Así era la primera funeraria del Antiguo Egipto descubierta completamente intacta

Un equipo de arqueólogos explora las cámaras subterráneas del primer taller de momificación completo conocido hasta la fecha y abre cuatro sarcófagos sellados de 2.600 años de antigüedad para descubrir secretos enterrados de la era de los faraones.

martes, 12 de mayo de 2020,
Por Redacción - National Geographic
El reino de las momias egipcias

La excavación, realizada por el Ministerio de Antigüedades de Egipto y la Universidad Eberhard Karls de Tubinga, está documentada para National Geographic por BBC Studios en una serie de cuatro capítulos, y también pone de manifiesto por primera vez que la momificación tenía lugar bajo tierra.

Fotografía de NAtional Geographic

Bajo las arenas de la necrópolis de Saqqara, a menos de una hora en coche al sur de El Cairo,un equipo de arqueólogos ha descubierto un complejo funerario que se remonta al año 600 a.C; la primera funeraria del antiguo Egipto completamente intacta de la que National Geographic ha conseguido imágenes exclusivas. Con zonas dedicadas a la extracción de órganos, al embalsamamiento y al entierro, los hallazgos del equipo están contribuyendo a que el mundo sepa más sobre la muerte y las actividades mortuorias en el antiguo Egipto.

Las cámaras acompañan al equipo del Dr. Ramadan Hussein de la Universidad Eberhard Karls de Tubinga, en Alemania, en colaboración con el Ministerio de Antigüedades de Egipto, mientras descubren nuevos hallazgos históricos y descifran las claves de los procedimientos funerarios del antiguo Egipto. BBC Studios produce para National Geographic esta nueva serie de cuatro episodios titulada El reino de las momias egipcias, que sigue al equipo de arqueólogos mientras exploran las cámaras subterráneas y abren cuatro sarcófagos sellados de 2.600 años de antigüedad para descubrir secretos enterrados de la era de los faraones.

El reino de las momias egipcias se estrena el domingo 7 de junio a las 16:00h en National Geographic y se emitirá en 142 países y 43 idiomas.

Las cámaras acompañan al equipo del Dr. Hussein mientras descubren nuevos hallazgos históricos y descifran las claves de los procedimientos funerarios del antiguo Egipto.

Fotografía de National Geographic

"La tumba contiene momias de personas ricas y pobres, así como pruebas de la existencia de catálogos de servicios funerarios y la calidad de los productos que ofrecían. Descubrimos que los embalsamadores tenían un gran sentido comercial. Reutilizaban las cámaras y revendían los sarcófagos para maximizar la capacidad del complejo”, explica el Dr. Hussein.

Gracias a las investigaciones realizadas dentro de la funeraria han salido a la luz diversos hallazgos: la primera máscara de momia de plata dorada en Egipto desde 1939; la primera momia enterrada con seis vasos canopos que contenían órganos de sus difuntos; inscripciones en tres momias que muestran la existencia de culto a una misteriosa diosa serpiente desconocida hasta ahora; dos sacerdotes de élite con ascendencia libia; y una momia sepultada con los brazos cruzados en una posición divina que solía reservarse a los faraones; entre otros.

Para llegar al taller, a 12,5 metros bajo tierra, el Dr. Hussein y su equipo tuvieron que retirar primero 42 toneladas de arena compactada. Sus trabajos revelaron que la cámara construida estaba dotada de pozos de ventilación situados estratégicamente y de un gran quemador de incienso que actuaba como un sistema rudimentario de aire acondicionado y fumigación, así como canales de drenaje tallados en la roca para canalizar la sangre. Por encima del suelo, y a 1 metro al sur del taller, encontraron otras dos instalaciones que formaban parte de la funeraria, como un conducto a seis tumbas que contienen un total de 54 momias. En la base de este pozo localizaron una tumba que contenía cinco cámaras funerarias, pero, además de las salas visibles, les llevó otro año descubrir una sexta cámara oculta con más momias detrás de un muro de piedra falso.

 

"La tumba contiene momias de personas ricas y pobres, así como pruebas de la existencia de catálogos de servicios funerarios y la calidad de los productos que ofrecían", explica el Dr. Hussein.

Fotografía de National Geographic

El Dr. Ramadan Hussein ha llevado a cabo esta investigación junto con la egiptóloga Prof. Salima Ikram de la American University de El Cairo; el experto en momias, Dr. Stephen Buckley de la Universidad de York; el arqueólogo digital Dr. Matthias Lang de la Universidad de Tubinga; el geo-ingeniero Dr. Ayman Hamed de la Universidad de Suez; y la paelo-radióloga, Prof. Sahar Saleem de la Universidad de El Cairo.

BBC Studios es la productora de El reino de las momias egipcias para National Geographic. Por parte de BBC Studios, las productoras ejecutivas son Sarah Gibbs y Lisa Ausden. Por parte de National Geographic, la productora ejecutiva es Helen Hawken; Hamish Mykura es vicepresidente ejecutivo, programación y desarrollo; y Geoff Daniels es vicepresidente ejecutivo de entretenimiento global.

