¿Cuál es el origen del gótico inglés? Es más complicado de lo que piensas

En la arquitectura de algunos de los edificios más famosos del mundo se esconde un intercambio cultural entre Europa y Oriente Medio.

Por Roger Luckhurst
Publicado 16 feb 2022, 16:00 CET
El Puente de la Torre de Londres, en Inglaterra, es una de las estructuras más famosas ...

El Puente de la Torre de Londres, en Inglaterra, es una de las estructuras más famosas del estilo gótico. Sus agujas son una influencia de los minaretes de la arquitectura islámica, señalando el antiguo intercambio de ideas culturales entre Occidente y Oriente Medio.

Fotografía de Daniel Leal, AFP/Getty Images

Cuando el fuego devastó la catedral de Notre Dame de París en abril de 2019, la historiadora de arquitectura Diana Darke señaló en un post de Twitter que, por supuesto, todo el mundo sabía que la famosa torre gemela y el rosetón de la mejor catedral gótica de Francia fueron copiados de una iglesia siria de Qalb Loze construida en el siglo V. El post, que se hizo viral, fue celebrado y refutado.

A Darke le sorprendió la reacción popular a lo que los historiadores han establecido como una vía de influencia bien conocida: el comercio de ideas arquitectónicas entre Oriente y Occidente. Hace siglos que se argumentó que los elementos clave que definen el estilo gótico se tomaron prestados de la arquitectura islámica de Oriente Medio. Los altísimos pináculos del Palacio de Westminster en Londres, los arcos apuntados de la Basílica de San Marcos en Venecia y los rosetones de Notre Dame apuntan a la influencia del diseño islámico.

(Relacionada: Viaje fotográfico vintage por Notre Dame para celebrar su restauración)

La historiadora de la arquitectura Diana Darke y otros expertos han señalado que las torres gemelas y los rosetones de la catedral de Notre Dame de París se copiaron de una iglesia siria construida en el siglo V.

Fotografía de Hugo Passarello Luna, Hans Lucas/Redux

Pero desde principios del siglo XIX, estas aportaciones se olvidaron y el gótico pasó a celebrarse como un estilo intrínsecamente noreuropeo. En Gran Bretaña, fue en ese siglo, tras una revisión de este estilo arquitectónico medieval ,cuando se le empezó a llamar "gótico". Los partidarios del revivalismo dejaron de desdeñar el gótico como una forma tosca o bárbara, y en su lugar lo reconvirtieron en un estilo nacional y patriótico.

Al conocer esta historia más profunda de algunos de los edificios más emblemáticos de Europa, los viajeros pueden acercarse a estas conocidas atracciones con nuevos ojos y darse cuenta de que la "división Este-Oeste" no es tan profunda como a menudo nos hacen pensar.

Reviviendo el gótico en Inglaterra

La arquitectura del Renacimiento gótico, que retoma elementos de las mayores catedrales medievales de Europa, como la Abadía de Westminster de Londres y Notre Dame de París, sirvió para definir el poderío imperial de la Inglaterra victoriana.

(Relacionada: La catedral de Notre Dame: 800 años de historia arden en París)

Pueden verse ejemplos de este fenómeno por todo Londres: desde el Albert Memorial de 1872 en Hyde Park (construido para recordar al querido consorte de la Reina) hasta la ostentosa superposición de arcos en la amplia fachada de 1873 del St. Pancras Renaissance Hotel London (antes Midland Grand Hotel) en la estación de tren de St. Pancras.

El principal defensor de este Renacimiento gótico en Inglaterra, Augustus Pugin, afirmaba que se trataba de una arquitectura propiamente cristiana que desechó la devoción pagana por las simetrías griegas y romanas. El influyente creador de tendencias John Ruskin sostenía en 1851 que era la expresión de una sensibilidad noreuropea, marca de tribus viriles e inquietas como los godos. Se suponía que el estilo del Renacimiento gótico simbolizaba el orden, la tradición y la continuidad en un mundo moderno volátil.

Izquierda: Arriba:

Después de que un incendio destruyera la Abadía de Westminster en 1834, se reconstruyó en un estilo gótico que el arquitecto John Carter denominó "Arquitectura Nacional de Inglaterra".

Fotografía de Angelo Hornak, Corbis/Getty Images
Derecha: Abajo:

Augustus Pugin, uno de los principales defensores del estilo del Renacimiento Gótico, dibujó este estudio de la Abadía de Westminster hacia 1809.

Fotografía de Illustration by Augustus Charles Pugin, Heritage Art/Getty Images

El arquitecto del siglo XIX John Carter consideraba la palabra gótico "un apelativo bárbaro" y defendía que debía llamarse simplemente "inglés". En medio de una larga guerra con la Francia revolucionaria, Carter declaró que el gótico era "nuestra arquitectura nacional", arraigada en siglos de tradición. Después de que un incendio destruyera el Palacio de Westminster en 1834, éste fue inevitablemente reconstruido en estilo gótico.

Sin embargo, en otros lugares, incluso en el apogeo del Renacimiento gótico victoriano, era evidente para muchos que el gótico había llegado de Oriente.

