Historia

Esta fosa común podría pertenecer al «Gran Ejército Pagano»

Los huesos revelan nuevos indicios sobre el enorme y misterioso ejército vikingo que invadió Inglaterra.Monday, February 5

Por Sarah Gibbens - National Geographic
Una foto sacada en 1982 en una excavación de la fosa común muestra restos de un posible integrante del Gran Ejército Pagano.

Los arqueólogos llevan años desconcertados. ¿Qué le ocurrió al Gran Ejército Pagano, un enorme ejército vikingo que asaltó Inglaterra durante el siglo IX pero que apenas dejó rastro?

Ahora, los arqueólogos han informado que una fosa común en Inglaterra podría contener los restos de casi 300 guerreros vikingos, los únicos que se han descubierto del Gran Ejército Pagano.

Los arqueólogos descubrieron el enterramiento en la década de 1980 en Derbyshire, Inglaterra, y pensaron que podría contener los restos del Gran Ejército Pagano, también conocido como el Gran Ejército. Pero habría un problema: la datación por radiocarbono del yacimiento reveló que los restos eran demasiado antiguos para pertenecer a los invasores vikingos.

Se creía que el ejército había pasado el invierno en Derbyshire entre el 873 d.C. y el 874 d.C., pero los análisis iniciales de los esqueletos dieron como resultado fechas de los siglos VII y VIII.

Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Antiquity sugiere que dichas fechas eran incorrectas y que la datación es la adecuada para que los restos pertenezcan al Gran Ejército.

ver galería

Está claro que los vikingos ejercieron influencia en Inglaterra. Un indicio de la influencia escandinava de los vikingos es la presencia de ciudades inglesas que terminan en -by, sufijo derivado de la palabra escandinava que significa aldea. La presencia del ejército también está documentada en la Crónica anglosajona, según afirma la autora principal del estudio Catrine Jarman, de la Universidad de Bristol.

Según dicha crónica, cientos de naves vikingas llevaron al Gran Ejército hasta la costa este de Inglaterra en el año 865. Los vikingos asaltaron reinos anglosajones y tomaron grandas extensiones de tierra. Pero hasta ahora la fosa común de Derbyshire es el único enterramiento que se ha vinculado al ejército.

«Este es uno de los mayores misterios», afirma Jarman. «Vinieron miles de personas, pero hay muy pocas pruebas físicas».

El efecto del pescado

El nuevo estudio aclara la discrepancia en la datación teniendo en cuenta un detalle crucial: los vikingos, famosos navegantes, tenían una dieta rica en productos del mar. Esto, según Jarman, altera las pruebas por radiocarbono.

Galería relacionada: Las posesiones más valoradas de las élites vikingas

ver galería

«Es un fenómeno del que nos hemos dado cuenta hace poco», afirma.

Cuando los científicos datan huesos humanos, analizan la cantidad de carbono-14 radiactivo presente en ellos. Esta forma de carbono se descompone con el tiempo, por lo que la cantidad de carbono-14 en los huesos puede determinar cuánto tiempo hace que se formaron los huesos. Sin embargo, la gente que come una gran cantidad de productos del mar sufre lo que Jarman denomina «efectos de depósito marino».

«Si comes peces, parte del carbono viene del océano. Algunos de estos vikingos comían muchos peces, lo que afecta a la datación por carbono», afirma.

Como comparación, Jarman señala que si un vikingo matara a un pez y a una oveja el mismo día, la datación por radiocarbono daría como resultado que el pez había muerto 400 años antes que la oveja.

Para determinar hasta qué punto la dieta vikinga había modificado la datación inicial por carbono, los investigadores hicieron un análisis químico inicial de 17 individuos de diversos lugares de la enorme fosa común, así como de la mandíbula de una oveja descubierta en el enterramiento.

Ahora Jarman puede decir con confianza que casi todos los huesos datan de finales del siglo IX, por lo que es muy probable que los huesos pertenezcan al Gran Ejército Pagano.

Los restos de los guerreros

«Es lo que parecía sugerir la arqueología todo este tiempo», afirma Jarman.

Entre el 1980 y el 1986, una serie de excavaciones desenterró un túmulo funerario que contenía los restos de 264 personas. Más del 80 por ciento de los huesos pertenecían a varones, y muchos muestran señales de heridas violentas. Entre los restos, los arqueólogos también descubrieron armas, como hachas y cuchillos.

También se descubrió cerca una tumba doble separada con los restos de dos hombres enterrados con un medallón del martillo de Thor y una espada vikinga.

Además de las fosas comunes, los arqueólogos también descubrieron pruebas de la que podría haber sido una zanja defensiva.

Según Jarman, con la nueva datación por carbono los arqueólogos no pueden determinar con total certeza que el enterramiento perteneciera al Gran Ejército Pagano, pero las pruebas lo sugieren encarecidamente.

Planea analizar el ADN de los huesos para determinar sus orígenes étnicos.

Seguir leyendo