Detalle de los hallazgos 

Gracias a las investigaciones realizadas dentro de la funeraria han salido a la luz diversos hallazgos:

1. La primera máscara de momia de plata dorada en Egipto desde 1939. Es la tercera máscara de este tipo encontrada en Egipto; su exquisito trabajo y la avanzada técnica que supone recubrir la plata con una fina capa de oro, representan un paso adelante en el proceso de transformación del difunto en un dios. En el antiguo Egipto, la plata valía el doble que el oro y las pruebas no invasivas han determinado la pureza de la plata, 99,07%, por encima de la plata fina que tiene una pureza del 93,5%;

2. La primera momia enterrada con seis vasos canopos que contenían los órganos de los difuntos, sugiere un tipo de funeral completamente nuevo. Durante miles de años, el número habitual de estos recipientes sagrados utilizados para almacenar los órganos momificados de los difuntos era cuatro y cada uno estaba custodiado por un dios especial;

Para llegar al taller, a 12,5 metros bajo tierra, el Dr. Hussein y su equipo tuvieron que retirar primero 42 toneladas de arena compactada.

Fotografía de National Geographic

3. Inscripciones en tres momias identificadas como 'Sacerdotes de Niut-Shaes’ que prueban la existencia de un culto a una misteriosa diosa serpiente desconocido hasta ahora. Aunque se desconocía la existencia de esta diosa, un símbolo en su nombre dice que tomó la forma de una serpiente. Tres sacerdotes indican una secta concreta en vez de adoradores aislados;

4. Dos sacerdotes de élite enterrados en el pozo tenían ascendencia libia. Unas generaciones después de que sus familias se mudaran a Egipto, estos inmigrantes alcanzaron uno de los rangos más altos de la sociedad egipcia. Esto prueba que la etnia no era un obstáculo en un Egipto multicultural donde convivían griegos, carios (del suroeste de Asia), fenicios, nubios y otros pueblos.

5. Una momia fue sepultada con los brazos cruzados en una posición divina que solía reservarse a los faraones. Mientras examinaba el escáner en 3D de una momia, 'Ayawet', el Dr. Hussein observó que tenía los brazos cruzados sobre el pecho, lo que sugiere que pudo ser un sacerdote de alto rango;

6. Y en una extraña coincidencia arqueológica, dos de las momias podrían ser madre e hijo, enterradas a solo 4 metros de distancia. Un sacerdote, 'Tjanimit', menciona el nombre de su madre, 'Didi-Bastet', en su sarcófago, mientras que los jeroglíficos de 'Didi-Bastet' están inscritos en un vaso canopo en la cámara opuesta.

Tecnología

Para comprender mejor el contenido de la tumba y quiénes eran los que trabajaron y fueron enterrados allí, el equipo arqueológico utilizó la última tecnología para escanear y capturar el mayor número posible de datos sobre el complejo funerario:

Los hallazgos del equipo están contribuyendo a que el mundo sepa más sobre la muerte y las actividades mortuorias en el antiguo Egipto.

Fotografía de National Geographic

1. Un escáner médico CT creó una réplica digital en 3D de los vasos canopos sagrados y de su contenido orgánico, un proceso que se ha realizado en muy pocos vasos de este tipo;

2. Se realizaron pruebas químicas avanzadas en los líquidos y las etiquetas de cientos de vasijas antiguas del taller que revelaron los ingredientes que se utilizaban para la momificación. Esto puso en tela de juicio el significado de la palabra egipcia 'entiyu' ('ntyw), que para los expertos significó durante mucho tiempo 'mirra', pero los nuevos hallazgos del equipo sugieren que esta sustancia estaba hecha en realidad de resina de cedro, probablemente importada del Líbano moderno.

3. Se utilizó un kit móvil para radiografiar a las momias en sus tumbas de hace 2.600 años lo que permitió escanear unos restos tan frágiles causando el mínimo daño;

4. El equipo de arqueología digital que acompañaba a la excavación fue uno de los pocos que utilizó el escaneo en 3D para crear maquetas completas de las zonas subterráneas. Los datos recogidos se utilizarán para obtener una recreación virtual de forma que cualquiera pueda explorar la tumba, incluso cuando su contenido se haya convertido en polvo.

El reino de las momias egipcias sigue al equipo de arqueólogos mientras exploran las cámaras subterráneas y abren cuatro sarcófagos sellados de 2.600 años de antigüedad para descubrir secretos enterrados de la era de los faraones.

Fotografía de National Geographic

Sobre Ramadan Hussein

Actualmente, Ramadan Badry Hussein es el Director del Proyecto Tumbas de Saqqara Saite y profesor de Egiptología en la Universidad Eberhard Karls de Tubinga, Alemania. Nacido en Bulaq, un barrio histórico de El Cairo, Ramadan se interesó por primera vez por la arqueología a los nueve años durante un viaje de estudios de su escuela a las pirámides de Giza.

Después de estudiar Egiptología en la Universidad de El Cairo, Ramadan regresó a Giza, esta vez para trabajar como inspector en las excavaciones. Continuó su doctorado en Egiptología en la Universidad de Brown de Estados Unidos de 2001 a 2009, centrándose en la antigua lengua egipcia y en textos religiosos. Regresó al Ministerio de Antigüedades de Egipto como Jefe de Gabinete del Ministro de Antigüedades y contribuyó a la conservación del patrimonio arqueológico egipcio, redactando planes estratégicos para la capacitación del personal, la documentación y conservación de monumentos, la mejora de la infraestructura del museo y la promoción de la investigación y las excavaciones.

Su extenso currículum incluye excavaciones en Giza, Saqqara y Bahariyya Oasis en Egipto, y notables trabajos de investigación y publicaciones. En 2018, descubrió un extraordinario complejo de talleres de momificación (Funeraria) en Saqqara, y la primera máscara de momia de plata dorada que se encontraba en Egipto desde 1939. La revista Archeology consideró que su descubrimiento era uno de los 10 Mejores Descubrimientos Arqueológicos de 2018.

Seguir leyendo