El violento deporte italiano que inspiró el fútbol americano moderno

A pesar de las terribles lesiones, los barrios de Florencia siguen compitiendo por la gloria en el 'calcio storico' cada verano.

Durante la final de 2017, un jugador corre hacia la portería contraria. Los jugadores pueden utilizar cualquier medio necesario (incluidos puñetazos, patadas y lucha) para llevar el balón a la portería, o caccia.

Fotografía de Clara Vannucci, Institute
Por Daniel Stone
Publicado 2 ene 2023, 11:06 CET

Aunque probablemente nunca hayas oído hablar del calcio storico, las probabilidades de que hayas jugado a alguna versión de él son casi del 100%. Este deporte italiano creado durante el Renacimiento italiano es el juego de la portería original, en el que dos equipos luchan en un campo por defender su lado e invadir la portería contraria. El fútbol, el hockey, el lacrosse, el rugby y el fútbol americano son iteraciones sobre el mismo tema.

(Relacionado: ¿Dónde surgió el fútbol? Esto dicen los arqueólogos)

El antiguo deporte calcio storico se sigue practicando en Florencia, Italia. Los seguidores del equipo azzurro, que representa al barrio de Santa Croce de la ciudad, lo celebran con el color de su equipo, el azul, mientras los participantes en el corteo, o procesión tradicional, pasan ataviados con vestimentas medievales.

Fotografía de Clara Vannucci, Institute

En el calcio storico, sin embargo, la lucha es real. Y no un subproducto del juego, como en el hockey sobre hielo o el fútbol americano, sino la misma esencia del deporte. "Por eso viene la gente", dice Carla Vannucci, una fotógrafa italiana que creció viendo partidos y, hace unos tres años, decidió fotografiarlos.

Según las reglas, dos equipos de 27 jugadores cada uno empieza el partido en lados diferentes de un campo rectangular. Se coloca un balón en el centro. Durante 50 minutos, los hombres, musculosos, hacen lo que sea para meter la pelota en la red del equipo contrario. Antes, la participación estaba limitada a los residentes nativos de Florencia, pero ahora las autoridades permiten que cada equipo cuente con dos jugadores de fuera. Los puntos importan, pero la atención del público tiende a fijarse en el combate cuerpo a cuerpo. En uno de los partidos de junio, uno de los equipos del barrio reclutó a un atleta profesional de artes marciales mixtas (MMA) del Reino Unido. El hombre luchó hasta quedar cubierto de sangre, tambaleándose en el campo como si estuviera a punto de desmayarse, y luego encontró un nuevo oponente para seguir luchando.

(Relacionado: El fútbol habla un lenguaje universal, y estas imágenes lo demuestran)

Todos los años, en la última semana de junio, Florencia celebra su torneo de calcio storico. Los ganadores de los dos primeros partidos pasan a la final del 24 de junio, fiesta de San Juan, patrón de la ciudad.

Fotografía de Clara Vannucci, Institute

Los jugadores del equipo Bianchi, procedente del barrio Santo Spirito de Florencia, celebran su victoria tras la final de 2016.

Fotografía de Clara Vannucci, Institute

Los Bianchi celebran su victoria tras la final de 2016. Con los campos de juego cubiertos de arena, es imposible no ensuciarse.

Fotografía de Clara Vannucci, Institute

Los hombres abandonan habitualmente el campo con la cara ensangrentada y las extremidades rotas, a veces con los huesos sobresaliendo de la piel. ¿Y a cambio de qué? No por el premio, que tradicionalmente es una vaca, algo de dinero y un trozo de tela pintado llamado palio, algo parecido a una bandera. Como en la mayoría de los deportes, la moneda más valiosa es la gloria. No se puede poner precio a ser una leyenda del barrio durante un año.

¿Es el calcio storico un deporte influyente que ayudó a crear muchos deportes modernos o, por el contrario, una bárbara nota a pie de página eliminada en favor de sensibilidades más suaves? Probablemente la respuesta sea ambas cosas. Pero la mejor pregunta podría ser por qué los florentinos adoran un deporte tan sangriento que se practica tan públicamente, a menudo en la céntrica plaza de Santa Croce de Florencia. Hay un inmenso orgullo cultural en la historia del juego. Y además, dice Vannucci, "es una forma de liberar el lado animal de cada uno: el del público y el de los jugadores". Las peleas violentas, normalmente consideradas un delito, se convierten, un día, en algo que el alcalde acude a vitorear.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
Un deporte moderno con raíces tradicionales: la lucha senegalesa
Historia
Conoce la compleja danza mexicana de los tastuanes
Historia
Un reino de cuento de hadas que se enfrenta a problemas reales
Historia
Las vidas ocultas de una comunidad religiosa secular en Siberia
Historia
En esta aldea asolada por la guerra solo viven mujeres y niños

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved