La acalorada lucha por el tesoro del galeón español «San José»

Con un cargamento de quizá más de 17.000 millones de euros, las empresas de rescate que ansían los derechos para excavar el San José se enfrentan a algunos retos.

Monday, July 23, 2018,
Por Willie Drye - National Geographic
Cañones
Los cañones descubiertos en el lugar del naufragio ayudaron a confirmar la identidad del San José.
Fotografía de REMUS, Woods Hole Oceanographic Institution

Un plan para recuperar el que podría ser uno de los mayores tesoros de la historia de un galeón español naufragado podría ponerse en marcha hoy mismo. O quizá no.

El gobierno del presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha fijado un plazo para que posibles empresas de recuperación presenten propuestas para excavar el San José, un galeón español que naufragó hace 300 años en la costa colombiana. Dicho plazo termina hoy, 23 de julio.

Las estimaciones del valor del cargamento de oro, plata y joyas del San José varían desde unos pocos miles de millones hasta más de 17.000 millones de euros.

Una reciente investigación por parte de la oficina del fiscal general de Colombia concluyó que la iniciativa liderada por Santos para contratar a una empresa de recuperación privada para excavar el San José — y, en el proceso, recuperar un tesoro que vale millones— se llevó a cabo indebidamente y cualquier contrato adjudicado en ese proceso deficiente deberá ser invalidado.

Galería relacionada: Restos de naufragios

La empresa que, según se dice, tiene más probabilidades de conseguir el contrato del proyecto San José es una compañía con sede en Suiza, Maritime Archaeology Consultants (MAC). Por ahora, son la única empresa que ha presentado una propuesta al gobierno colombiano.

El nuevo presidente colombiano Iván Duque, que asumirá funciones el 7 de agosto, afirmó durante su campaña a principios de este año que el proceso de investigación de posibles empresas de recuperación de Santos y sus colegas había sido «vergonzoso» y que debían aclararse las dudas acerca de dicho proceso.

Duque no ha hecho comentarios públicamente acerca del proyecto San José desde que resultó elegido en mayo.

La lucha por el tesoro

Si se adjudica el contrato a MAC, una empresa estadounidense ha prometido que demandaría al gobierno colombiano para que detenga la excavación del San José. Jack Harbeston, director de Sea Search Armada (SSA), declaró que su empresa posee derechos legítimos a la mitad del tesoro del San José. Los derechos de SSA se remontan a 1981, cuando la compañía afirmó haber encontrado el naufragio en el mar Caribe a unos 18 kilómetros de Cartagena.

Nuevas imágenes en 3D desvelan los detalles del Mars, un barco de guerra del siglo XVI

«Estamos preparados para emprender acciones legales en Colombia y utilizar, con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, las vías de recurso conforme a la Ley [estadounidense] de Prácticas corruptas extranjeras», afirmó Harbeston.

Harbeston señaló que, en aquel momento, su empresa tenía un contrato con el gobierno colombiano que les garantizaba la mitad de la propiedad del navío hundido si lo encontraban.

Poco después de que SSA revelase la ubicación del San José a las autoridades colombianas, según Haberston, el gobierno aprobó una ley que reclamaba la propiedad del barco, imcumpliendo su contrato, y que daba comienzo a una larga batalla legal para invalidar los derechos de SSA. SSA contraatacó emprendiendo acciones legales contra el gobierno colombiano. En 2007, el Tribunal Supremo de Colombia falló que el derecho de SSA al 50 por ciento del tesoro era válido.

En noviembre de 2015, el gobierno de Santos anunció que una expedición colombiana que incluía a arqueólogos de MAC y la Woods Hole Oceanographic Institution, de Massachusetts, descubrió el naufragio del San José, ignorando la afirmación de SSA de que sus buzos habían hallado el lugar del naufragio décadas antes. No se reveló la ubicación del naufragio.

Los encargados de Woods Hole no han devuelto las llamadas en las que solicitábamos comentarios sobre la participación de la institución.

Después de que el gobierno colombiano reclamase el descubrimiento, SSA hizo públicas las coordenadas del naufragio, previamente secretas, como prueba de sus derechos sobre el San José.

El cargamento del San José incluye cerámica y quizá hasta 17.000 millones de euros en oro, plata y joyas.
Fotografía de REMUS, Woods Hole Oceanographic Institution

David Moore, arqueólogo subacuático del Museo Marítimo de Carolina del Norte en Beaufort, afirmó que las estimaciones de las riquezas a bordo del San José se basaban en el galeón gemelo San Joaquín, construido por el mismo astillero y casi idéntico al San José.

En un artículo de 1991 para The Mariner's Mirror, la historiadora Carla Rahn Phillips afirmaba que el San José y el San Joaquín formaban parte de una flota española que transportaba los impuestos y las ganancias de varios años que se le debían a la corona española desde Portobelo, en el actual Panamá, hacia España. Los dos galeones, armados con más de 60 cañones cada uno, eran unos de los buques de guerra más poderosos de la Armada española.

En 1708, España e Inglaterra se enfrentaron en la guerra de sucesión española y los buques de guerra ingleses se encontraban en el Caribe. Al atardecer del 8 de junio, la flota española fue atacada por los barcos ingleses. La oscuridad se había cernido sobre la batalla cuando el San José sufrió una explosión espectacular.

Sobre los combatientes cayó una lluvia de tablones y astillas en llamas procedentes del galeón perdido. El San José «sencillamente desapareció», escribió Phillips, «hundiéndose casi inmediatamente después de la explosión». Solo sobrevivieron a la explosión 11 miembros de una tripulación de más de 600 personas.

Pero el San Joaquín sobrevivió a la batalla y regresó a España con su inmensamente valioso cargamento. La documentación del barco también sobrevivió, de forma que los historiadores pueden hacerse una idea de la riqueza que se hundió con el San José.

 

Seguir leyendo