jesucristo, el que vino de Nazaret, INRI suele hablar en público de su vida anterior de hace 2000 años. Pero mucho ha cambiado desde la época del evangelio. Ama la tecnología y le gusta reinterpretar los versículos finales de la Biblia ante los inventos modernos.

Por ejemplo, el Apocalipsis, libro 1, versículo 7, donde se presenta a Jesús diciendo «he aquí que viene con las nubes», para Theiss significa que es libre de viajar alrededor del mundo en avión. El versículo continúa diciendo que «todo ojo verá» al Mesías que llega, algo que INRI interpreta como un mandamiento para extender su mensaje en la televisión y en Internet.

Suele predicar de forma regular en YouTube y en Facebook Live, donde tiene más de 330.000 seguidores. Sus discípulos editan los vídeos en el recinto de Nuevo Jerusalén.

Pero un mesías en la era de las redes sociales también invita a más críticas y comentarios anónimos frente a aquellos con los que tenía que lidiar el Jesús original. El estado de INRI en Facebook como «figura pública» significa que puede ser evaluado por las masas, al igual que un restaurante o un grupo de música, y colectivamente la dan 3,3 de 5 estrellas. La gente que deja comentarios con 5 estrellas parece disfrutar de su mensaje y su carisma. Pero los comentarios con una sola estrella le suelen acusar de ser el tipo de profeta falso del que advertía el Nuevo Testamento.

Como escribió el pasado enero una mujer: «¡Borra esta página y arrepiéntete!».

Sigue leyendo: No hay pruebas de falsificación en el “Evangelio de la esposa de Jesús”

El libro de Jonas Bendiksen The Last Testament será publicado en septiembre de 2017 por Aperture/GOST.

Seguir leyendo