La influencia islámica en el gótico

Cuando el arquitecto barroco Christopher Wren obtuvo oficialmente en 1673 el encargo de reconstruir el edificio más emblemático de Londres, la catedral de San Pablo (después de que la iglesia gótica medieval fuera destruida en el Gran Incendio de 1666) optó por diseñarla en estilo neoclásico. El pórtico de entrada de la fachada oeste estaba formado por 12 columnas griegas abajo y ocho arriba, enmarcadas por torres simétricas. Es racional y ordenado, una maravilla matemática. Wren descartó explícitamente el "gótico" irracional y asimétrico, que según él sería mejor llamar "sarraceno".

(Relacionada: Notre Dame: La increíble carrera contra el infierno)

La Cúpula de la Roca, en Jerusalén, está coronada por una cúpula dorada, un elemento de diseño común en las mezquitas de todo Oriente Medio.

Fotografía de Naftali Hilger, Laif, Redux

"Sarraceno" era el término utilizado en la Europa medieval para agrupar a los musulmanes árabes. Wren suponía que fue durante las Cruzadas (de 1096 a 1291) cuando los europeos occidentales que luchaban contra la expansión de los estados islámicos en Oriente Medio vislumbraron por primera vez los arcos ojivales, los tejados de crucería, las cúpulas, los rosetones y las torres de los minaretes que eran típicos de los edificios religiosos y los complejos palaciegos en grandes franjas del Oriente islámico. Una vez que los cruzados regresaron a su país, lo que Wren denominó "arco de medio punto" comenzó a aparecer sobre las nuevas puertas de las iglesias, y los minaretes se convirtieron en modelos para los campanarios y agujas de las catedrales.

(El coronavirus trastoca los planes de restauración de Notre Dame)

Incluso cuando Wren desestimó el recurso del arco apuntado, tal y como aparecía en el gótico, por carecer de "proporción, uso o belleza", siguió confiando en Oriente para el elemento más llamativo de San Pablo: su majestuosa cúpula. Las antiguas mezquitas de todo Oriente Medio utilizan cúpulas para coronar sus espacios sagrados (como la Cúpula de la Roca de Jerusalén, terminada en 691).

La catedral de San Pablo, en Londres, tiene una impresionante cúpula que el arquitecto Christopher Wren incorporó de la arquitectura islámica.

Fotografía de Barry Lewis, In Pictures/Getty Images

Los renovadores góticos se esforzaron por invertir el argumento de Wren. Dijeron que el Neoclasicismo griego o romano suponía una importación extranjera sospechosa. Sin embargo, Wren estaba siendo históricamente correcto y veraz.

La influencia islámica apareció también en otros elementos de diseño. El interior del Crystal Palace de Londres, construido con la Gran Exposición de 1851 en mente para celebrar el alcance mundial del Imperio Británico, estaba pintado en realidad con colores llamativos que el diseñador Owen Jones había tomado de la Alhambra de Granada. Consideraba que el palacio islámico era la mejor forma de expresión arquitectónica del mundo. Las elecciones de Jones fueron inicialmente controvertidas, pero su celebración de los estilos árabes y los edificios policromáticos de Oriente hicieron que se incorporaran plenamente a la arquitectura inglesa.

Muy pronto, el impacto se extendió desde los espacios sagrados y públicos al mundo del comercio. Los grandes almacenes ingleses, tan importantes para la lujosa experiencia de compra victoriana, también se tomaron prestados de los mercados cubiertos y los bazares de Oriente Medio.

La continua interacción entre Oriente y Occidente

El diálogo creativo entre Oriente y Occidente continúa en la actualidad. En la lista de finalistas del Premio Stirling 2021, uno de los más prestigiosos galardones de arquitectura del Reino Unido, figuraba la hermosa Mezquita Central de Cambridge, diseñada por Marks Barfield Architects.

Las vigas de madera del techo de la sala de oración principal se extienden hacia arriba y hacia afuera como intrincadas ramas de árbol. Es un eco, quizás, de la encantadora teoría propuesta por el obispo William Warburton en 1760 de que los techos acanalados de las iglesias góticas derivaban de que "los pueblos del norte tenían la costumbre, durante la penumbra del paganismo, de adorar a la deidad en arboledas". Aunque esto era una mera especulación, ya que las nervaduras de los techos procedían de soluciones constructivas orientales.

El diseño de esta mezquita moderna, al igual que el de la iglesia del Renacimiento gótico, apunta a la verdad subyacente de que muchas formas arquitectónicas son producto de un intrincado intercambio de diferentes culturas. Estos patrones de influencia mutua producen ingeniosas fusiones e híbridos. Los ideólogos puede que pongan a Oriente y Occidente en una oposición implacable. Pero muchos de los espacios que atravesamos cada día revelan una historia muy diferente, y mucho más optimista.

Roger Luckhurst es profesor del Departamento de Inglés del Birkbeck College de la Universidad de Londres, donde está especializado en el gótico. Su libro 'Gothic: An Illustrated History' ['Gótico: una historia ilustrada] fue publicado por Princeton University Press en 2021.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Yeda, una puerta "mágica" de La Meca
Viaje y Aventuras
¿Es la ciudad de sultanes de Granada la maravilla más desconocida del siglo XXI?
Viaje y Aventuras
Así ha transformado Belfast los astilleros del Titanic en su principal lugar de interés
Historia
Muchos monumentos históricos corren el mismo peligro que Notre Dame
Historia
La catedral de Notre Dame: 800 años de historia arden en París

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved