La marcha Regimiento Inmortal recorre Madrid para conmemorar a los caídos en la Segunda Guerra Mundial

Cientos de personas marcharon ayer por las calles de Madrid portando los retratos de sus familiares caídos en la Segunda Guerra Mundial, como parte de la celebración del 73 aniversario del Día de la Victoria, que en Rusia se celebra el día 9 de mayo.lunes, 7 de mayo de 2018

Por Manuel Moncada Lorén
Fotografías de Manuel Moncada Lorén
Cabecera de la marcha Regimiento Inmortal en Madrid, en la que cientos de personas recorrieron el Paseo del Prado portando los retratos de sus familiares que lucharon en la Segunda Guerra Mundial.
Cabecera de la marcha Regimiento Inmortal en Madrid, en la que cientos de personas recorrieron el Paseo del Prado portando los retratos de sus familiares que lucharon en la Segunda Guerra Mundial.
foto por Manuel Moncada Lorén

El Regimiento Inmortal

Cientos de personas, más de 2.000 según los propios organizadores, participaron ayer en la marcha Regimiento Inmortal en Madrid, una manifestación que se celebró por primera vez en la ciudad rusa de Tomsk en 2012, donde reunió a 5.000 personas.

El Regimiento Inmortal recibe su nombre del sentimiento compartido por todos los rusos de que los “héroes” no morirán hasta el día en el que se olvide su hazaña. Por eso los familiares de los caídos en la Segunda Guerra Mundial sacan a la calle fotografías y retratos de aquellos que lucharon y derrotaron al fascismo en la Gran Guerra Patriótica de la URSS.

Banderas de los países que integraron la antigua Unión Soviética, cintas de San Jorge, marchas militares rusas y un clima benévolo han permitido convertir el madrileño Paseo del Prado en toda una fiesta de la historia rusa: la celebración del Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial.

La marcha Regimiento Inmortal 2018 en Madrid.
La marcha Regimiento Inmortal 2018 en Madrid.
foto por Manuel Moncada Lorén

En el bosque de banderas que ha recorrido el Paseo del Prado ha destacado una enseña muy representativa en este día histórico, la cinta de San Jorge. La cinta de San Jorge es un símbolo militar presente en muchas condecoraciones otorgadas históricamente en el Imperio Ruso, la URSS y a actual Federación Rusa.

La cinta, consistente en una banda bicolor negra y naranja con tres franjas negras y dos naranjas, ha estado presente durante todo el recorrido de la marcha, en forma de banderas, lazos, y condecoraciones.

La columna, integrada fundamentalmente por ciudadanos rusos y de las antiguas repúblicas soviéticas pero escoltada por un nutrido grupo de españoles, ha recorrido el Paseo del Prado desde Atocha hasta la Plaza de Colón, donde se ha celebrado un concierto improvisado.

Un día no solo para los rusos

El Regimiento Inmortal recorre el Paseo del Prado.
El Regimiento Inmortal recorre el Paseo del Prado.
foto por Manuel Moncada Lorén

La marcha se ha detenido junto al monumento a los Caídos por España, donde la comitiva diplomática encabezada por el embajador ruso en España, Yuri Korchagin, ha depositado junto a la llama que arde de forma permanente una cesta de flores en memoria de los "héroes" que lucharon por vencer al fascismo, en un gesto que “une a nuestros dos pueblos”.

“Hoy es un día no solo para los rusos” ha explicado el diplomático a National Geographic, sino que “en este día se recuerda a los caídos en la guerra por la libertad, por eso la gente trae los retratos de sus parientes, yo mismo traje el retrato de mi padre”.

Korgachin ha señalado que el hecho de que Europa celebre el Día de la Victoria el 8 de mayo y Rusia el 9, no supone “separarse del resto” porque la victoria es de “todos los pueblos europeos que lucharon contra el III Reich”.

Sin embargo, el embajador ha elogiado el coraje de su pueblo en una guerra en la que la URSS “perdió 27 millones de habitantes”, un dato que en su opinión refleja “la envergadura de la lucha” y que justifica su recuerdo en estos “días heroicos”.

La celebración de la victoria en la contienda mundial, que en Rusia se conoce como Gran Guerra Patriótica no solo ha reunido a ciudadanos rusos.

El Ejército Rojo en Berlín

El Regimiento Inmortal hace su entrada en la Plaza de Colón.
El Regimiento Inmortal hace su entrada en la Plaza de Colón.
foto por Manuel Moncada Lorén

Una de las participantes, Cristina Stolpovschih, de origen moldavo, portaba la fotografía de su bisabuelo, que en 1945 llegó a Berlín con el Ejército Rojo, como integrante de una división de infantería motorizada.

“Después de derrotar a Alemania, mi bisabuelo fue trasladado a extremo oriente, donde tomó parte en la invasión de la Manchuria ocupada por los japonenes”.

Stolpovschih lleva 20 años en España en los que ha impartido clase a extranjeros en la Universidad de Alcalá de Henares.

“Actualmente estoy haciendo un máster en la Escuela Diplomática, por eso creo que este tipo de iniciativas ayudan a fortalecer las relaciones entre Rusia y el resto de Europa”, ha explicado.

Stolpovschih ha señalado que a diferencia del día de Europa que se celebra en el resto del continente, “la fiesta de los rusos tiene un trasfondo diferente, ya que se recuerda la victoria sobre el nazismo”, que en su opinión es un hecho al que “no se le otorga tanta importancia fuera de Rusia”.

Vivos en el recuerdo

Los niños también participan activamente en la celebración del Día de la Victoria.
Los niños también participan activamente en la celebración del Día de la Victoria.
foto por Manuel Moncada Lorén

“En Bielorrusia decimos que la guerra no habrá acabado hasta que el último veterano haya muerto”, es una hazaña que “no debe olvidarse”, ha recordado Eugenia Lutskova, nacida en Bielorrusia. “No soy rusa de nacimiento pero mis padres y abuelos lo son”, por lo que “no puedo pensar en Rusia como un país extranjero” ha señalado Lutskova.

“El Día de la Victoria no es una efeméride que tienen que celebrar solo los rusos” ha explicado Javier Alfaro, uno de los españoles presentes en la columna que ha recorrido Madrid; una efeméride que “todos tendríamos que conmemorar”.

“Los rusos llegaron primero a Berlín porque el esfuerzo principal de la contienda lo llevó la URSS”, ha argumentado Alfaro. “No obstante, este día recuerda también el esfuerzo bélico de un montón de países que culminó con la destrucción de la Alemania nazi”, por lo que “este día debería ser celebrado en todos los países aliados”.

Los españoles recuerdan la historia

Un participante español de la marcha Regimiento Inmortal luce el uniforme de la infantería de marina soviética.
Un participante español de la marcha Regimiento Inmortal luce el uniforme de la infantería de marina soviética.
foto por Manuel Moncada Lorén

Alfaro ha acudido a la cita caracterizado como un infante de marina soviético: “soy marino mercante, pero además pertenezco a una asociación cultural en la que recreamos las batallas del Ejército Rojo”

Los infantes de marina fueron “los primeros en constituir los soviets de Petrorado”, ha recordado Alfaro, quien describe cómo los alemanes llamaban a los infantes de marina soviéticos “la muerte negra”.

La española Ana Notario ha acompañado a su colega recreacionista caracterizada como una enfermera soviética: “Somos la Asociación Octubre Rojo”, un grupo de investigación sobre la cultura de los pueblos eslavos especializada en la recreación histórica de las batallas “más importantes de la historia de la Unión Soviética”.

La tercera convocatoria de la marcha Regimiento inmortal, organizada por la embajada rusa en España y el Centro Ruso de Ciencia y Cultura en Madrid, ha tenido lugar tres días antes del Día de la Victoria oficial, que se celebra por todo lo alto en Rusia el día 9 de mayo.

Programación especial Segunda Guerra Mundial

Puede que la Segunda Guerra Mundial haya terminado hace 73 años, pero si quieres seguir investigando sobre este estremecedor capítulo de nuestra historia, National Geographic te ofrece una programación especial de varios documentales bajo el nombre de “Al servicio de Hitler”, que muestran el proceso que radicalizó a toda una generación.

A partir del 7 de mayo, todos los lunes a las 22.00 se emitirá un capítulo en National Geographic.

Seguir leyendo